Páginas vistas en total

domingo, 5 de diciembre de 2010

WIKILEAKS



Wikileaks lucha por permanecer en la red

El ministro de Industria francés pide a OVH que deje de albergar el portal.- La empresa pedirá a un juez que se pronuncie dictamen sobre la legalidad del contrato.- Wikileaks acusa a Amazon de mentir sobre las razones de la expulsión en sus servidores - La página consigue tres direcciones en Alemania, Finlandia y Países Bajos.

AITOR RIVEIRO - Madrid - 03/12/2010

La presión contra Wikileaks aumenta. Por segundo día consecutivo, la web responsable de la mayor filtración de documentos secretos de la historia de Estados Unidos ha sufrido un boicot empresarial. En esta ocasión, afecta a su clásica URL de Internet (www.wikileaks.org), que no está operativa desde las tres de la mañana, hora española. La organización se ha visto obligada a pedir ayuda en la Red y gracias al Partido Pirata suizo en primer lugar ha conseguido una URL alternativa:

Wikileaks dispone de tres nuevas direcciones en internet en Alemania, Finlandia y Países Bajos Las filtraciones de las que dispone se podrán consultar en wikileaks.nl; wikileaks.de; wikileaks.fi

Antes de conocerse estas nuevas direcciones, la situación de Wikileaks peligraba. La empresa que alberga la página en sus servidores está radicada en Francia, y el Gobierno francés ya ha pedido que cese el alojamiento de la web de Wikileaks en el país. El ministro de Industria, Eric Besson, ha pedido a las autoridades competentes que pongan fin a la acogida de la web en Francia porque pone en peligro "a las personas protegidas por el secreto diplomático". OVH, la empresa gala que acoge la web, pedirá a un juez que revise las condiciones del alojamiento y se pronuncie sobre su legalidad.

Según una carta enviada por Besson al Consejo General de Industria, Energía y Tecnologías (CGIET), publicada por Le Post y recogida por Le Monde, Wikileaks recurrió el jueves a los servidores de OVH, la mayor empresa gala de alojamiento web, después de que Amazon dejase de albergar el portal por incumplimiento de contrato, según la empresa, algo a lo que Wikileaks ha respondido tildando a los responsables de "mentir".

En respuesta a estas declaraciones, la compañía ha emitido un comunicado, distribuido a través de su foro, en el que reconoce que Wikileaks se alberga en sus infraestructuras, algo que les ha pillado por sorpresa: "Hemos descubierto al mismo tiempo que vosotros que este sitio está alojado con nosotros ayer... por la prensa". En cualquier caso, insiste, no se trata más que de la prestación de un servicio contratado. "OVH no es el alojador de este sitio, OVH es sólo el proveedor técnico de la solución que el cliente ha contratado", menciona el mensaje.

"No hemos pedido alojar este sitio o no alojarlo. Ahora que está con nosotros, aseguramos el contrato. Es nuestro trabajo. Es funcional", explica OVH. No obstante, el comunicado anuncia que la empresa va a solicitar la opinión de un juez "habida cuenta de las últimas declaraciones políticas y las presiones que comienzan a sentirse realmente", en referencia al documento remitido por el ministro de Industria francés al CGEIT.

"Esta situación es inaceptable", escribe Besson, "Francia no puede albergar sitios de Internet que violentan de esa manera el secreto diplomático. No puede albergar sitios de Internet calificados de criminales y expulsados de otros países". En el documento remitido al CGIET, el ministro exige "con la mayor celeridad posible" que se tomen medidas para evitar el alojamiento y para que los operadores que alberguen el portal asuman "la responsabilidad de sus actos".

Acceso a través de IP

Con todo, la web de Julian Assange se puede visitar a través de varias direcciones IP, como http://46.59.1.2 o http://213.251.145.96 entre otras. La propia Wikileaks informa en su Twitter y en su web de las diferentes maneras de acceder a sus contenidos.

Los intentos de boicot a Wikileaks han provocado una rápida reacción en la Red. En Twitter, con la etiqueta #SaveWikiLeaks (Salvemos Wikileaks), cientos de internautas distribuyen las distintas direcciones IP y nombres de dominio que dan acceso a los contenidos de la web de Julian Assange.

Este es el segundo asalto de la batalla empresarial contra Wikileaks que promueve EE UU. Ayer fue Amazon, donde la organización alojaba su página web, la que decidió rescindir el contrato y expulsarles de sus servidores por incumplir las condiciones de uso, según un comunicado de la propia compañía. Wikileaks ha respondido a ese comunicado a través de su twitter con un mensaje en el que afirman que "la nota de prensa no se ajusta a los hechos". "Una cosa es ser cobarde", dice el mensaje, "otra cosa es mentir".

También ayer, legisladores y miembros del Gobierno de Barack Obama presionaron para que se impida el acceso a Wikileaks desde direcciones estadounidenses. Hoy, la empresa que proporciona el servicio DNS a Wikileaks, Everydns, ha seguido los mismos pasos que Amazon y les ha expulsado. El objetivo parece claro: desenchufar completamente a Wikileaks.

Según un comunicado de Everydns, los reiterados ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) que recibe Wikileaks ponen en peligro a los "casi 500.000 sitios web" que utilizan sus servicios, por lo que se ven obligados a rescindir el contrato desde las diez de la noche, hora del este de EE UU, del 2 de diciembre, es decir, las tres de la mañana del día 3 en España.

No es la primera vez que Wikileaks sufre un problema similar. En 2008, el banco Julius Baer, de Suiza y con sede en las islas Caimán, demandó a Wikileaks por publicar el nombre de algunos de sus clientes y un juez obligó a la compañía Dynadot, que contrata servicios de DNS por otros cuando estos quieren mantener el anonimato, a dar de baja la dirección wikileaks.org. Durante 14 días solo estuvo accesible a través de la dirección IP (http://88.80.13.160) que hoy funciona aunque en una versión antigua de la web.

El servicio DNS (Domain Name System o Sistema de Nombre de Dominios) funciona como una especie de guía telefónica para direcciones IP, que son las que verdaderamente comunican a un dispositivo conectado a Internet con una web. Este servicio posibilita que un usuario no tenga que aprenderse una cadena de números (88.80.13.160, en el caso de Wikileaks) para poder acceder a cada una de las páginas, sino que pueda simplemente teclear www.wikileaks.org. Los servidores DNS relacionan cada nombre con su dirección IP.

Dos formas de tumbar una página

La empresa contratada para gestionar un dominio (en este caso Everydns) lo que hace es asociar la IP (numérica) a la dirección, explica Amadeu Abril, ex miembro del consejo directivo de ICANN, el organismo que gestiona los DNS en todo el mundo.

Lo que ha sucedido es que la citada empresa ha dejado de asociar el nombre de la dirección a su número, por lo que cuando el internauta escribe wikileaks.org ya no apunta a la dirección numérica con la que trabajan las máquinas y no puede llegar al sitio. La dirección IP continúa existiendo, porque no se ha suprimido el dominio, y quien lo conozca puede escribir la secuencia de números para llegar a Wikileaks, pero éste es un dato que la mayoría de internautas desconoce por lo que se dificulta enormemente el acceso al sitio.

Así, para impedir el acceso a una página web existen dos objetivos a los que atacar. En primer lugar, al propio servidor donde se alojan los contenidos. Esto es lo que ha sucedido en días anteriores con los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDos). En segundo, se puede ir contra el servidor DNS.

Evitar este segundo ataque es más complicado. Cuando el administrador de una web sufre un ataque DDos puede mover su contenido de forma casi instantánea a otro precisamente cambiando la información en los servidores DNS: el mismo nombre (www.wikileaks.org) apunta a distintas direcciones IP. Sin embargo, cambiar los DNS lleva mucho más tiempo porque la modificación se tiene que expandir a lo largo de todo Internet. Podría llevar hasta 24 horas.

Precisamente por eso resulta incluso sorprendente que Wikileaks tenga todos sus DNS en el mismo servicio, en lugar de haberlos distribuido, máxime después de lo ocurrido en 2008.

Esclavitud en America

Cuando leo y veo noticias como esta CNN ,mas me convenzo del abismo al que se dirige la humanidad, que cosas asi sucedan en la primera ptencia mundial es escalofriante, pero mucho mas lo es imaginar lo que podria estar sucediendo en innumerables paises sin una prensa libre para informar y sin instituciones de defensa real de los derechos de las personas, la crisis que azota a gran parte del mundo no es solamente economico-financiera, creo que lo peor es la falta de moral, porque es la base de todo. Como en los viejos tiempos de la esclavitud colonial, hay negros capaces de esclavizar y vender a sus hermanos.