Páginas vistas en total

miércoles, 1 de agosto de 2012

Ejecucion sumaria en Siria

Fusilamiento a los pies de Mickey Mouse
Los rebeldes armados acribillan en una plazoleta al jefe y tres miembros de un clan de matones a las ordenes del régimen de Bachar el Asad


Captura del vídeo de un aficionado de una ejecución de los rebeldes.
Cuatro shabihas (matones del régimen sirio) fueron fusilados en la mañana de este miércoles por milicianos del Ejército Sirio Libre (ESL) en una plazoleta de Alepo, según un vídeo distribuido por la resistencia cuya autenticidad ha sido confirmada por diversas fuentes.




Los cuatro bajan una escalera encabezados por el que fue su patriarca, Ali Zein El Abidin Berri, apodado Zino, que lleva las manos atadas y va vestido con solo un calzoncillo. Le sigue su hermano, Hussein Berri, diputado del partido Baaz en el Parlamento sirio. Una muchedumbre de jóvenes hombres armados les insulta mientras los condenados son sentados en el suelo delante de la pared de un colegio en la que un dibujo representa a Mickey Mouse. Unos pocos milicianos les disparan entonces con metralletas. Otros sacan fotos con sus móviles. Todos gritan con frecuencia Ala hu Akbar (Alá es grande).

Zino Berri y varios de sus seguidores fueron capturados el lunes y los rebeldes armados difundieron un vídeo en el que se identificaban dando su nombre ante la cámara. Todos aparecen heridos. Muchos ellos tienen vínculos familiares. Más allá de servir al régimen del presidente Bachar el Asad amedrentando a la población, se dedicaban en Alepo, según sus detractores, al negocio de la droga con el beneplácito de las autoridades.




Bachar Al Haji, portavoz de la brigada Tawheed (Unidad) del ESL, negó, ante los medios de comunicación que lograron contactar con él y en un vídeo, que se tratase de una ejecución sumaria. “Estábamos en paz con el clan Berri, que es un clan de matones”, explicó. Pero ellos no cumplieron lo pactado y cuando el ESL “atacó una comisaría [la del barrio de Al Neirab] el clan de los Berri empezó a dispararle por la espalda”. “Mataron a 15 de los nuestros”, aseguró Al Haji. “Nos enfrentamos duramente con ellos y fuimos capaces de matar a 20 y de detener a otros 50”.





Otras fuentes locales aseguran que la intervención del clan Berri hizo fracasar el primer asalto del ESL a la comisaría. Antes de lanzar una nueva acometida contra la sede policial los rebeldes armados prefirieron atacar el barrio de Al Marjah, el bastión de los Berri. Pactaron con sus enemigos que las mujeres y los niños saliesen de allí antes de la embestida.





“A continuación organizamos un juicio de campaña” de los miembros del clan Berri, añadió el portavoz. “Tenemos a jueces y abogados que están con la oposición” al régimen del presidente Bachar el Asad, señaló. “Consideraron que siete miembros del clan Berri estaban involucrados en matanzas y decidieron ejecutarles”. “A los demás se les juzgará tras la caída del régimen”. “Custodiamos a un montón de prisioneros que serán juzgados después de la caída del régimen” porque no tienen las manos manchadas de sangre. Aquellos de los que se demuestra que sí las tienen “les matamos inmediatamente”.

Las palabras del militar de la brigada que fusiló a los Berri contradicen las de otro portavoz del ESL, de más alto rango, que el lunes afirmó en un vídeo que su organización “tratará a los presos del régimen y a los shabihas de conformidad con las leyes internacionales y concretamente del artículo 4 de la convención de Ginebra que específica el tratamiento a otorgar a los prisioneros de guerra”. “Les garantizamos un trato humano (…)”, prometió. Mostró, por último, la disposición de los rebeldes a recibir a los delegados de la Cruz Roja internacional para que visiten a los prisioneros.

Este último portavoz intervino, según explicó el mismo, “a petición de los compatriotas de la comunidad internacional siria”, es decir los exiliados, que aparentemente mostraron su disgusto por la ejecución, el 18 de julio a orillas del río Éufrates, del teniente coronel Mahmud Mohamed Ali, que mandaba un regimiento de artillería que bombardeó barrios de las ciudades de Homs y Deir el Zor. Los rebeldes de la provincia oriental de Deir el Zor grabaron un vídeo con el fusilamiento que colgaron en Internet.

Desde que estalló la rebelión en Siria, hace cerca de 17 meses, ha muerto más de 20.000 personas, la mayoría civiles indefensos.