Páginas vistas en total

martes, 29 de julio de 2008

La montaña



Cuando vivia en Cuba tuve poco contacto con la montaña, lo que tiene su logica siendo habanero y dada la forma de vida de un citadino y los conocidos problemas de comunicacion del pais, realmente fui por primera vez a la montaña durante mi etapa alemana, pero todo se redujo a un par de excursiones en las que sinceramente preste mas atencion al fisico de las chicas presentes que a la sinfonia del bosque o al paisaje. Mi primer contacto con la montaña en Cuba fue durante el entrenamiento militar preparatorio en Candelaria, Pinar del Rio y posteriormente durante un par de viajes a Viñales. Donde realmente he conocido la montaña ha sido aqui en Suiza, lo que tampoco es de extrañar porque siempre esta presente donde quiera que estes en este pais. aqui descubri mi vocacion como practicante del mountain bike, aqui aprendi y fui a esquiar, aqui descubri el placer que ofrece el dejar correr el tiempo sin prisa en el bosque, por lo que despues de una decada creo que soy un fanatico mas de la montaña y es una de las cosas que mas disfruto , solo o en compañia y como buen cubano (que dicen que o no llegamos o nos pasamos) me subo en la bici hasta durante la epoca mas cruda del invierno y me voy a la montaña o simplemente me voy a saludarla y me doy mi paseo habitual por ella, donde vivo la tengo a diez minutos con la bici, el bosque esta muy bien cuidado y realmente se quema mucha adrenalina, es increible como el medio influye en uno, yo mismo no me reconozco y cuando voy a Cuba y me comparo con mis coterraneos no me sorprende que siempre me digan que el tiempo no pasa por mi, es una lastima que con la naturaleza tan bella que tiene la isla seamos ciegos a sus encantos y los reduzcamos solo a las playas, aunque claro, quizas por eso me he convertido en fan de la montaña, el agua de los lagos y los rios aca siempre esta bien fria.