Páginas vistas en total

martes, 8 de julio de 2008

Jineteras


Yo, que se supone soy un tipo inteligente, espabilado de siempre, que en la Habana me las sabia todas y que nada tenia secretos para mi, me he quedado de piedra leyendo este libro de Amir Valles, lo devore en pocas horas y me lo he vuelto a leer dos veces digeriendolo con calma, sumergiendome con el en esas alcantarillas habaneras, cuando estaba en Cuba sabia que habian putas, drogas y policias corruptos, traficantes de objetos de arte y espabilaos, pero este libro me demostro que a veces uno cree que sabe mucho y realmente no sabe nada y ahi sigo, preparandome para la proxima lectura de Jineteras, de todos los personajes que mienta el reportaje creo que conoci a uno solo, inofensivo..., adivinen cual...jajajajaja

Tailandia




En el año 2001 despues de una semana en Bangkog sufriendo un calor pegajoso ( al que ya no estoy mas acostumbrado) y despues de inumerables visitas a templos budistas, palacios, museos, paseos por la ciudad en tuttus, en barca y a pie,visitas a mercados y de sufrir los toures de shopping de mi ex por las inumerables tiendas de todo tipo,de ir de bares todas las noches, de conocer gentes de todo el mundo en el barrio donde nos hospedabamos ( Kao Sang Road) en un motelito muy bonito, de estar comiendo las 24 horas comida tailandesa y china, me entro un ataque de cubania grave y le lanze un ultimatum inapelable a mi ex mujer, o nos vamos ya a algun lugar con playa para comer pescado ( lo que no era aconsejable en la ciudad) o me buscas un lugar donde pueda comer aunque sea una vez comida latina de verdad. Mi ex que si habia estado varias veces por aquellos lares y conocia la situacion sobre el terreno mejor que yo, se puso de inmediato a la tarea de bajarme la fiebre latina que me dio. Examinando uno de los pocos diarios que se editan en ingles, dio con la noticia de la celebracion de una semana de comida texmex en un hotel de lujo del centro y como buena suiza que es, me comento que quizas nos saldria caro y le respondi que no me importaba ( finalmente fue ridiculamente barato comparado con los precios suizos), que ya estaba cansado de la comida asiatica. Llego esa tan esperada noche y despues de vestirnos algo mas serios, tomamos un taxi y nos encaminamos al hotel de marras , el publico estaba compuesto en su inmensa mayoria por tailandeses, evidentemente de la clase media alta y de ricos dados los precios de la carta. Para ir entrando en calor nos pedimos algo que se anunciaba como mojito cubano, pero que todavia ( transcurrido todo este tiempo) no se bien que era y entonces comenzo la musica en vivo, enseguida me di cuenta que los que tocaban eran cubanos, despues supe que eran un septeto de Villa Clara que llevaban ya medio año por el Medio y el Lejano Orientes , tocaban versiones de Compay Segundo, Eliades Ochoa, etc y estaba compuesto por tres tipos en la cincuentena, uno mas joven ( con el que hice amistad ) y dos chicas jovenes, bonitas, con el tipo de la tipica trigueña de Villa Clara. Mientras la banda tocaba yo solo estaba concentrado en el acento cubano de las cantantes, en las palabras y canciones conocidas de siempre, el publico estaba animado, pero nadie bailaba, hasta que de pronto, los camareros y camareras se alinearon en la pista y comenzaron una coreografia de salsa , la mayoria tecnicamente no bailaba mal, pero les faltaba sabor, de entre ellos sobresalia ampliamente una chica desacostumbradamente alta, bella y delgada, esa si bailaba mejor que el resto, despues tuve la ocasion de bailar a ritmo de Van Van con ella y de saber que era la campeona de Tailandia de salsa. Notaba que los cubanos mientras tocaban me miraban, sobre todo las cantantes, lo que no era de extrañar porque en la sala no habia nadie como yo, solo asiaticos y un par de europeos ( incluida mi ex), pero tambien notaba lo que me sucede siempre en el ambiente latino, nunca me identifican como cubano( hasta en España) . Me resultaba raro eso de cenar en Asia mientras que a pocos metros una bella cubana se bajaba un bolero, pero disfrute mucho la comida mexicana, sobre todo despues de añorar tanto la comida latina. Llego el intermedio de descanso de la banda y todos sus componentes se fueron al vestibulo del hotel a conversar y a fumar, aunque estabamos en los postres me levante y fui a los lavabos, senti como las miradas de los musicos me analizaban, al regreso me acerque a ellos y les dije…que bolá mis gentes? , una de las chicas se levanto y me abrazo diciendo, yo lo sabia coño, yo lo sabia, ese fue el principio de memorables noches de fiesta en Bangkog ( con una rumba cubana incluida y todo en un club de jazz que se llama Brown Sugar) y la toma de contacto con los cubanos en Tailandia.


Mi vida

Pues si, despues de una decada fuera de Cuba, puedo hablar de un cambio radical en mi vida, en ese tiempo me he casado dos veces, he tenido algunas historias con mujeres, he aprendido mucho y aunque a veces practico el deporte nacional cubano de la queja en la intimidad, realmente no tendria porque ser tan exigente tomando en cuenta que naci en la Habana y soy el vecino de mi barrio que mas mundo ha visto, incluso me conozco España mejor que la inmensa mayoria de los españoles, asi que ahora que estoy relajado creo que dejare de quejarme, como dicen que una foto vale mas que mil palabras, ahi les abro las puertas de mi casa en Suiza, no hay mas na.....







Barcelona


En el año 2005 por estas fechas estaba bebiendo una cerveza Cristal en el Sabor Cubano, un bar de un cubano llamado Angelito que esta en la calle Francesc Giner 32 del barrio de Gracia en Barcelona, me habia ido alla para pasarme un par de semanas con mi novia ( posteriormente mi esposa ) y aunque cuando estoy en BCN no suelo ir normalmente a locales de ambiente latino, esa noche decidimos ir alli, porque es el unico local donde solo ponen musica cubana y aunque el local es pequeño, es muy acogedor y la gente que va es generalmente buena onda, lo que sumado a un par de lagers bien frios conformaban el argumento perfecto para ir al lugar esa noche
En el mes de Octubre anterior habia descubierto el bar gracias a las indicaciones de un amigo cubano que vive hace muchos años en esa ciudad y durante las tres semanas que duro aquella estancia fui varias veces, solo y con amigos, pero esa noche de Abril era la primera vez que iba con una mujer, a las camareras ya las conocia y me caian bien,una era cubana y la otra sudamericana, tambien el dueño y sus colaboradores son bien cheveres
Estabamos sentados en la barra ( aun no habia mucha gente) bebiendo y conversando con los colegas de manera distendida , mientras sonaba algo de la Charanga Habanera de fondo, cuando entro un mulato fornido y cuarenton,de estatura mediana, con una pequeña cicatriz en una mejilla y embutido en un trajecito gris barato y sin corbata, saludo calurosamente a las chicas que estaban detras de la barra combinando los besos y abrazos con piropos y bromas y estrecho las manos de los cubanos, sentandose despues al lado nuestro no sin antes de echarle una mirada de catador experto a mi novia, que en honor a la verdad tiene una figura de criollita de Wilson estilizada y es bien bonita. Justo en el momento que el tipo entro en el bar yo comentaba con la cubana, que pensaba ir al concierto del Gran Combo de Puerto Rico que se iba a celebrar ese fin de semana en Hospitalet con mi novia y una amiga holandesa que estaba de vacaciones en BCN tambien.
Al saludar el a los presentes y estar yo hablando , hizo que nos identificaramos automaticamente como cubanos ( el con un acento de mas alla de Camagüey), por los que nos autopresentamos mutuamente ( dijo llamarse Raul ), la cubana le comento que yo era informatico y venia de Suiza,que la chica guapa era mi novia y que pensabamos ir al concierto del sabado. Enseguida el infeliz comenzo con el show ``impresionista`` ( tipico del cubaneo donde quiera) de quejarse de la cantidad de trabajo que tenia en la oficina, aunque evidentemente vendria de estibar en algun almacen, si es que verdaderamente trabajaba y por supuesto, de paso tambien comento que el conocia a los organizadores del concierto y podria resolvernos los ticket ( ya los habiamos comprado) gratis, que patatin, que patatan, mientras la cubana y la sudamericana sonreian ironicamente y los cubanos se desentendian del bla bla bla del espabilao con gestos de mofa evidente, mi novia y yo solo nos mirabamos y nos burlabamos interiormente del pobre diablo., porque estaba claro que el unico que se creia lo que estaba dicendo era el .
Despues de un rato de escuchar tanta mierda, crei llegada la hora de poner a prueba al tipo y me fui al wc imaginando lo que sucederia, al regresar mi novia me extendio un pedazo de papel diciendome, este es el numero de movil de Raul, me dijo que lo llamara para conocernos mejor. Todos los presentes se quedaron paralizados al escuchar aquello, siendo cubanos y latinos como eran, no sabian como reaccionar ante el evidente comienzo de una trifurca, dada la clara ofensa que el tipo me habia inflijido, pero como siempre digo, tanto tiempo en Europa me ha enseñado a manejar las cosas de manera diferente a como lo haria si estuviera en Cuba ( me he vuelto mas light con el tiempo), ademas de seguir fielmente la maxima de mi difunto padre que reza, ``si te provocan o ofenden se paciente e inteligente, porque al final siempre tendras tiempo para romperle la cabeza a cualquier comemierda si se lo busca``, a la que yo añado aquella de que `` hacer el ridiculo ante una mujer duele mas que un puñetazo``, por lo que me diriji hacia la barra con mi mejor sonrisa, palmee al pobre diablo en el hombro diciendole, ya te llamare colega, me guarde el papel en el bolsillo y me sente a acabar mi Cristal. La carcajada general que de pronto resono en el local hizo que el pobre tipo se levantara como impelido por un corrientazo y saliera como si le hubiera caido un chaparron encima. He vuelto posteriormente por alla un par de veces, pero al punto no lo han visto nunca mas.