Páginas vistas en total

domingo, 1 de octubre de 2017

Represion policial en Barcelona

video

El racismo en USA

video









jueves, 31 de agosto de 2017

Analisis sobre Venezuela



mm
Juan Carlos Monedero

11 tesis sobre Venezuela y una conclusión escarmentada



“Y se empeñaba en repetir lo mismo: “Esto no es como en una guerra… En una batalla tienes el enemigo delante… Aquí, el peligro no tiene rostro ni horario”. Se negaba a tomar somníferos o calmantes: “No quiero que me agarren dormido o amodorrado. Si vienen por mí, me defenderé, gritaré, tiraré los muebles por la ventana… Armaré un escándalo…”
Alejo Carpentier, La consagración de la primavera

1. Es indudable que Nicolás Maduro no es Allende. Tampoco es Chávez. Pero los que dieron el
golpe contra Allende y contra Chávez son, y eso también es indudable, los mismos que ahora están buscando un golpe en Venezuela.

2. Los enemigos de tus enemigos no son tus amigos. Puede no gustarte Maduro sin que eso implique olvidar que ningún demócrata puede ponerse al lado de los golpistas que inventaron los escuadrones de la muerte, los vuelos de la muerte, el paramilitarismo, el asesinato de la cultura, la operación Cóndor, las masacres de campesinos e indígenas, el robo de los recursos públicos. Es comprensible que haya gente que no quiera ponerse del lado de Maduro, pero conviene pensar que en el lado que apoya a los golpistas están, en Europa, los políticos corruptos, los periodistas mercenarios, los nostálgicos del franquismo, los empresarios sin escrúpulos, los vendedores de armas, los que defienden los ajustes económicos, los que celebran el neoliberalismo. No todos los que critican a Maduro defienden esas posiciones políticas. Conozco gente honesta que no soporta lo que está pasando ahora mismo en Venezuela. Pero es evidente que del lado de los que están buscando un golpe militar en ese país están los que siempre apoyaron los golpes militares en América Latina o los que priman sus negocios por encima del respeto a la democracia. Los medios de comunicación que están preparando la guerra civil en Venezuela son los mismos conglomerados mediáticos que vendieron que en Irak había armas de destrucción masiva, que nos venden que hay que rescatar a los bancos con dinero público o que defienden que la orgía de los millonarios y los corruptos hay que pagarla entre todos con recortes y privatizaciones. Saber que se comparte trinchera con semejante gente debiera llamar a la reflexión. La violencia siempre debe ser la línea roja que no debe traspasarse. No tiene sentido que el odio a Maduro ponga a nadie decente al lado de los enemigos de los pueblos.

3. Maduro heredó un papel muy difícil -gestionar Venezuela en un momento de caída de los precios del petróleo y de regreso de Estados Unidos a Latinoamérica después de la terrible aventura en Oriente Medio- y una misión imposible -sustituir a Chávez-. La muerte de Chávez privó a Venezuela y a América Latina de un líder capaz de poner en marcha políticas que han sacado de la pobreza a 70 millones de personas en el continente. Chávez entendió que la democracia en un solo país era imposible y puso sus recursos, en un momento de bonanza gracias a la recuperación de la OPEP, para que se iniciara la etapa más luminosa de las últimas décadas en el continente: Lula en Brasil, Correa en Ecuador, Morales en Bolivia, Kirchner en Argentina, Lugo en Paraguay, Mujica en Uruguay, Funes en El Salvador, Petro en Bogotá e incluso Bachelet en Chile referenciaban esa nueva etapa. La educación y la salud llegaron a los sectores populares, se completó la alfabetización, se construyeron viviendas públicas, nuevas infraestructuras, transportes públicos (después de la privatización de los mismos o la venta y cierre de los trenes), se frenó la dependencia del FMI, se debilitó el lazo con los Estados Unidos creándose la UNASUR y la CELAC. También hay sombras, principalmente vinculadas a la debilidad estatal y a la corrupción. Pero haría falta un siglo para que los casos de corrupción en los gobiernos progresistas de América Latina sumen, por citar sólo un asunto, el coste de la corrupción que significa el rescate bancario. La propaganda de los dueños de la propaganda terminan logrando que el oprimido ame al opresor. Nunca desde la demonización de Fidel Castro fue ningún líder latinoamericano tan vilipendiado como Chávez. Para repartir entre los pobres, hubo que decirle a los ricos, de América y también de Europa, que tenían que ganar un poco menos. Nunca lo toleraron, lo que puede entenderse, especialmente en España, donde, en mitad de la crisis, responsables económicos y políticos del Partido Popular robaban a manos llenas al tiempo que decían a la gente que tenía que apretarse el cinturón ¿Iba Chávez ese “gorila” a frenarles sus negocios? Desde que ganó las primeras elecciones en 1998, Chávez tuvo que enfrentarse a numerosos intentos de derribarlo. Por supuesto, con la inestimable ayuda de la derecha española, primero con Aznar, luego con Rajoy, y la ya conocida participación de Felipe González como lobbista de grandes capitales. (Es curioso que el mismo Aznar que hizo negocios con Venezuela y con Libia luego se convirtió en ejecutor cuando se lo ordenaron. Gadafi incluso le regaló a Aznar un caballo. Pablo Casado fue el asistente de Aznar en esa operación. Luego, cosas de la derecha, celebraron su asesinato).

4. Chávez no legó a Maduro los equilibrios nacionales y regionales que construyó, que eran políticos, económicos y territoriales. Eran una construcción personal en un país que salía de tasas de pobreza del 60% de la población cuando llegó Chávez al gobierno. Hay cambios que necesitan una generación. Ahí es donde la oposición pretende estrangular a Maduro, con problemas mal resueltos como las importaciones, los dólares preferenciales o las dificultades para frenar la corrupción que desembocan en desabastecimiento. Sin embargo, Maduro supo reeditar el acuerdo “cívico-militar” que tanto molesta a los amigos del golpismo. Algo evidente, pues Estados Unidos siempre ha dado los golpes buscando apoyos en militares autóctonos mercenarios o desertores. El ejército en América Latina solo se entiende en relación con Estados Unidos. Les han formado, sea en tácticas de tortura o en “lucha contrainsurgente”, sea en el uso de las armas que les venden o en el respeto debido a los intereses norteamericanos. En Venezuela, los mismos que formaron a los asesinos de la Escuela Mecánica de la Armada argentina o que sostuvieron al asesino Pinochet lo tienen complicado (el asalto por parte de mercenarios vestidos de militares a un cuartel en Carabobo buscaba construir la sensación de fisuras en el ejército, algo que a día de hoy no parece que exista). Igual que ha comprado militares, Estados Unidos siempre ha comprado jueces, periodistas, profesores, diputados, senadores, presidentes, sicarios y a quien hiciera falta para mantener a América como su “patio trasero”. El cártel mediático internacional siempre le ha cubierto las espaldas. Es la existencia de Estados Unidos como imperio lo que ha construido el ejército venezolano. Los nuevos oficiales se han formado en el discurso democrático soberano y antiimperialista. Son mayoría. Hay también una oficialidad -la mayoría ya jubilándose- que se formó en la vieja escuela y sus razones para defender la Constitución venezolana serán más particulares. Las deficiencias del Estado venezolano afectan también al ejército, aún más en zonas problemáticas como las fronteras. Pero los cuarteles en Venezuela están con el Presidente constitucional. Y por eso es aún más patético escuchar al demócrata Felipe González pedir a los militares venezolanos que den un golpe contra el gobierno de Nicolás Maduro.

5. A esas dificultades de heredar los equilibrios estatales y los acuerdos en la región (la amistad de Chávez con los Kirchner, con Lula, con Evo, con Correa, con Lugo), hay que añadir que la pugna de Arabia Saudí con el fracking y con Rusia, hundió los precios del petróleo, principal riqueza de Venezuela. Esta inesperada caída del precio del petróleo colocó al gobierno de Maduro en una situación complicada (es el problema de los “monocultivos”. Basta para entenderlo pensar qué ocurriría en España si se hundiera un 80% el turismo por causas ajenas a ningún gobierno. ¿Sacaría Rajoy siete u ocho millones de votos en una situación así?). Maduro ha tenido que reconstruir los equilibrios de poder en un momento de crisis económica brutal.

6. La oposición en Venezuela lleva intentando dar un golpe de Estado desde el mismo día que ganó Chávez. Venezuela fue el mascarón de proa del cambio continental. Acabar con Venezuela es abrir la espita para que ocurra lo mismo en los sitios donde aún no ha regresado el neoliberalismo. A las oligarquías les molestan los símbolos que debilitan sus puntos de vista. Pasó con la II República en 1936, pasó en Chile con Allende en 1973. Acabar con la Venezuela chavista es regresar a la hegemonía neoliberal e, incluso, a las tentaciones dictatoriales de los años setenta.

7. Venezuela tiene además las reservas de petróleo más grandes del mundo, agua, biodiversidad, el Amazonas, oro, coltán -quizá la reserva más grande del mundo de coltán-. Los mismos que han llevado la destrucción a Siria, a Irak o a Libia para robarles el petróleo, quieren hacer lo mismo en Venezuela. Necesitan ganarse previamente a la opinión pública para que el robo no sea tan evidente. Necesitan reproducir en Venezuela la misma estrategia que construyeron cuando hablaban de armas de destrucción masiva en Irak. ¿O no se creyó mucha gente honesta que había armas de destrucción masiva en Irak? Hoy, aquel país antaño próspero es una ruina. Quien se creyó aquellas mentiras del PP, que mire cómo está hoy Mosul. Enhorabuena a los ingenuos. Las mentiras siguen todos los días. La oposición puso una bomba al paso de policías en Caracas y todos los medios impresos publicaron la foto como si la responsabilidad fuera de Maduro. Un helicóptero robado lanzó granadas contra el Tribunal Supremo y los medios lo silencias. Son actos terroristas. De esos que abren portadas y los telediarios. Salvo cuando suceden en Venezuela. Un referéndum ilegal en Venezuela “presiona al régimen hasta el límite”. Un referéndum ilegal en Catalunya es un acto cercano al delito de sedición.

8. El cártel mediático internacional ha encontrado un filón. Se trata de una reedición del miedo ante la Rusia comunista, la Cuba dictatorial o el terrorismo internacional (nunca dirán que el ISIS es una construcción occidental financiada con capital norteamericano principalmente). Venezuela se ha convertido en el nuevo demonio. Así se les permite acusar de “chavistas” a los adversarios y les evita hablar de la corrupción, del vaciamiento de las pensiones, de la privatización de los hospitales, las escuelas y las universidades o de los rescates bancarios. Mélenchon, Corbyn, Sanders, Podemos o cualquier fuerza de cambio en América Latina son descalificados con la acusación de chavistas, ahora que acusar de comunistas o de etarras tiene poco recorrido. El periodismo mercenario lleva años con esa estrategia. Nadie nunca ha explicado qué política genuinamente bolivariana va en los programas de los partidos de cambio. Pero da lo mismo. Lo importante es difamar.Y gente de buena voluntad termina creyendo que hay armas de destrucción masiva o que Venezuela es una dictadura donde, curiosamente, todos los días la oposición se manifiesta (incluso atacando instalaciones militares), donde los medios critican libremente a Maduro (no como en Arabia Saudí, Marruecos o Estados Unidos) o donde la oposición gobierna en alcaldías y regiones. Es la misma táctica que construyó durante la guerra fría el “peligro comunista”. Por eso en España, con Venezuela, tenemos una nueva Comunidad Autónoma de la que solamente falta que nos digan al final de los telediario el tiempo que va a hacer en Caracas ese día. De cada cien veces que se dice “Venezuela”, noventa y cinco sólo buscan distraer, ocultar o mentir.

9. Venezuela tiene un problema histórico que no ha resuelto. Al carecer de minas durante la colonia, no fue un Virreinato, sino una simple capitanía general. El siglo XIX fue una guerra civil permanente, y en el siglo XX, cuando se empezó a construir el Estado, ya tenían petróleo. El Estado venezolano siempre ha sido rentista, carente de eficacia, agujereado por la corrupción y rehén de las necesidades económicas de los Estados Unidos acordadas con las oligarquías locales. El choque entre la Asamblea y la jefatura del Estado actual debiera haberse zanjado jurídicamente. Señales de la ineficiencia vienen siendo evidentes desde hace tiempo. El rentismo venezolano no se ha superado. Venezuela redistribuyó la renta del petróleo entre los más humildes, pero no ha superado esa cultura política rentista ni ha mejorado el funcionamiento de su estado. Pero no nos engañemos. Brasil tiene una estructura jurídica más consolidada y el Parlamento y algunos jueces han dado un golpe de Estado contra Dilma Roussef. Donald Trump puede cambiar a la Fiscal General y no pasa nada, pero si lo hace Maduro, Jefe del Estado igualmente elegido en unas elecciones, se le acusa de dictador. Una parte de las críticas a Maduro son tramposas porque olvidan que Venezuela es un sistema presidencialista. Es por eso que la Constitución permite al Presidente convocar una Asamblea Constituyente. Gustará más o menos, pero el artículo 348 de la Constitución vigente de Venezuela faculta al Presidente en esa tarea, igual que en España el Presidente del Gobierno puede disolver el Parlamento.

10. Zapatero y otros ex Presidentes, el Papa, Naciones Unidas vienen pidiendo a ambas partes en Venezuela que dialoguen. La oposición reunió en torno a siete millones de votos (si bien es más complicado que puedan llegar a ese acuerdo en torno a un candidato o candidata a la Presidencia del país). Maduro, en un contexto regional muy complicado, con fuertes estrecheces económicas que afectan a la compra de insumos básicos, incluidas medicinas, ha juntado ocho millones de votos (aunque sean siete, según las declaraciones tan sospechosas del Presidente de Smarmatic, que acaba de firmar un contrato millonario en Colombia). Venezuela está claramente dividida. La oposición, como otras veces, ha optado por la violencia y luego no entiende que Maduro sume tantos millones de apoyos. Si en España un grupo quemase centros de salud, quemase escuelas, disparara contra el Tribunal Supremo, asaltara cuarteles, contratara a marginales para sembrar el terror, impidiese con formas de lucha callejera el tránsito e, incluso, quemase vivas a personas por pensar diferente ¿alguien se extrañaría que la ciudadanía votase en la dirección contraria a esos locos?

11. Fracasada la vía violenta, a la oposición venezolana le quedan dos posibilidades: seguir con la vía insurreccional, alentada por el Partido  Popular, Donald Trump y la extrema derecha internacional, o intentar ganar en las urnas. Estados Unidos sigue presionando (en declaraciones a un semanario uruguayo, el Presidente Tabaré dijo que votó para expulsar ilegalmente a Venezuela del Mercosur por miedo a las represalias de los países grandes). 57 países de Naciones Unidas han exigido que se respete la soberanía de Venezuela. Como Estados Unidos no logra mayoría para forzar a Venezuela, insiste en inventar espacios (como la Declaración de Lima, sin ninguna fuerza jurídica porque no han conseguido mayoría en la OEA). La derecha mundial quiere acabar con Venezuela, aunque eso le cueste sangre y fuego a la población venezolana. Por eso algunos opositores, como Henry Ramos-Allup, han llamado al fin de la violencia. Venezuela tiene en el horizonte elecciones municipales y regionales. Es el escenario donde la oposición debiera demostrar esa mayoría que reclaman. Venezuela tiene que convocar esas elecciones y es una oportunidad excelente para medir electoralmente las fuerzas. Porque, de lo contrario, el choque que estamos viendo se enquistará y se convertirá en una gangrena terrible. ¿A quién le interesa una guerra civil en Venezuela? No nos engañemos. Ni al PP ni a Trump le interesan los derechos humanos. Si así fuera romperían con Arabia Saudí, que va a decapitar a quince jóvenes por manifestarse durante la Primavera Árabe, o dan latigazos a las mujeres que conducen; o con Colombia, donde van 150 asesinados por los paramilitares en los últimos meses; o en México, donde se asesina cada mes a algún periodista y aparecen fosas comunes con decenas de cadáveres. Penas de 75 años están pidiendo en Estados Unidos contra manifestantes contra las políticas de Trump. Venezuela se ha convertido en España en la 18 Comunidad Autónoma sólo porque el Presidente Rajoy ha tenido que comparecer como testigo por la corrupción en su partido. Es más airoso hablar de Venezuela que de la corrupción de los 800 cargos del PP imputados. Hay ingenuos que les creen. ¿Qué dirán ahora que el grueso de la oposición ha aceptado participar en las elecciones regionales? El pacto entre el PSOE y Podemos en Castilla-La Mancha ha sido presentado por la derecha manchega como el comienzo de la venezonalización de España. Cuánta caradura y cuánta estupidez. Hay gente que les cree. Mientras, el PP guarda silencio ante, por ejemplo, las persecuciones que la dictadura monárquica marroquí hace en España de los disidentes políticos, o encarcela por orden del dictador Erdogan a un periodista crítico con la dictadura turca. ¿Nos va a decir alguien que a estos gobiernos les interesan los derechos humanos?
Conclusión: no hace falta comulgar, ni mucho menos, con Maduro y su manera de hacer las cosas, para no aceptar el golpe de estado que se quiere construir en Venezuela. Estamos hablando de no volver a cometer los mismos errores creyéndonos las mentiras que construyen los medios. Venezuela tiene que solventar sus problemas dialogando. Y es evidente que tiene problemas. Pero dos mitades enfrentadas no van a ningún lado monologando. Aunque a una parte le apoyen los países más poderosos del ámbito neoliberal. Ni el PP ni la derecha quieren diálogo. Quieren que Maduro se entregue. ¿Y cree alguien que los ocho millones de votantes de la Asamblea Constituyente se iban a quedar de brazos cruzados? El nuevo gobierno les reprimiría e, incluso, les asesinaría. Los medios dirían que la democracia venezolana se estaría defendiendo de los enemigos de la democracia. Y volvería a haber gente ingénua que les creería.

Desde el resto del mundo, en nombre de la democracia, bastan dos cosas: exigir y alentar el diálogo en Venezuela, y  entender que sería bueno no permitir ni al PP ni a las derechas internacionales, empezando por Donald Trump, reeditar una de sus miserias más horribles que consiste en sembrar dolor en otros sitios para ocultar el dolor que construyen en nuestros propios países.

martes, 1 de agosto de 2017

La manipulacion de la informacion en España sobre lo que esta sucediendo en Venezuela

La foto de un atentado terrorista en Caracas que convierte en represor a la víctima
La mayor parte de los medios de comunicación españoles han utilizado la violencia durante la jornada electoral en Venezuela para cargar contra "la represión del régimen de Maduro", a pesar de que se trataba de ataques de los grupos de encapuchados que colaboran con las marchas opositoras.
Las llamas rodean a varios policías tras el atentado de este domingo. - REUTERS
Este domingo fueron las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela. Entre las numerosas acciones violentas de la oposición que intentó boicotear las votaciones destacó una bomba incendiaria detonada al paso de varios efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en Caracas. Una explosión que provoca siete agentes heridos y que nadie hubiera dudado en calificar de atentado terrorista en cualquier lugar del mundo.
Pero en los medios españoles, en plena campaña contra el gobierno de Maduro, hasta el punto de que llevan semanas silenciando las acciones terroristas de los manifestantes opositores, incluidos los asesinatos de simpatizantes del gobierno que han sido quemado vivos, convierten la espectacular foto del atentado en una acusación de represión contra el gobierno.
Es el mundo al revés, el gobierno que convoca unas elecciones es acusado de dictador y la foto de un atentado terrorista contra él se presenta en portada de periódicos como la prueba de su represión.
Repasemos los ejemplos de las portadas de la prensa escrita en España:


Portada ABC

ABC:

“Maduro encubre con violencia y represión el fracaso de su constituyente”

Portada El Mundo

El Mundo:


“Maduro perpetra su golpe”

Portada La Razón


La Razón:

“Baño de sangre en el 'Madurazo'”

Portada La Voz de Galicia

La Voz de Galicia:


“La votación golpista de Maduro desata la violencia en Venezuela”


Portada Heraldo de Aragón

Heraldo de Aragón:


“Maduro reprime el boicot electoral de la oposición”


Portada El Norte de Castilla

El Norte de Castilla:



El pie de la foto ignora que es un atentado con la policía y que fueron heridos siete de ellos, se limita a decir que pasaban por allí.
“Policías motorizados pasan al lado de una explosión en Caracas”

Los agentes de policías de un gobierno legítimo sufren un atentado con bomba y la prensa española lleva la foto a la portada para hablar de “violencia y represión” del gobierno, “baño de sangre” provocado por el presidente, las votaciones son “votación golpista” y “desata la violencia”. Y la policía no sufre un atentado, simplemente pasó por al lado de una explosión. Hemos llegado al punto en que acercarse a un quiosco de prensa es alejarse de la verdad de lo que sucede en el mundo.

sábado, 8 de julio de 2017

Làzaro Junco, un grande del beisbol cubano


Lázaro Junco: «Quisieron destruirme y me robé el show»

Lázaro Junco

Por: Boris Luis Cabrera
En estos tiempos, cuando se habla del número 32 de Matanzas, la gran mayoría de los aficionados piensa en el señor Víctor Mesa o en su hijo Víctor Víctor, pero la realidad es que ese número memorable hace años debería estar retirado de las camisetas yumurinas y ondeando en lo más alto del Victoria de Girón, es el que llevaba Lázaro Junco en su espalda, el más grande de todos los jonroneros de esa tierra y el primero en Cuba en alcanzar la cifra de 400 vuelacercas.
Está al otro lado de la línea telefónica, el diez veces líder jonronero en nuestras series nacionales, el que tiene la tercera mejor frecuencia de jonrones en nuestras lides (14.27), solo superado por Romelio Martínez (12.84) y Orestes Kindelan (13.32), el hombre que jamás se sonrió en el terreno, el que soportó callado colosales injusticias, el que se batió con los absurdos demonios de su época, el callado, el introvertido que siempre respondía a necios y ordinarios directivos con largos cuadrangulares, el gigante de Limonar.

Esta vez ya no tiene el bate en la mano, pero sigue dando aquellos batazos enormes por encima del techo del estadio, con su verbo y su tremenda humildad. Está al otro lado de la línea telefónica y no tiembla cuando nos abre, para Play- Off Magazine, el preciado cofre donde guarda sus verdades.

¿Qué estás haciendo ahora?

Actualmente estoy trabajando en la EIDE de Matanzas, llevo 18 años con los muchachos del Sub-15. Estamos pasando muchas necesidades con los implementos, con las pelotas, con los bates… Gracias a los padres, que ayudan bastante, de lo contrario el trabajo sería imposible, eso es aquí en la EIDE, que es el centro de alto rendimiento, no quisiera ver en otros lugares, en los municipios, que queda para ellos. Yo siempre lo digo en todas las reuniones, se lo digo a los dirigentes deportivos, a Carlos Loyd, a Barroso, a todo el que me encuentre yo se lo digo. Cada vez que veo en la televisión a esos “señores” que dirigen el béisbol culpando a la base, a mí me duele, porque nunca ellos vienen a la base y nunca hacen nada por la base, son como Poncio Pilatos, se lavan las manos, la base paga por todo, y las cosas hay que decirlas, alguien tiene que decirlas. Estuve mucho tiempo callándome las cosas, por respeto, por mi forma de ser, pero ahora, las tengo que decir. Llevo aquí 18 años trabajando y nunca les han dado un módulo deportivo a los entrenadores, yo mismo me he quedado sin traje para practicar, solo los que me han regalado algunos amigos, de lo contrario, tendría que ir con un pitusa y un pulóver a entrenar a los muchachos. De aquí han salido muchos prospectos, pero las situaciones que hemos tenido con las nuevas direcciones del equipo grande y el hecho que otros han abandonado el país, más el problema de la emigración de peloteros de otras provincias, han cortado bastante el desarrollo de esos muchachos, es un dolor que tenemos aquí en la provincia, dolor que se va a ver ahora, se buscó un campeonato que nunca se ganó y se cortó el desarrollo de nuestros peloteros, los de la provincia. Si no se toman medidas vamos a pasar otra vez por una debacle.

¿Crees entonces que la idea de Víctor Mesa de importar peloteros fue un error?

Sí lo fue, eso ha dañado bastante, tú no puedes traer peloteros de otras provincias, veteranos, peloteros con 40 o 35 años, que están decayendo en su curva de rendimiento, y el muchacho de 20 años, en pleno desarrollo, en curva ascendente, en el banco, sin poder desarrollarse, se nos troncha. Eso es lo que va a pasar en la provincia, ojalá que me equivoque, que Matanzas sea campeón, pero lo veo muy difícil. En el Sub-23 puedes ver buenos peloteros, con buen físico, con buenas habilidades, pero les falta juego, han perdido dos, tres años, y eso a esas edades duele, lo vamos a lamentar.

Según tu visión personal, y aprovechando el tema, cuando el equipo Industriales venga a jugar a Matanzas y Víctor Mesa salga al terreno, ¿qué hará el público: le chiflará o aplaudirá?

Yo creo que, en general, le van a chiflar. Los mismos que simpatizaban con él están dolidos al verlo dirigir a otro equipo, porque él dijo aquí que iba a descansar, lo toman como una traición y le van a chiflar. Siempre hay gente en contra y gente a favor, pero estoy seguro que si hacemos una encuesta en la provincia ahora mismo, va a tener más detractores que gente a su favor.

Por tus estadísticas y actitud en el terreno de juego a través de toda tu carrera deportiva, tienes méritos más que suficientes para ser un futuro Salón de la Fama. ¿Sientes que te tratan como tal? ¿Te atienden como tú te mereces?

Lázaro Junco
«Nunca he estado mencionándole a nadie mis resultados deportivos, pero de un tiempo acá he tenido que empezar a recordárselos a alguna gente». FOTO: Tomada de Swing Completo

Nunca he estado mencionándole a nadie mis resultados deportivos, pero de un tiempo acá he tenido que empezar a recordárselos a alguna gente. Hace unos días estaban hablando de los mayores jonroneros en televisión, se hablaba de Muñoz, de Cheito, de Kindelán, de todo el mundo, y a mí me saltan, no me mencionan, mi familia me pregunta si mis jonrones no valían. Pero tengo a mi favor algo muy grande, donde quiera que voy los niños me quieren, las personas mayores me quieren, todo el mundo me quiere, donde quiera que voy, en cualquier provincia, la gente me lo hace saber y eso me reconforta mucho. No sé si en un futuro me seleccionen para el Salón de la Fama, pero sí te digo que, desde ya, me siento miembro de ese salón, tengo el cariño del pueblo y mis méritos, y con eso me basta, ese es mi orgullo hasta que me muera. Por otra parte, sí te digo la verdad, la atención conmigo, desde que me retiré es cero, lo mismo la comisión nacional, que provincial, que municipal. La única persona que se preocupa por mí es una señora que atiende los atletas retirados aquí en Limonar que se llama Adela Viera, que viene aquí el día de los padres y de su bolsillo, me trae algún regalito, siempre algún detallito, se acuerda de mí y lucha por mí, pero es aquí en Limonar y es ella sola.

¿Por qué a un slugger de tu categoría le era tan difícil hacer el equipo nacional? ¿Crees que fueron injustos contigo la mayoría de las veces?

Sí fueron injustos conmigo. Cuando la época de Serbio Borges y Miguelito Valdés, le preguntaron a Serbio por qué yo no estaba en la preselección y él dijo con estas palabras: “Él no está en los planes de la preselección durante este quinquenio”, o sea, durante cinco años rindiera lo que rindiera yo no estaba en los planes. Otros me decían que era por mi carácter, por mi seriedad, pero es que a mí siempre me enseñaron que el béisbol es una cosa seria. Nunca me reí cuando di un jonrón; cuando el lanzador me ponchaba no se reía, así que cómo me voy a reír si le doy un jonrón. Otros decían que era un jugador apático, pero ¿cómo puede ser apático un jugador que se roba más de 100 bases y lo capturan en 30? Mi familia siempre me lo dijo, si yo hubiera dado todos esos jonrones con el equipo Industriales, si me hubiera quedado en La Habana cuando estudiaba en la escuela de Química, como ellos me dijeron, la historia hubiera sido otra, ellos me lo dicen, yo me molesto con eso, pero me tengo que callar y darle la razón.

¿Alguna vez recibiste ofertas para jugar béisbol profesional, para abandonar el país?

Al principio, cuando comencé, en una gira que tuvimos por México, me hicieron dos ofertas, una para Philadelphia y otra para los Padres de San Diego, pero yo era muy joven y aquellos tiempos eran muy diferentes a estos que estamos viviendo. Después de aquello estuve recibiendo ofertas muchas veces, durante algunos años, constantemente. Una vez conocí al famoso Joe Cuba, él nos hizo una de las ofertas más fuertes durante un evento internacional.

¿Por qué nunca aceptaste?

Porque en aquel momento nunca me pasó por la mente. La situación de nuestro país era muy diferente, no había las necesidades que hay ahora, en los años 80 la cosa era distinta, con 20 pesos tú resolvías los problemas, ahora con mil no los resuelves. La mentalidad del cubano, en general, era otra. Prácticamente nadie emigraba, en ningún deporte, eso empezó a ocurrir después del Periodo Especial, con la crisis económica. Ahora la juventud tiene la mente más abierta.

¿Te arrepientes de no haber aceptado una propuesta de aquellas?

Te voy a decir la verdad: arrepentido no me siento, pero si me hubiera pasado en este momento, sí la hubiera aceptado. Bajo estas condiciones sí la acepto, pero en aquel momento, bajo aquellas circunstancias, no me arrepiento. Quiero aclararle a la gente que todo el que emigra, todos los peloteros que se van lo hacen por una necesidad económica, no política, para mejorar económicamente, para resolver sus problemas familiares, sus necesidades. Aquí daba pena ver en las condiciones en que vivía Javier Sotomayor, por ejemplo, a unas cuadras de mi casa, siendo ya campeón mundial, cuando vino el sueco amigo de él, saltador de élite también y le dijo “¿Aquí es donde tú vives?”. La verdad es que los cubanos son los mejores deportistas del mundo, los que más hacen con menos, sin condiciones, mira lo que hacen.

¿Por qué te retiras estando en facultad de condiciones?

Yo no me retiré, me retiraron. Yo fui uno de los más de 60 peloteros que retiraron aquella vez, el famoso retiro masivo. Yo estaba en Ecuador jugando un campeonato nacional, allí fui el líder en jonrones, un día llegó un entrenador y me dijo que estaba retirado, me enseña el papel donde lo decía, yo y más de 60 peloteros, al principio no le creí, tuvimos que llamar a La Habana para confirmar la noticia, nadie sabe de dónde vino esa orden, nosotros sacamos conclusiones y pensamos que fue Miguelito Valdez en combinación con Serbio Borges, en aquel momento el director del INDER era Reynaldo, por ahí está la cosa. Yo creo que después de ese retiro masivo, donde la mayoría de nosotros estábamos en plenitud de facultades, el béisbol en Cuba comenzó a decaer, todavía no estaba el relevo garantizado, nosotros aún teníamos buenos números y a muchos los privaron de récords personales. Después de eso me obligaron a jugar la provincial, me dijeron que tenía que ganarme el derecho a estar en la preselección de mi provincia, y yo sin cuidarme, entrenando solo dos días a la semana, di 22 jonrones en 30 juegos y terminé con un average por encima de .400 y, ni siquiera así, me aceptaron en el equipo Matanzas, entonces no era por rendimiento, nadie sabe porqué, no me dieron nunca una explicación. Eso sin contar que el año anterior, en la Serie Nacional, había dado 25 jonrones con .320 de average y más de 70 carreras impulsadas, en Matanzas no había nadie que hiciera eso. Yo pedí solo jugar por mi provincia, que no me importaba hacer equipo Cuba, pero ni eso me dejaron.

Los lectores de Play-Off quieren saber qué paso en el Victoria de Girón cuando llegó la visita de la delegación de las Grandes Ligas y la gente se percató de tu presencia en las gradas, cuando se dieron cuenta de que no estabas invitado al terreno como otras glorias deportivas.

Eso fue una cosa que me dolió mucho. Unos días antes nos avisan que tenemos que llevar a nuestros alumnos ese día para la clínica que iban a dar en el terreno, cuando llegamos solo podían pasar los alumnos con el director del equipo, yo no soy el director, soy solo entrenador, así que me quedé en las gradas, bajo protesta del director del equipo, que insistía en que entrara yo, por respeto, pero no acepté, me quedé en las gradas. Cuando llegó la gente de la comisión nacional, Higinio, Heriberto y compañía, pasaron por delante de mí y ni me miraron, ni me saludaron, pero yo tranquilo, me senté en las gradas como uno más. Al rato pasó por delante de mí un aficionado y me ve allí, entre el público, se sorprende al verme allí y dice que eso no está bien, que allá abajo hay gente con mucho menos historia que yo, que eso no puede ser, entonces se vira para el público y grita: “¿Ustedes saben quién está aquí? El mayor jonronero, el primero que llegó a 400 jonrones, mírenlo aquí sentado y como hay gente allá abajo”, ahí el público se paró para mirarme y empezó a gritar mi nombre, ¡¡¡ Junco, Junco¡¡¡, un compañero que estaba en el terreno empezó a buscarme dentro del público, yo seguía sentado, la gente se separó, abrió un camino delante de mí para que me vieran y él me dice que baje, me llama para el terreno, y te voy a decir la verdad, bajé por el público, por respeto a ellos, no porque él me llamó. Aquello me llenó de un orgullo muy grande, de una satisfacción, te lo digo de todo corazón, al ver que todavía el público me quería, me admiraba, porque para eso vivimos nosotros los deportistas, no para los dirigentes, vivimos para el pueblo.

Entonces bajé, me recibió Joe Torre, me regaló una camisa de la MLB, que la tengo aquí en casa, me empiezan a tirar fotos y hacerme preguntas, no se explicaban cómo no hacia equipo Cuba por mis jonrones, yo evité muchas preguntas, no era el momento, pero lo que sí me dio mucha roña fue que vino Higinio, me pasa la mano por el hombro y me dijo: “Coño mi cuarto bate, no te vimos”, yo le dije: “Ustedes no me vieron porque no quisieron verme, ahora me están viendo porque fue el público quien me llamo”, después vino Heriberto apenado, diciendo lo mismo, “Si ustedes no me quisieron ver, no me quisieron invitar, eso es problema de ustedes, pero ahora me siento con más orgullo porque fue la gente quien me bajó aquí y no ustedes”, le dije. Después de aquello, alguien por ahí, no sé si de la comisión nacional o provincial, alegaba que no me habían invitado a bajar porque yo estaba en short y camiseta, cuando todo el que me conoce sabe que nunca ando así y más, tengo una foto de ese momento, que me la hizo un padre de un alumno y la tengo aquí enmarcada en la casa, donde se ve la ropa que tenía puesta, un pitusa, un pulóver y una gorra. Un señor mayor me dijo una cosa que es cierta “Lázaro, quisieron destruirte y tú te robaste el show, ese día el show no fue Pito Abreu ni Miguel Cabrera, el show fuiste tú, te lo robaste tu”.

¿Alguna anécdota compartiendo con aquellas estrellas?

Bueno, allí estaba en el jardín izquierdo con Puig y Miguel Cabrera, Puig le dijo a Miguel que esos jonroncitos que él daba en la MLB no eran nada comparado con los míos, que yo las sacaba por encima del estadio. Miguel Cabrera dijo que él era fanático a mí, sabía que me decían Niño cuando jugué en Venezuela y que él disfrutaba de mis jonrones.

Aprovechando que estamos hablando de los jugadores de la MLB, ¿Qué me dices de un futuro equipo unificado?

Lázaro Junco
«Yo no me retiré, me retiraron. Yo fui uno de los más de 60 peloteros que retiraron aquella vez, el famoso retiro masivo» FOTO: Tomada de Juventud Rebelde

Sí, yo sí estoy de acuerdo. ¿Sabes por qué? Por el momento que estamos pasando nosotros. Aquellos que están allá se fueron por problemas económicos, en busca de un futuro para ellos y su familia, hay que cambiar la política con respecto al deporte, esos son tan cubanos como nosotros y sus logros son de nosotros también. Hace poco vi una entrevista a Despaigne desde Japón, elogiando a Alexander Guerrero, hablando de Kendry Morales, de todos los cubanos que están bien allá, y esas entrevistas no las pasan aquí, esos cubanos son orgullo para nosotros, donde quiera que estén, son cubanos y hay que tratarlos como tal. ¿Por qué lo hacen los músicos, los actores y los peloteros no? Tenemos que abrirnos en ese sentido porque nos seguiremos quedando atrás y ya estamos bastante lejos de la verdad.

Si volviéramos atrás en el tiempo, ¿qué haría diferente el novato Lázaro Junco en su carrera deportiva o en su vida personal?

Si volviéramos en el tiempo y yo sería novato ahora mismo,cambiaría unas cuantas cosas de mi forma particular, sería más comunicativo con mis compañeros, cambiaría un poco mi carácter que siempre fue demasiado fuerte, mis compañeros de equipo se cohibían mucho para acercarse a mí, me abriría más con mi gente y seguro no me guardaría tanto las cosas como me las guarde durante tantos años, eso me hizo mucho daño, eso me hubiera servido para tener un mayor éxito en el deporte, yo sentía que algunos tenían miedo de corregirme cosas a mí, acercarse a mí, por mi carácter tan serio, trataría también de agradarle  a los jefes, porque si a ellos tú no les agradas, por mucha calidad que tú tengas, si no les caes en gracia, todo es por gusto, así lo viví yo en carne propia por eso cambiaría algunas cosas.

¿Qué opinión tienes de Figueroa al frente del equipo Matanzas? ¿Crees que podrán mantenerse en la élite del béisbol nacional?

Creo que este año, Figueroa tiene muchas cosas buenas pensada con el equipo, desde que estaba aquí con Víctor Mesa, él va a hacer un gran esfuerzo, lo más importante es que está desarrollando muchachos jóvenes, ha rescatado algunas figuras de aquí de la provincia y les está dando confianza, si él logra una buena disciplina, si logra una hermandad, que la gente juegue de conjunto, le va a ir bien.

¿Es una gente que se da a respetar?

Sí, a él lo respetan mucho, a pesar de ser una persona más cautelosa, más afable al llegar a la gente, más ecuánime, impone respeto. Cuando he ido por el terreno, he visto muy buena afinidad de los atletas con él, muy buenas relaciones con él, y cuando existe una buena relación director-atleta, cuando existe confianza, un equipo puede salir adelante, no hace falta humillar, no hace falta ofender, él es un excelente preparador físico y un tremendo estratega, esos muchachos son jóvenes con deseos de llegar, están entrenando fuerte, y la verdad no si este año o el que viene, pero eso dará sus frutos en el futuro. La incógnita es el pitcheo y si este responde, cualquier cosa puede pasar.

sábado, 3 de junio de 2017

Se acabo la fiesta?

Trump propone al Congreso dejar de financiar a la disidencia cubana
El presupuesto federal de U$D 20 millones se envía cada año a grupos afines a Washington para provocar un “cambio de régimen” en el pais.


Gente esperando para entrar en la embajada de EEUU en La Habana, Cuba. REUTERS/Alexandre Meneghini 
Gente esperando para entrar en la embajada de EEUU en La Habana, Cuba. REUTERS/Alexandre Meneghini

Actualizado:


El Presidente Donald Trump se propone dejar de financiar a la disidencia cubana, eliminando del proyecto de presupuesto federal los U$D 20 millones que esta recibía cada año. Lo mismo ocurre con la oposición venezolana, la cual pierde U$D 6,5 millones de financiamiento anual. La medida está “escondida” dentro de los recortes generales dedicados a la “ayuda al desarrollo” de América Latina, los cuales afectan desde el Cono Sur hasta México, país al que se le reducirá a la mitad.

La gran diferencia con el resto de Latinoamérica es que, en los casos de Cuba y Venezuela, esta supuesta “ayuda para el desarrollo” va directamente a manos de la oposición para financiar actividades “en favor de la democracia”. Dicho sin diplomacia, todos esos millones son enviados a grupos afines a Washington para provocar un “cambio de régimen” en los dos países. La eliminación de los fondos marcaría un cambio radical de política respecto a los últimos 60 años.
El Profesor cubano-americano Arturo Lopez-levy, conferencista en Mills College de California y Candidato a Doctor en la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad de Denver, hace notar que la visión del Presidente Trump se distancia del consenso intervencionista de post-guerra y por ende también de los gastos en la llamada "promoción de la democracia", para dedicarse a temas de seguridad más inmediato.

Sin embargo, advierte que se trata solo de una propuesta que aún tiene que ser aprobada por el Congreso, donde el tema Cuba será moneda de cambio de la Administración para negociar con los congresistas cubano-americanos. Agrega que quedan los fondos temáticos regionales de la USAID, desde donde seguramente se destinará algo a la “promoción de la democracia” en Cuba y Venezuela, y en esa agencia ya están posicionados representantes del anticastrismo más radical.

De todas formas, de seguir su curso la propuesta del Presidente Trump, la oposición cubana vería dramáticamente reducidos sus ingresos. Los anticastristas de los EEUU tendrían que luchar por un trozo del pastel de la USAID, la cual tiene un presupuesto mucho más limitado y debe utilizarlo para promover las estrategias estadounidenses en lugares de mucho interés geopolítico como Afganistán, Siria o Libia. Así que los disidentes recibirían muchísimo menos dinero pero todavía suficiente para seguir siendo acusados por el gobierno cubanos de ser “mercenarios al servicio de Washington”.


Capitolio de La Havana, Cuba. REUTERS/Alexandre Meneghini


U$D 20 millones anuales puede parecer mucho dinero pero lo cierto es que a Cuba solo ingresaban unos U$D 4 millones, el resto desaparecía en los bolsillos de los grupos del exilio. Según Pepe Hernández, líder de la anticastrista Fundación Nacional Cubanoamericana, “el 83% del dinero designado para el apoyo a activistas democráticos en Cuba, han sido gastados en Miami o en países extranjeros”. Lo confirmo la Oficina de la Contraloría General (GAO) del Congreso de los EEUU, cuyos investigadores detectaron que una parte de ese dinero se utilizó en comprar en La Florida abrigos de cuero, bombones de las marcas más caras y hasta sierras eléctricas.

A pesar de la pérdida de U$D 16 millones, los 4 restantes siempre crearon gran expectativas entre los líderes de la oposición cubana. El exjefe diplomático de EEUU en la isla, Jonathan Farrar, decía en un cable secreto –revelado por Wikileaks- que la disidencia no trabaja para atraer a la gente, “su mayor esfuerzo se dirige a obtener suficientes recursos para mantener en vida de un día al otro a los principales organizadores y a sus principales seguidores” (1).

El intento del Presidente Trump de dejar a la disidencia cubana sin fondos es la mayor amenaza que esta ha recibido nunca de EEUU. Sin embargo, parece continuidad de la política de Obama, el cual apostó más por los emprendedores que por la oposición tradicional. Tras décadas de un apoyo económico millonario y de un respaldo político absoluto, el resultado es que la disidencia continúa aislada, sin la más mínima influencia social y totalmente paralizada, si descontamos la marcha dominical, de 4 o 5 cuadras, que hacen algunas decenas de Damas de Blanco.

Todavía es demasiado pronto para saber si ese presupuesto se aprobará pero seguramente el anticastrismo interno y externo debe estar preocupado, todas las organizaciones y muchos de los individuos que las integran viven y hacen política, en Cuba y en los EEUU, con esos U$D 20 millones. El gobierno cubano lo llama la “industria de la contrarrevolución” porque para muchos es una forma de vida.

Terminar con este apoyo financiero a la disidencia fue una de las exigencias del Presidente Raúl Castro a Barack Obama en el 2015, cuando reclamó que deben cesar todos “los programas de subversión y desestabilización contra Cuba”. Seguramente no imaginó que sería nada menos que Donald Trump el que propondría al Congreso conceder esa reivindicación de Cuba.

jueves, 1 de junio de 2017

El ejercito secreto de la revolucion cubana conquista Miami

Los juglares del ‘capitalismo’ cubano

Una radio de Miami se vuelca en la música que plasma una nueva mentalidad en la isla
Cubatón
Los dj's Yusnel Pérez y Gladys Carredeguas en la emisora.

Esto es pa los que dicen
que al reguetón le queda poco
ustedes están mal
ustedes están locos
Gente de Zona (oído en Ritmo 95)

Al otro lado de la línea, en La Habana, responde Áxel El Extelar. “Con equis”, subraya con ahínco: “Extelar”. Áxel quiere ser estrella del reguetón.
–¿Qué es Miami para un reguetonero cubano?
–Un sueño –dice–. Muchos solo pensamos en eso. Qué quieres que te diga, todo el reguetón de primera línea está en Miami. Imagínate... Yo tengo la esperanza de conseguirlo.
–En Cuba es difícil.
–Es más incómodo, hay obstáculos. Aquí con una canción puedes conseguir dos o tres trabajos, pero allá pegas una canción y triunfaste.

Pegar. El verbo del reguetón cubano. Pegar una canción es tener un hit. Lo máximo es estar pegao: sonar por todos los lados.

Y la emisora de los pegaos está en Miami. Ritmo 95. Su eslogan: Cubatón y más. El cubatón es la rama cubana del reguetón, la corriente latina que germinó a finales del siglo XX entre Panamá y Puerto Rico tomando elementos del reggae y el dance hall. En Cuba, explican en Ritmo 95, el género incorporó “el sazón”, “la sandunga” de la isla. “El cubatón tiene elementos del guaguancó, de la salsa, de la timba, metales, trombón. Es un sonido diferente, muy alegre”, detalla Jesús Salas, ejecutivo de Spanish Broadcasting System (SBS), un conglomerado radiofónico de Estados Unidos centrado en las audiencias hispanas. SBS detectó el nicho del cubatón y lanzó Ritmo 95 en un dial de Miami que languidecía emitiendo temas pop sin dar beneficios.

Salas, cubanoamericano, lideró en su compañía la apuesta por el cubatón. “Ninguna radio lo estaba poniendo y yo no dejaba de ver que era lo que se escuchaba en las fiestas de mi familia”. Al empezar a pinchar a los nuevos ases de la isla, según los datos del directivo, la emisora brincó de repente de un 1,5% a más de un 4% de share. Ritmo 95 tiene un potencial de emisión limitado al entorno de Miami, pero ahí tiene a sus fieles: en zonas de cubanos como Hialeah.

Los artistas que retransmite la emisora son lo que quisiera ser El Extelar: reguetoneros que brillaron en Cuba y dieron el salto a Miami. Los reyes del género, Gente de Zona –encumbrados con Bailando de Enrique Iglesias–, y otros como Jacob Forever, que destacó con Hasta que se seque el Malecón, Chacal, Osmani García –El Taxi– o Yomil y El Dany, que la semana pasada en la isla se grababan en Facebook presumiendo un abanico de billetes de cien dólares y acaban de anunciar un documental sobre su carrera titulado Cambio, impacto y evolución. Los reguetoneros van y vienen de Cuba a Miami sin barreras. Sus estrellas no esconden la fascinación por la otra orilla.

Estoy en la Yunai-Yunai-Yunai-Yunai
ando en la Yunai-Yunai-Yunai-Yunai
esto es la Yunai-Yunai-Yunai-Yunai
ni bola ni strike, tú andas al fly
Chocolate y Chacal (oído en Ritmo 95)

“La Yunai” es una contracción de United States, también conocidos por los cubanos como La Yuma –se dice que el apodo viene de la película del Oeste 3:10 to Yuma (1957)–. La Yuma, la recurrente Yuma de los cubanos. La de la emigración. La del consumo. La Yuma: manzana prohibida durante las décadas de la Guerra Fría y musa de los ligeros bisnietos del son.

Ponte linda
ponte tu pitusa [jeans]
que nos vamos pa la Yuma
que nos vamos pa la USA
Charanga Habanera y Jacob Forever (oído en Ritmo 95)

Junto al sexo y los romances, el dinero y el consumo son tópicos del cubatón. Entre canciones, en la emisora Ritmo 95 se puede oír un anuncio como este:
–Buenas, señorita, yo quiero comprarme una cadena de esas cubanas, de esas que son gordas que te parten el cuello, pero mi crédito y mi cash son limitados.
–No hay problema, aquí en Five Stars no necesitamos ni tu crédito ni tu cash porque tenemos el mejor financiamiento de toda la Florida.




Las cadenas opulentas son sus medallas. La cultura del bling-bling del hip-hop afroamericano. En el artículo Reguetón: el frijol negro en el arroz blanco. Primeros apuntes para una reconsideración cultural, la investigadora Hazell Santiso indica que el reguetón en Cuba está vinculado a “una representación colectiva en contra de los valores del sistema y que promueve discursos y experiencias desconectados del ethos revolucionario”. El texto Escuchando el cambio, reguetón y realidad cubana de la socióloga y periodista Nora Gámez expone: “El reguetón desafía una ideología oficial que hace constantes llamados al sacrificio, la resistencia y el ahorro. Así, esta música construye un espacio de resistencia en el cual los deseos y valores de la underclass y otros sectores son simbólicamente proyectados y celebrados”. Iván de la Nuez, ensayista, en la revista El Estornudo: “Es el ruido de fondo del millenial criollo, el background musical de una tribu cuyo horizonte está fijado exclusivamente en el siglo XXI. Nada de adentrarse en una hemeroteca o remontarse a un antecedente histórico. Nada de Muro de Berlín ni Guerra Fría. Nada de Vietnam y esos años sesenta del siglo XX en los que la isla se llenaba de intelectuales de todas latitudes, dispuestos a meter baza en aquella utopía cubana contra sus demonios. El reguetón es el grado cero de una catarsis hedonista”.

Salió de rumba, se fue con su amiga
salió, le encanta coger carretera
le gusta la bebida, el jangueo y la música
y la vida buena
Osmani García (oído en Ritmo 95)
[Janguear: andar por ahí con los amigos].

“Osmani se come el escenario”, lo alaba Yusnel Pérez, dj Yus, pinchadiscos de la emisora. A Alexander Delgado, estrella de Gente de Zona, lo llama “el Benny Moré del cubatón”. Al carismático Micha, intéprete de Bla Bla Bla, lo compara con el puertorriqueño Tego Calderón, pionero del género. En Miami, Dj Yus pincha con la bandera de Cuba colgada en la pared.

Tírame un besito loco
pa la cámara
ponme boquita sexy
pa la cámara
que a ti te encanta el flash, flash, flash
Chacal (oído en Ritmo 95)

El cubatón no contiene un átomo de política. Es como la mayoría de Cuba hoy: ¿Pospolítica? ¿Antipolítica? El efecto de medio siglo de percusión ideológica ha sido un discurso hueco como un tambor. “Los artistas cubanos de hoy se han separado de eso”, dice Salas. Ajenos a cualquier idea molesta para el gobierno, los reguetoneros son los príncipes de la farándula cubana y actúan en salas de postín a precios inalcanzables para muchos de sus seguidores locales.

No tengo tiempo para criterios ni ignorantes
estoy puesto para el piste, que es lo más importante
no creo en chismes ni en los comentarios
estamos para hacernos desde Cuba millonarios

Yomil y El Dany (oído en Ritmo 95)
Las puertas de Miami están abiertas para ellos. En noviembre Gente de Zona participó en un concierto de Jennifer López en apoyo de Hillary Clinton. La semana que viene Jacob Forever y Chacal actuarán en el James L. Knight Center, con capacidad para 4.500 espectadores. En los viejos tiempos, los músicos que vivían en Cuba daban con un muro en Miami. No solía haber radio o publicidad para quien no abjurara del castrismo. “A Miami le llamaban el cementerio de los músicos cubanos”, recuerda dj Yus. Hoy, subidos a la ola de los últimos dos años de normalización bilateral entre Cuba y Estados Unidos, viven con un pie a cada lado del Estrecho. “Cuestión de timming”, cierra Salas.

Lo único que sé es que esto se puso bueno
que rico se puso el reguetón
y por Miami la gente diciendo
que me van a firmar por un millón
Jacob Forever (oído en Ritmo 95).