Páginas vistas en total

sábado, 25 de febrero de 2012

Homs 2012,la guerra civil en Siria ya empezò

Bob Marley alive

Bob, sin clichés

  • 'Marley', el filme estrenado en la Berlinale, incide en el tópico del 'jesucristo hippie'. Ahora, los 'marleyólogos' responden.
José Fajardo | Madrid
Actualizado sábado 25/02/2012 03:49 horas
 



En la última edición del Festival de Cine de Berlín se estrenó el documental 'Marley', una obra que ha generado una gran expectación. Por una parte, parece un producto de intachable calidad: dirige el cineasta escocés Kevin Macdonald (ganador de un Oscar por 'One day in September' (1999) y responsable de 'El último rey de Escocia' (2006) o 'Touching the void' (2003), entre otras) y cuenta con multitud de imágenes (algunas nunca antes emitidas, según sus productores, entre los que se encuentra Ziggy Marley, el hijo mayor de Bob con su mujer Rita) y entrevistas con personas del entorno del cantante, que tratan de mostrar "lo que hay detrás de la leyenda". Es aquí precisamente donde surgen las dudas. Muchas voces del entorno de Bob Marley (ya sean allegados o seguidores) creen que el documental (de dos horas y media de duración) ha podido caer en los tópicos que se suelen adjudicar al autor de 'No woman, no cry'.

¿Un icono de la cultura pop?

Mientras la película llega a las salas (el 20 de abril se ha anunciado su estreno en Estados Unidos), aprovechamos para dibujar el perfil de Bob Marley (Jamaica, 1945 � Estados Unidos, 1981) y su obra. "Los únicos que se pueden comparar con él son The Beatles y Bob Dylan", asegura a ELMUNDO.ES el estadounidense Roger Steffens, biógrafo oficial del cantante, autor de la ambiciosa obra multimedia 'The life of Bob Marley' y dueño de la colección privada más completa sobre el artista en todo el mundo, además de estrecho colaborador con el departamento de documentación del documental que se acaba de estrenar. "Su obra tiene un significado. Allá donde voy la gente se acerca y me dice: '¿Sabes que su música ha salvado mi vida?'".
"Más allá de la figura mística, profética y política, era un incansable trabajador. El éxito que alcanzó en los años 70 fue arrollador. Es la primera y, hasta ahora, única estrella pop del Tercer Mundo. Quizá esto pueda sonar provocador, pero ningún artista occidental puede competir contra él: 'Exodus' (1977) y 'One love' son el mejor disco y la mejor canción de la Historia para muchos críticos musicales; aparte, 'Legend' es uno de los discos más vendidos del mundo, con unas 20 millones de copias". El que habla ahora es Claudio Giust, responsable de comunicación de Rototom Sunsplash, el festival de reggae más importante de Europa, que el año pasado dedicó su programación a la figura de Marley para conmemorar el 30 aniversario de su muerte.
Sólo a la edición española acudieron 230.000 personas durante los 10 días de actividades. "Su música tiene la capacidad de llegar donde no han podido The Rolling Stones o Michael Jackson, gracias a su increíble capacidad para comunicarse. Además, es atemporal. Si escuchas a Jimi Hendrix o Janis Joplin, se nota que son artistas de los 60, pero canciones como 'Positive vibration', 'Survival' y 'Kaya' podrían haber sido grabadas hace un par de años".
Toma la palabra Josetxo Mintegi, autor de la biografía 'Junto a los ríos de Babilonia' (Ediciones Vosa, 1995) y responsable del que quizá sea el blog más completo sobre la figura del jamaicano en España. "No puedes hablar de Elvis Presley en Congo ni de Kurt Cobain en Kuwait. Sin embargo, Bob Marley es una estrella en cualquier lugar, desde Libia a Nueva Zelanda. Y en cuanto a nivel de ventas y beneficios generados, está sin duda en el top 10 de la historia". "Su obra sobrepasa los límites de la 'world music' y entra por la puerta grande de la cultura popular, incluso triunfando masivamente en un perfil, el hombre blanco de Europa y Estados Unidos, al que no está dirigido su mensaje. Su influencia en la música va desde el 'Ob-La-Di, Ob-La-Da' de The Beatles hasta The Clash, pasando por la electrónica", asegura Lorenzo Flores, o Lalo, como es conocido en este universo. Él preside la Asociación Cultural Reggae, fundada hace 12 años con la intención de difundir los aspectos positivos del movimiento. En la actualidad cuenta con 350 socios y coordina la web de referencia en España sobre este estilo musical, que recibe más de 100.000 visitas únicas cada mes.

Sombras de una leyenda

Como sucede con todas las grandes figuras, diversos rumores han acompañado siempre a Bob Marley. ¿Es verdad que maltrataba a su mujer? "Jamaica era un país homófobo, violento y machista en los años 70 y todavía hoy lo sigue siendo. Él era un chico rudo de las calles de Kingston, que aprendió a hacerse respetar entre gángsters y 'yardies' (los chicos del barrio, en la jerga local). Pero no era violento". Eso sí: "Lo que está claro es que era un mujeriego empedernido. El concepto que en Occidente tenemos de monogamia él se lo saltaba a la torera. En sus giras era normal que dejara a su mujer en la habitación del hotel mientras él estaba en el cuarto de al lado con otra chica. En cierto modo, eso es un tipo de violencia, sí", reflexiona Lalo. Sigue Mintegi: "Era un tío del gueto que vivía en uno de los sitios más peligrosos del mundo. En 1976 fue tiroteado en vísperas de las elecciones. Yo no sé cómo sería él con su mujer, pero es una pena cómo su familia se está aprovechando de su legado. Me da rabia la avidez recaudatoria de sus herederos. Venden películas, camisetas, café o auriculares con su imagen, exprimiendo una obra que están desvirtuando". "Lo que está claro es que le gustaban mucho las mujeres", reconoce Giust. "Estuvo con infinidad de chicas. Tiene 10 o 12 hijos reconocidos... Pero seguro que hay muchos más".
Para Steffens, el perfil violento de Marley "fue una faceta muy puntual e infrecuente de su vida". Sin embargo, su entorno familiar no debió ser precisamente ordinario. "En 'Marley', su hija Cedella habla de los problemas que tuvo de pequeña. Él estaba siempre fuera del hogar y era muy severo con ellos y, además, tenía que aguantar que los padres de sus amigos les prohibieran jugar con ella porque la familia Marley estaba en el mundo del espectáculo y consumía drogas", explica su biógrafo.

El mensaje de su música

Roger Steffens habla de la vigencia y perdurabilidad de su obra. "Aunque pasen los años, seguirá inspirando a los jóvenes inconformistas de todo el mundo. Su filosofía es la única respuesta a los problemas del mundo moderno. Bob creía que el mundo sería mejor si vivimos respetando los ritmos de la naturaleza, pensando y actuando de forma positiva y constructiva". Mintegi critica los clichés que se han asociado siempre a su figura: "No soporto cuando se vincula a Bob Marley con el pacifismo. ¿Es pacifista quien canta 'Rasta no trabaja para ninguna CIA'? En sus canciones habla de la sublevación, de los controles policiales, de los saqueos. Esa imagen del simpático fumador neo hippy e icono del mestizaje es una mentira. Lo que sí que hizo fue crear una enorme red de solidaridad para apoyar a la gente del gueto de Kingston; sentía una enorme piedad por el sufrimiento de la gente". Giust piensa que "la fuerza de su música radica en su capacidad para comunicar a todas las culturas del mundo un mensaje de paz". Por su parte, Lalo se queda con el espíritu libertario del jamaicano. "Su obra se divide en dos grandes temáticas: el amor a la vida y la crítica al sistema. Sus canciones hablan de una liberación que es la suya propia, pero en la que todos nos vemos identificados. Es la lucha contra la injusticia y contra la opresión de los esclavos negros para encontrar el modo de ser libres".