Páginas vistas en total

lunes, 20 de diciembre de 2010

Una dictadura siempre censura el Arte

El cineasta iraní, Jafar Panahi, en una fotografía datada en agosto pasado.- AFP

El realizador iraní Jafar Panahi condenado a seis años de prisión
La sentencia de un tribunal iraní le prohíbe, también, abandonar el país, escribir guiones y hacer películas durante los próximos veinte años

REUTERS / ELPAÍS - Teherán / Madrid - 20/12/2010

Jafar Panahi, realizador de cine que en 1995 ganó la Cámara de Oro en el Festival de Cannes por la película El globo azul y en 2000 el León de Oro en Venecia por El círculo, pasará los próximos seis años en la cárcel. Así lo ha decidido un tribunal iraní que además le prohíbe abandonar el país y hacer películas durante los próximos 20 años. Farideh Gheyrat, abogada del director, lo ha comunicado en declaraciones a Reuters después de conocer la sentencia a un caso que durante meses movilizó a la comunidad artística internacional.

Panahi fue arrestado el pasado mes de marzo después de mostrar públicamente su apoyo a Mirhossein Mousavi durante las disputadas elecciones que dieron la victoria al actual presidente de Irán Mahmud Ahmadineyad. Unas movilizaciones por parte de la sociedad civil, conocidas como 'el movimiento verde', que Panahi apoyó públicamente y que le ha constado, según su abogada, "la prohibición de realizar películas, escribir guiones, viajar al extranjero o dar entrevistas a medios extranjeros o locales, durante los próximos 20 años."

Después de 88 días de arresto, el realizador empezó una huelga de hambre en protesta de una situación que calificó de "obscena" y de "broma". "Juro por el cine en el que creo que no voy a cesar mi huelga de hambre hasta que se cumplan mis peticiones", aseguraba Jafar Panahi en una misiva que hizo pública la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán (CIDHI). El director quedó puesto en libertad el 25 de mayo, tras el pago de una fianza.

El caso Panahi movilizó a personalidades del cine como Steven Spielberg o Juliette Binoche y su compatriota, Abbas Kiarostami, aprovechó la presentación en Cannes de su película Copie para cargar contra el regimen de Teherán y mostrar su apoyo cerrado a Panahi. El cineasta tendrá ahora 20 días para recurrir la sentencia.