Páginas vistas en total

sábado, 15 de enero de 2011

El futuro de la prensa en Suiza

Este es el concepto de prensa online a la carta que se va imponiendo y donde la informacion dejara de circular libremente en Internet para convertirse en producto de consumo de minorias pudientes,por suerte siempre existiran los blogs.

Página web del periódico francófono suizo 'Le Temps' el primero de su país en adoptar el modelo de pago por contenidos

"No existe la información gratuita"

El diario suizo 'Le Temps', de Ginebra, es el primero de su país en adoptar el modelo de pago en su sitio web.- Los suizos siguen así una tendencia creciente entre la prensa de calidad, que existe ya en el Reino Unido, Francia o Estados Unidos

RODRIGO CARRIZO COUTO - Ginebra - 15/01/2011

Es el diario en francófono más influyente de Suiza, sólo comparable a sus colegas de lengua alemana NZZ y Tages Anzeiger. Pero el miércoles pasado, el diario de referencia suizo dio el temido paso hacia un modelo de pago. Le Temps, con una tirada de 50.000 ejemplares diarios y 210.000 visitantes únicos en su página web, se integra así en una familia entre la que se cuentan periódicos como The Times, Le Monde, Financial Times, The Economist o Le Figaro.

Según explica a este diario Valérie Boagno, directora general de Le Temps, el cambio de modelo surge al notar la "falta de coherencia" entre vender noticias en papel y "regalar" la misma información en la Red. "Una incoherencia que hubiera podido terminar provocando una incomprensión legítima por parte de nuestros clientes, y dañando de paso nuestra marca e imagen. No podemos categorizar la información y decir: esta entrevista exclusiva vale dinero, mientras que este resultado deportivo lo damos gratis", explica Boagno.

¿Pero por qué pagar información que se puede obtener gratis en Internet? "Muy sencillo", responde la editora suiza, "porque lo que posee valor tiene un costo, y creemos que no corresponde a los lectores de la edición en papel "subvencionar" a los amantes de la lectura digital. En los comienzos de internet la gratuidad estaba justificada pues era una fase experimental, pero ha llegado el tiempo de reconciliar la oferta y su costo real, dado que no existe la información gratuita".

Valérie Boagno se muestra optimista ante el futuro de su propuesta de pago. Y es que Suiza cuenta con el raro privilegio de ser el país con más cantidad de diarios y revistas a nivel mundial. Y con mayor número de abonados, como recuerda la directora de Le Temps. "Efectivamente, superamos incluso a Japón, pues solo en la Suiza francesa existen 20 diarios para 1,7 millones de lectores, ¡lo que equivale a un barrio grande de París!", observa con humor. Esta larga tradición de abonados a la prensa escrita es la que hace que el diario de Ginebra no espere conflictos a la hora de cobrar a sus potenciales lectores "on line". "En Suiza no hay reticencia alguna cuando toca usar la tarjeta de crédito en internet", aclara.

El modelo de negocio al que aspira Le Temps no se basa en la cantidad de visitas y el número de codiciados clicks, sino en la calidad de los lectores y su fidelidad. "Buscamos un público compuesto de personas integradas en el mundo laboral y gozando de un cierto poder adquisitivo. Escribimos para gente que cree que nuestro trabajo tiene un valor. No nos interesan 20 millones de visitas de gente anónima y oportunista que hace zapping y mañana va a otro sitio web", sentencia Boagno.

¿Y los jóvenes, santo grial de la prensa actual, en todo esto? "Los jóvenes no van a leer Le Temps por muchos esfuerzos que hagamos y por mucha gratuidad que propongamos. Ellos se sienten más cómodos con la prensa gratuita, redes sociales o los blogs. De hecho, a los 20 años yo no hubiera leído mi propio producto", afirma Boagno, de 45 años, riendo.

La propuesta de Le Temps permitirá al lector esporádico la lectura mensual de un número limitado de artículos en una "cesta virtual" que vuelve a ponerse a cero el mes siguiente. ¿Cuántos artículos exactamente se podrán leer? "No comunicamos la cantidad, pues el concepto puede aún variar", puntualiza Boagno, quien continúa analizando: "Internet se interpretó desde el inicio como la cultura del gratis total. Lo importante era estar presentes, prolongar la experiencia papel. Pero durante 15 años los medios tradicionales han invertido mucho en la Red solo para ocupar un lugar, sin darse cuenta que "regalaban" demasiado pronto su preciosa producción".

Entre las ventajas propuestas a los abonados está la posibilidad de leer, a partir de las once de la noche, la misma edición que se publicará en papel al día siguiente. Los precios van desde los 230 euros anuales que cuesta el abono a la versión "on line", hasta los 380 euros de la edición papel y digital combinados.

La nota optimista final de Boagno es que, "los periódicos no desaparecerán mientras exista una necesidad de opiniones fiables".Según la directora del prestigioso diario suizo, "el oficio del periodista no cambia, solo evolucionan los soportes y el modelo económico. Los nuevos medios enriquecen y complementan a los tradicionales".

Tres tipos de lectores

Abonados a la edición en papel: gozan de todos los privilegios y disfrutan tanto de la versión impresa como la digital, con archivos y complementos multimedia. Por 380 ¤ anuales reciben también el diario a domicilio.

Abonados a la edición digital: tienen un acceso ilimitado a la web del diario y pueden leer los artículos de la edición papel del día siguiente a partir de las once de la noche. Se pagan unos 230 ¤ anuales.

No abonados: deberán registrarse para leer los artículos. Una vez inscritos, los visitantes pueden leer gratis una cantidad aún no determinada. El "contador" se vuelve a poner a cero a fin de mes. También existen abonos diarios a 4 euros. Todos los pagos se hacen por tarjeta de crédito o factura.

El papel de la mujer en La Santeria



El fenómeno Iyónifá en Cuba
Víctor Betancourt Estrada Awo Omolófaoró (Sacerdote de Ifá)

Este fenómeno se pone de manifiesto a partir que, en el año 1985, el hermano Ifá Yemí Elibuibón, de origen yoruba, inicia en Estados Unidos, a la primera mujer Yemí Elibuibón (mujer adivina en los secretos de la religión de Ifa) de América, Señora Daifá, ciudadana Norteamérica. Desde ese instante, ese histórico acontecimiento, despierta el interés de muchos estudiosos de las tradiciones yorubas, de profundizar en el tema, tanto en Cuba como en América y, algunos de ellos, comienzan a profundizar en la legitimidad de la mujer como sacerdotisa de Ifá (1). Este relevante acaecimiento originó muchas polémicas y contradicciones entre religiosos, incluyendo a los propios historiadores e investigadores de nuestras tradiciones. No quedan exentos de ellos, los prejuiciados y los detractores del tema en cuestión.

Unos años después, en 1991, surge nuestra casa Templo Ifá Ìranlówo (La salvación está en Ifá) cuyos objetivos se basaban, esencialmente, en el rescate de las tradiciones perdidas y en contribuir a llenar los espacios vacíos que existen dentro de la tradición afrocubana. Este fenómeno no resultaba ser nuevo para nuestro colectivo, puesto que, algunos de nosotros llevábamos años investigando las raíces de las tradiciones yorubas y las ceremonias que nos habían llegado a Cuba a través de la diáspora africana, durante el período de la esclavitud. De todos los estudios que se realizaban, estaba incluido el papel protagónico de la mujer en Ifá. Mediante el desciframiento de los textos que poseíamos, en lengua yoruba, pudimos conocer muchos detalles al respecto. El resultado de las investigaciones nos aseveraba que, en los pueblos yorubas de la antigüedad y en las regiones actuales de Nigeria, se iniciaban a las mujeres en el sacerdocio (Ìtèfá). Llegamos a la conclusión que, a pesar de ser una hipótesis no aceptada por muchos, a nuestro país llegaron, conjuntamente con los negros bozales, mujeres adivinas, aunque no con la denominación de Ìyáonifá.

Muchas de estas mujeres, de origen yoruba que llegaron en el éxodo, expresaban que eran adivinas o princesas. Existen muchos relatos, dentro del acervo histórico popular, como constancia de ello. Quizás nunca utilizaron el denominativo que las caracterizaba como adivina e iniciada en Itèfá, pero podemos suponer que algunas, de las que estaban iniciadas, arribaron a América y de hecho a Cuba. Esta figuración está basada en el papel protagónico que tuvieron muchas mujeres dentro del ámbito religioso, las cuales se consideraban adivinas y planteaban que habían sido iniciadas, en África, como adivinas o sacerdotisas, según se cuenta dentro del acervo histórico popular. Por tal motivo, es juicioso considerar que, si en los pueblos yorubas se iniciaban a las mujeres en el Ifismo, ellas tuvieron que, de una forma u otra, haber formado parte de la diáspora. Por otra parte, es un hecho incuestionable que las mujeres se destacaron durante el período que comprende finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Fueron reconocidas muchas de ellas como Má Montserrat, Fermina Gómez, Latuwan, María Towá, entre otras. Esta última fue considerada, históricamente, como la reina de los Lúkúmí. Ella fue en ese tiempo la única Lúkúmí que podía leer y escribir. Estas mujeres gozaban de mucha popularidad y prestigio por sus grandes conocimientos de los Odù Ifá (signos de Ifá).

Fue Latuwan (una de las más destacadas lukumisas de principios de república) quien dictó la mayor parte de la narrativa de Òşà e Ifá (2) en Cuba. Eran respetadas por los sacerdotes de Ifá (Bàbálawo) de aquella época los cuales, le rendían culto y seguían fielmente sus sabios consejos. Es poco conocido, dentro del ámbito religioso que, en aquella época a la que hacemos referencia, muchas mujeres lideraban las ceremonias de ciertas divinidades que hoy se consideran potestativas solamente para Bàbálawos. Este hecho representa una profanación hoy día y un tabú para las mujeres contemporáneas. Fue Má Montserrat, de Matanzas, quien entregó el primer Odúa (3) a un Bàbálawo cubano de la Habana (Pedro Pablo Pérez Ogbèyonu). Esta labor la continuó la conocida Olóşà (4) Cuca Odúa. Fue Ferminita Gómez quien difundió el culto a Olókun (5) en casi todo el país.

Nuestra Casa Templo, siguiendo el ejemplo de aquellas magnas de la historia afrocubana y luego de haber confirmado la legitimidad de las iniciaciones de la mujer en Ìtèfá, mediante las referencias que teníamos de otras iniciaciones fuera del país, confirmadas además por nuestras propias investigaciones y ratificadas mediante contactos que tuvimos con algunas iniciadas de otros países, incluyendo las profundas indagaciones realizadas mediante el oráculo de Ifá (primicia de rigor que exigen nuestras tradiciones) nos decidimos a iniciar por primera vez dentro de Cuba a las Ìyáonifá cubanas, Maria Cuesta Conde Ifáşína y a Nidia Águila de León Ifábíolà, el 27 de marzo del año 2000; no dudando en lo absoluto de la legalidad del evento y en los buenos resultados que esto depararía en el futuro de las iniciadas incidiendo en un mejoramiento de su calidad humana y recibieran una mayor espiritualidad. Luego de haber emprendido tan arrestado e histórico acontecimiento, tiempo después, nos decidimos a hacer extensivo las iniciaciones de mujeres. Los objetivos que nos impulsaron a dar continuidad a dicha encomienda fueron los siguientes:

Reivindicar a la mujer de su legítimo derecho.
•Aumentar las posibilidades espirituales del culto siguiendo los patrones naturales.
•Contribuir al desarrollo ético moral de la tradición de Ifá.
•Purificar el culto mediante la nueva incorporación del género femenino.


_________________________________________________________
1. La sacerdotisa de Ifá, son aquellas mujeres que se inician en el culto a Ifá o mujeres adivinas. La palabra Ìyáonifá, se deriva en lengua yoruba de: Ìyá – madre; oni – posee; Ifá – sistema de adivinación de la tradición yoruba. Por sus funciones se asemejan a los conocidos Bàbálawo o padres de los secretos.
2. Òşà (Ocha) es la iniciación en los Òrìşà (Oricha) (antepasados que fueron divinizados, por haber tenido una vida relevante). La iniciación en la Òşà contribuye a recibir toda aquella relevancia pasada en nuestra vida actual.
3. Odúa u Odùdúwà es un Òrìşà que pertenece al panteón yoruba. Esta divinidad se considera fundador del imperio yoruba y legislador del mundo. Es conocido también, como Olófin (quien posee la ley).
4. Olóşà (Olocha) son las personas que se inician en el culto a los Òrìşà también, conocido como la iniciación en Òşà.
5. Olókun es la divinidad u Òrìşà dueño del océano. Lo adoran pescadores y marineros para recibir los beneficios que proceden del mar.



Réplica a "El fenómeno Iyáonifá"
Jorge Felipe Marín

En el trabajo de Víctor Betancourt se plantea que a partir de 1985 fue cuando se inició este proceso de consagrar a mujeres en Ifá, pero solo hace poco más de un año que el asunto ha cobrado relevancia en nuestro país. Estoy totalmente en contra de las consagraciones de mujeres en Ifá.

No se trata de que haya algo en contra de la mujer. La vida en la tierra sería imposible sin ella. No estamos renegando de la mujer. Nacimos de una mujer, tenemos hijas, hermanas, esposas, las amamos, nos doblegamos; de lo que estamos hablando es de quiénes pueden ser sacerdotes de Ifá. El tema de la discriminación de la mujer es una discusión entre sociólogos y políticos y ésta es una discusión religiosa. No somos estudiantes de sociología, somos babalawos. Hay muchas cosas que no puedo decir porque esto que planteamos aquí será publicado, pero nos podemos hacer la pregunta de por qué esto de la iniciación a mujeres no ocurrió cuando existían Miguel Feble, Bernardo Rojas, Joaquín Salazar, Tata Gaitán, Norberto Noriega, todos aquellos babalawos que existieron al principio del siglo pasado. Todo el mundo sabe que el mejor babalawo que ha pasado por la tierra en todos los tiempos fue Miguel Febles Padrón, Ordina. Las cosas que él logró realizar, todavía no ha pasado ningún babalawo ni antes ni después que lo haya podido hacer. En esa época esto no hubiera sido posible. Surge ahora, cuando se sacan 4 ó 5 letras del año. Unos la sacan en diciembre, otros en junio, y se argumenta para algunos cambios que así se hacían las cosas en África, pero es que nosotros somos antillanos, somos cubanos donde se han mezclado todas las culturas.

En Nigeria, hoy en día Ifá no es la religión que predomina, sino la religión musulmana, allí te encuentras un babalawo muy aislado de otro y trabajan un Ifá diferente, por eso pienso que Nigeria no es una referencia obligatoria. Es en Cuba donde Ifá ha cogido fuerza. En Cuba todos los babalawos tienen el mismo Ifá. Preliminarmente podrá haber diferentes ceremonias, pero dentro del cuarto de Ifá todo el mundo tiene hecho lo mismo. Si usted se hace santo y es hijo de Changó, el día de la iniciación usted tiene que tener también un santo hembra que sea su mamá, Oyá, Yemayá, Ochún, algún santo hembra tiene que ser su mamá. Sin embargo, cuando hacemos Ifá no tenemos allí ninguna madre. Cuando un hombre se consagra a Ifá lo que ocurre es una nueva creación que se le impone a Olofi. Todos los babalawos de Cuba y del mundo saben que no es la voluntad de Olofi Dios hacer un babalawo, que eso es una cosa impuesta, gracias a que Changó, después de recibir lo que le corresponde, le da la entrada al advenedizo.

El autor del artículo plantea que hay un solo signo, un Odón de Ifá (Ìrètè Ogbè) donde hay más o menos una historia que justifica la negativa a la entrada de las mujeres, pero no alcanzaría el tiempo para demostrar, con caminos en historias, en cuantos orden (historias, caminos) de Ifá se hace evidente que las mujeres no pueden llegar a ser sacerdotisas de Ifá.

Como se sabe, Yemayá fue la esposa de Orula y como era muy astuta, con buena identidad espiritual y como le gustaba el trabajo de Ifá se le despertó una gran curiosidad y llegó a entender lo que decía un ordun y las soluciones que Orula le daba. Un día que Orula tuvo que salir Yemayá aprovechó la ocasión y tiró elekule de Ifá (cadena que se usa para adivinar), adivinó y resolvió el problema de una persona que se había consultado con ella. Cuando Orula regresó se dio cuenta de que en su casa había habido una transformación, sobre todo por la presencia de regalos, cuando él le preguntó a su esposa a que se debía aquello, ella le confesó que había trabajado con Ifá. Entonces Orula consultó su Ifá y le salió el signo odi weni, donde Ifá le decía a Orula que le diera Cofá (consejos, influencia espiritual) a su mujer y que hiciera dejación de aquella unión conyugal con Yemayá. Ese es el nacimiento de la mujer no como babalawo, ni sacerdote sino como apeterbí de Orula, esclava de Ifá, sirviente de Orula o mujer de Orula, según la interpretación que se haga del término apeterbí.

Por otra parte, en el ordun de Ifá conocido como oddiche, se narra que Orula vivía con su esposa y un día que él tuvo que salir, la mujer aprovechó la ausencia de su marido para meter a su amante en la casa, le cocinaba la comida de Orula, le mataba las ardillas que tenía en el patio, le ponía su bata de casa, le brindaba su cama, y así dentro de su propia casa, la mujer lo traicionaba.

El fin de otra dictadura socialista



La revolución tunecina amenaza los otros regímenes del Magreb y Egipto
Occidente al apoyar los regímenes dictatoriales se ha convertido en un obstáculo para la democratización del mundo árabe

EL HOUSSINE MAJDOUBI * 15/01/2011

Los ciudadanos del mundo árabe siguen con gran interés y entusiasmo los acontecimientos históricos de Túnez y se preguntan acerca del futuro de los regímenes de la región después del derrocamiento del presidente Zine el Abidine Ben Ali como consecuencia de la injusticia política y social que ha practicado durante más de dos décadas. Una revolución que viene a destacar el papel crucial de las nuevas tecnologías en mover a los pueblos, también pone en relevancia el papel repugnate de Occidente que brinda un apoyo incondicional para la continuidad de unas dictaduras medievales.

La revolución política que vive Túnez, demuestra que los mismos motivos que generaron el derrocamiento de este dictador que son: la falta de libertades, la injusticia social, los niveles insoportables de la corrupción y la militarización del país existen en el resto de los países del mundo árabe sobre todo en los siguientes países: Argelia, el país rico en gas y petróleo carece de infraestructuras y los hermanos del presidente, Abdel Aziz Bouteflika están inmersos en la corrupción. En Marruecos, el entorno del rey Mohamed VI se enriquece de una forma escandalosa, mientras que los hijos del coronel revolucionario Mouamar Gadafi se han convertido en príncipes que controlan el destino político y financiero de este país rico en petróleo. Por su parte, el presidente Hosni Mubarak está intentando convertir a su familia, que controla ya sectores importantes de la economía del país, en un nuevo miembro del club de la realeza en Oriente Medio. Mauritania es el único país que escapa de esta ola de corrupción gracias en parte a los golpes de estado en los últimos años que expulsaron otro dictador que se llama Muhauiya Ueld Taeh.

Sin embargo, a pesar de todo esto, Occidente no cesa de defender a estos regímenes. En el caso de Túnez, Occidente consideraba a Ben Ali hasta su derrocamiento "el alumno ejemplar", el propio presidente francés, Nicolás Sarkozy dijo en el 2008 que Túnez vive en una democracia. Durante todo el mes que duraron las protestas, los gobernantes de Occidente, excepto los EE.UU, mantuvieron un silencio sospechoso, incluso la jefa de la diplomacia francesa, Michèle Alliot-Marie se ofreció a asesor al régimen de cómo hay que acabar con las protestas y rechazando dar lecciones de democracia a otros países. Semejante postura pone de relieve el concepto selectivo de Occidente a la hora de exigir a algunos países la democratización y otros no.

La Unión Europea encabezada por Francia presiona los presidentes de Costa de Marfil, Sudan e Irán y por otra parte mantiene un silencio más que sospechoso acerca de los que está pasando en el mundo árabe y sobre todo en el Magreb. Si Occidente desempeñó un papel crucial en la democratización de los países de Europa Oriental, pues está haciendo lo contrario con los países árabes. No sólo apoya a los regímenes dictatoriales sino también les facilita el saqueo de la riqueza de los pueblos al permitirles la apertura de cuentas bancarias donde depositan lo robado y les autoriza la compra de inmuebles y acciones en grandes empresas europeas. Con este comportamiento, Occidente es cómplice por excelencia en estos crímenes. Otro regalo brindado a estas dictaduras, es que la UE y desde hace años ya no otorga el asilo político a los que escapan de estos sangrientos regímenes.

Peor aún, Occidente siempre dice que está luchando contra los movimientos islámicos radicales y terroristas, y las investigaciones sociológicas demuestran que, en gran parte, el fanatismo es el resultado directo de la injusticia social y la corrupción de estos regímenes dictatoriales. A pesar de todo esto, Occidente ignora esta realidad y estos hechos y se aliena con las dictaduras.

La revolución tunecina es muy reveladora de una nueva realidad política y social en el mundo árabe y sobre todo en el Magreb que viene para confirmar unos nuevos datos que escapaban a las dictaduras y a Occidente:

1-Las revueltas y los cambios políticos en el mundo árabe no dependen de los movimientos islámicos como suelen destacar múltiples estudios académicos sino en gran parte de la reacción de los pueblos al no poder soportar más la humillación, el saqueo, la marginación y el paro. En Túnez, el movimiento islámico prohibido Nahda (renacimiento) no tuvo ningún papel destacable en este cambio. En consecuencia, el derrocamiento de cualquier déspota árabe es muy posible.

2-El papel crucial de las nuevas tecnologías de comunicación de Internet y el teléfono móvil que han permitido sacar imágenes de la actuación brutal de las policías y también el papel de las televisiones por satélite como Aljazeera y Alhiwar además ediciones digitales de periódicos críticos como Alquds Árabe. Estas nuevas tecnologías facilitaron una coordinación perfecta entre los manifestantes de diferentes ciudades tunecinas y lo más importante informaron a la opinión pública internacional de lo que estaba sucediendo.

3-Este levantamiento confirma que la institución militar no está siempre dispuesta a enfrentarse al pueblo y defender a regímenes corruptos, porque los jefes militares están conscientes que la situación internacional ha cambiado con el surgimiento de la justicia internacional. El punto de inflexión de la revolución tunecina radica en el rechazo por parte del jefe de las fuerzas terrestres, el general Rahid Amar de abrir fuego contra los manifestantes. Esta misma institución militar que impide ahora en Egipto el nombramiento de Jamal Mubarak como sucesor de su padre Hosni Mubarak que lleva más de tres décadas en el poder y que su balance es peor que Ben Ali. E incluso Egipto puede vivir dentro de poco una situación semejante a la tunecina, por lo menos esto lo que ya destacan los analistas árabes en diferentes paginas web desde la noche del viernes.

4- El levantamiento de Túnez puede contagiar fácilmente a los países de la zona, Marruecos, Libia, Argelia y Egipto y otros como Jordania y Yemen. Los pueblos de estos países sufren de la corrupción, el paro y el saqueo sistemático de las riquezas por unos muy pocos cercanos al poder. La noche del viernes hubo manifestaciones en las capitales Rabat, El Cairo, Aman frente a las embajadas de Túnez saludando a la revolución. Centenares de blogs y páginas web árabes piden desde la noche del viernes una solución a la tunecina. Y de una forma sorprendente, Marruecos, Argelia, Mauritania, Libia, Yemen y Jordania han anunciando que no aumentarán los precios de los productos básicos como la leche, el pan y el aceite. Además Argelia anunció una indemnización a los parados universitarios.

5- Los hechos vienen a confirmar que Occidente al apoyar regímenes corruptos y dictatoriales, se ha convertido un en obstáculo para la democratización del mundo árabe y sobre todo Magreb. Occidente ya forma parte del problema.

* El Houssine Majdoubi es periodista marroquí. Corresponsal en España de Al Quds al Arabi