Páginas vistas en total

martes, 29 de julio de 2008

La montaña



Cuando vivia en Cuba tuve poco contacto con la montaña, lo que tiene su logica siendo habanero y dada la forma de vida de un citadino y los conocidos problemas de comunicacion del pais, realmente fui por primera vez a la montaña durante mi etapa alemana, pero todo se redujo a un par de excursiones en las que sinceramente preste mas atencion al fisico de las chicas presentes que a la sinfonia del bosque o al paisaje. Mi primer contacto con la montaña en Cuba fue durante el entrenamiento militar preparatorio en Candelaria, Pinar del Rio y posteriormente durante un par de viajes a Viñales. Donde realmente he conocido la montaña ha sido aqui en Suiza, lo que tampoco es de extrañar porque siempre esta presente donde quiera que estes en este pais. aqui descubri mi vocacion como practicante del mountain bike, aqui aprendi y fui a esquiar, aqui descubri el placer que ofrece el dejar correr el tiempo sin prisa en el bosque, por lo que despues de una decada creo que soy un fanatico mas de la montaña y es una de las cosas que mas disfruto , solo o en compañia y como buen cubano (que dicen que o no llegamos o nos pasamos) me subo en la bici hasta durante la epoca mas cruda del invierno y me voy a la montaña o simplemente me voy a saludarla y me doy mi paseo habitual por ella, donde vivo la tengo a diez minutos con la bici, el bosque esta muy bien cuidado y realmente se quema mucha adrenalina, es increible como el medio influye en uno, yo mismo no me reconozco y cuando voy a Cuba y me comparo con mis coterraneos no me sorprende que siempre me digan que el tiempo no pasa por mi, es una lastima que con la naturaleza tan bella que tiene la isla seamos ciegos a sus encantos y los reduzcamos solo a las playas, aunque claro, quizas por eso me he convertido en fan de la montaña, el agua de los lagos y los rios aca siempre esta bien fria.

lunes, 28 de julio de 2008

En cuba el tiempo no pasa

Queria escribir algo sobre la actualidad cubana, sobre lo que se comenta sobre la politica del nuevo gobernante, pero creo que este articulo de El Pais lo explica mejor.
Mi opinion?, mientras sigan los de siempre en Cuba no cambiara nada

video




Raúl Castro aparca el discurso de las reformas

El presidente cubano se dirige a la nación en el Día de la Rebeldía Nacional, que conmemora el ataque fallido contra el cuartel de Moncada en 1953

MAURICIO VICENT - La Habana - 27/07/2008


Raúl Castro aparcó el discurso del cambio. Y se centró en la dura realidad. No anunció nuevas medidas económicas, tampoco líneas estratégicas de mediano plazo para profundizar las transformaciones "estructurales y de concepto" que prometió hace un año, en otro acto por el 26 de julio que despertó numerosas expectativas dentro y fuera de la isla. La conmemoración del 55 aniversario del asalto al Cuartel Moncada, realizada el sábado en Santiago de Cuba, dejó fríos a los que esperaban un empujón a la apertura y las reformas. En celebración tan simbólica, el nuevo presidente cubano habló ante una imagen de Fidel Castro que ocupaba toda una pared y uno de sus mensajes principales fue que se avecinan tiempos duros debido a la crisis mundial. "Hay que acostumbrarse no sólo a recibir buenas noticias", dijo.

Desde 1959, el 26 de julio es la fecha más importante del calendario revolucionario cubano. Habitualmente, ese día Fidel Castro trazaba directrices políticas de futuro, y por eso se consideraba el discurso más relevante del año. Precisamente fue en un aniversario del asalto al Moncada, hace dos años, cuando el líder comunista cayó gravemente enfermo al terminar su alocución; el 26 de julio siguiente, el entonces presidente provisional de Cuba pronunció un discurso autocrítico y realista en el que consideró necesario cambiar conceptos y medidas "superadas por la vida" y anunció reformas estructurales en la economía, siempre partiendo de bases socialistas.

Si aquel discurso de Raúl abrió perspectivas de cambio y dejó esperanzas, éste puso el acento sobre la difícil situación que se avecina, vaticinando un panorama sombrío.

"La Revolución ha hecho y continuará haciendo cuanto esté a su alcance para seguir avanzando y reducir al mínimo las inevitables consecuencias de la actual crisis internacional para la población", dijo. Y añadió que para amortiguar el golpe era fundamental apretarse el cinturón y ahorrar: "por muy grandes que sean nuestros deseos de resolver cada problema, no podemos gastar más de lo que tenemos".

La escenografía del acto y el contenido del discurso, cargado de referencias a otro que pronunció Fidel Castro en los años setenta, convirtieron de principio a fin este 26 de julio en un homenaje al fundador de la revolución, presente en una foto gigante colgada de la fachada del cuartel asaltado en 1953, hoy escuela. Quizás por ello, "fue el discurso más 'fidelista' de la era Raúl", en palabras de un veterano analista.

Desde que el 24 de febrero asumió formalmente la presidencia, Raúl eliminó prohibiciones que impedían a los cubanos hospedarse en hoteles, contratar celulares o alquilar automóviles. También liberó la venta de computadores y autorizó permisos a algunos tipos de taxis y transportistas privados, al tiempo que eliminó los topes salariales e inició una reforma agraria descentralizadora que contempla el reparto de tierras en usufructo y la concesión de créditos a los campesinos para reactivar la producción.

Los más optimistas tenían esperanza de que Raúl anunciara en su discurso nuevas medidas en esta línea, aunque fueran tímidas. Pendientes están, por ejemplo, la flexibilización de los trámites migratorios y la eliminación del 'permiso de salida' para los cubanos, así como la liberalización de la compraventa de casas y coches, que según fuentes cercanas al Gobierno estaban prácticamente decididas hace un par de meses. Pero de nada de eso hablo el presidente cubano.

Raúl que en tres ocasiones desde 2006 ofreció a Washington un "ramo de olivo" para sentarse a negociar, dijo esta vez que Cuba seguirá aceitando el engranaje militar y que no descuidará la defensa, sea cual sea el candidato que gane en noviembre las elecciones en Estados Unidos.

En su discurso habló con crudeza de la crisis doméstica y de los esfuerzos que hace su Gobierno para arreglar los gravísimos problemas acumulados. Nada hay más elocuente que lo que dijo sobre el asunto del suministro de agua a los hogares de Santiago de Cuba, segunda ciudad del país. "Este viejo y grave problema debe quedar resuelto definitivamente en el 2010, cuando toda la ciudad tendrá solucionado el abasto diario de agua".

Pese al jarro de agua fría que cayó sobre las expectativas de apertura, no puede decirse que Raúl Castro abandonó el espíritu de 'su' reforma, que no es la que quiere Europa o Estados Unidos. Siempre estuvo claro que sería lenta y no exenta de vaivenes. Tampoco Raúl hizo dejación de su estilo pragmático. Por ejemplo, criticó la falsa "unanimidad" en los debates y señaló que, en las actuales circunstancias de Cuba, no puede perderse tiempo. "Desperdiciarlo por inercia o vacilación es una negligencia imperdonable. Hay que aprovechar cada minuto...", afirmó. Ambas ideas, que en otro momento hubieran alentado nuevas expectativas, el sábado se perdieron en el contexto de una celebración a la vieja usanza, que comenzó con versos de pioneros y discursos patrióticos, entre ellos el del joven Alesnay Pérez, trabajador cafetalero, que dijo: "desistan de su proyecto de transición... no alucinen".


Tres históricos 26 de julio

El 26 de julio 2006, después de pronunciar dos discursos en las ciudades de Bayamo y Holguín, en total cuatro horas largas hablando, Fidel Castro sufrió una grave hemorragia intestinal por la que hubo de ser operado de urgencia. Cinco días después, por primera vez desde que llegó al poder en 1959, cedió "provisionalmente" todos sus cargos de Gobierno a un equipo de siete personas encabezado por su hermano Raúl. Desde entonces nunca más ha vuelto a aparecer en público. El pasado 24 de febrero, después de que Castro renunciara formalmente a la presidencia, Raúl fue elegido en el cargo.

Siendo todavía presidente en funciones, el 26 de julio de 2007 Raúl pronunció un discurso en Camaguey en el que anunció "cambios estructurales y de concepto" para reactivar la economía. El discurso levanto expectativas en la población y también fuera del país. Durante meses, las palabras de Raúl se sometieron a análisis en asambleas de trabajadores, que criticaron muchas de las prohibiciones existentes en la isla así como el deterioro de la educación y la salud, y demandaron cambios económicos cuanto antes. En marzo de 2008 se levantaron las primeras prohibiciones y comenzaron a tomarse medidas flexibilizadoras, pero el ritmo de los 'cambios' se enfrió dos meses después.

El 26 de julio pasado, en Santiago de Cuba, Raúl Castro no mencionó el proceso de reformas ni anunció nuevas medidas, desanimando a los que apostaban por una mayor apertura. Un diplomático europeo restaba ayer importancia a la señal, con el argumento de que, con vaivenes o incluso con marchas atrás, los cambios van. Otros veían con pavor un escenario de inercias e inmovilismo y un empresario extranjero opinó que tan importante como hacer reformas es saberlas vender.

viernes, 25 de julio de 2008

El velo desgarrado


Pues nada, hoy vuelvo a comentar sobre otro de mis libros, se llama Der zerrissene schleier, en buen español El velo desgarrado y fue escrito por una señora suiza llamada Carmen Bin Laden.
Si, esta dama estuvo casada con Jeslam uno de los multiples hermanos del terrorista en jefe Osama y tuvo tres hijas con el.en estas memorias ella cuenta su vida, de madre irani y padre suizo conocio al saudita en America mientras ambos estudiaban en la universidad alla, despues regresaron a Saudi Arabia y ahi se jodio todo, el libro es muy interesante, se ve la vida en una sociedad rica y arcaica como la saudi desde la perspectiva de una mujer occidental culta y se pueden ver fotos del jeque Osama en su epoca de play boy en Europa.....

miércoles, 23 de julio de 2008

Angkog Wat



Durante mi segundo viaje a Tailandia realize uno de mis mas preciados sueños, el de ver la ciudad perdida (y sus templos) de Angkog Wat en la actualmente denominada Kampuchea, pero que aun se sigue llamando aca en Europa Camboya.
Aun estando en Cuba habia leido algunas informaciones sobre esa ciudad descubierta en la selva por arqueologos franceses y años despues cuando salio a la luz el genocidio de los khmers rojos , en mi caso atraves de la informacion en la prensa cubana tras la invasion vietnamita y sobre todo por el libro Infierno y amanecer en Kampuchea del periodista y corresponsal cubano Miguel Rivero.
Estando en Bangkog y pasados unos dias de relax me encamine a una de las multiples agencias de viaje que hay en el barrio de Kao Sang Road y que por medios para mi inexplicables (creo que tocando con pasta a quien corresponda) son capaces de organizarte un viaje en 24 horas a donde sea, despues de un monton de horas sentado en un minibus y hambriento, porque los comestibles disponibles en los pueblos de la Tailandia profunda donde hicimos parada no me apetecieron, sobre todo despues de ver como en los mercados se venden y compran ratas, llegamos a la frontera, mis compañeros de viaje eran dos parejas alemanas y una francesa en la treintena con la que me pase todo el viaje practicando su lengua, a esa hora de la tarde y con el calor que hacia parece que los aduaneros no estaban por la labor y a mi fue el unico al que le realizaron un par de preguntas , eran dos, el mas viejo hablaba perfectamente frances y estaba relajado y distante, pero el mas joven parece que queria buscarse un extra y empezo a ponerme peros porque mi visado estaba en una papel separado del pasaporte, ya el chofer tailandes nos habia informado sobre todos los trucos y simplemente le dije que si no me dejaba entrar tendria que costearme el alojamiento para esa noche y que me quejaria a su superior, su actitud cambio y simplemente hizo un gesto con la mano de que siguieramos.
Llegamos a una ciudad o mas bien un pueblo grande llamado Siem Reap y nos alojamos todos en un hostal regentado por una pareja de franceses en la cincuentena y muy amables. durante los cinco dias que duro mi estancia, dedique las horas de luz a recorrer los templos interminables y en ruinas, solo o con la francesa, Marie de Lyon y aun asi me falto quizas por ver la mitad de todo, es muy dificil describir con palabras todas las impresiones y tendria que usar los conceptos de monumental, grandioso, unico, impresionante......
El estar sentado en algun lugar que sabes que tiene siglos de historia y que fue centro de guerras e intrigas, de lujos y esclavitud, el ver manadas de monos (me dijeron que hasta tigres se paseaban por alli en ls noches) saltando y haciendo ruido con desenfado, el oir la sinfonia de la selva me recordaba los cuentos leidos en la infancia de Kipling, ver las esculturas en poses eroticas y hasta bien porno impresionaba, la infinidad de preguntas que uno se hace cuando camina sin prisa por esos lugares de meditacion.
Guardo agradables recuerdos de ese viaje, tambien amistades, se que regresare, Asia me atrae como un iman. lo negativo, lo desagradable, como en casi toda Asia, el ver a los occidentales practicando el turismo sexual, daba rabia caminar de noche por la zona de copas de Siem Reap y ver las niñas/os prostituyendose y a los europeos y occidentales en general degradandose cada vez mas, pero me quedo con lo bello, con la historia, con las piedras....con su gente.

lunes, 21 de julio de 2008

Que significa ser cubano?


Cuando llevas un monton de años fuera de Cuba, ya superada la etapa inical de reafirmacion nacionalista que llega a cansar a todos los de tu entorno por tu continuas referencia al hecho diferencial de ser cubano, cuando empiezas a echar raices (o no) y te empiezas a sentir comodo en el lugar del mundo donde el avion de la vida te lanzo, entonces llego la hora de reflexionar, deconstruir, filosofar, diletantear y mucho mas sobre el concepto de ser cubano. Esta claro que cubanos somos lo que nacimos en Cuba, pero que significa realmente ser cubano viviendo fuera de la isla?, esa es la pregunta del millon, la inmensa mayoria de los cubanos/as que conozco en Suiza viajan a Cuba todos los años, aqui se reunen con cubanos, latinoamericanos y todo aquel que hable español, siguen cocinando comida cubana, solo van a locales latinos y su tema unico y preferido es Cuba, alguno/as aprenden cualquiera de las lenguas que se hablan aqui por razones laborales, sobre todo los hombres,pero en su vida diaria siguen anclados en Cuba.
A mi me ha sucedido todo lo contrario y por esa razon cada vez me siento mas lejos de los intereses de los cubano/as que aqui conozco, eso si alguna vez tuve algo cercano cosa que no creo, cuando se habla de la añoranza y digo que solo extraño el mar y el malecon de La Habana me miran como a un bicho raro, cuando les explico que prefiero conocer el mundo y que voy a Cuba cada xs años a ver a mi familia supongo que pensaran que estoy enfermo, con el tiempo ya he dejado de hacerme esa pregunta, porque me doy cuenta de que ser cubano no significa ir actuando de cubano y simplemente me aferro a mis raices, esas que aun en La Habana me hacian preferir a Bob Marley y Miles Davis antes que a La Charanga Habanera, o preferir a Opus Trece antes que a los Van Van, o ir a un concierto en la Casa del Joven Creador antes que a uno en la Casa de la Musica.
Aqui en Suiza y con tan pocos cubanos como habemos no hay mucho donde escoger y aunque prefiero a Marvin Gave o Erikah Badu tambien bailo bien casino y me despeloto si hace falta con Gente de Zona o Paulito FG, pero con el paso del tiempo ese concepto limitado de ser cubano se va destiñendo y te das cuenta que eres un ser humano, que no eres mejor ni peor o mas inteligente que los demas.
Hablando del tema (como no) con un amigo cubano que vive en Alemania, el me comentaba su teoria de que mientras menos integrado estes donde vivas mas idealizaras a Cuba y mas necesidad de reafirmacion cubana tendras y algo de razon tiene, pero siempre le digo que la respuesta a la pregunta de que significa ser cubano (en el extranjero) solo la tiene cada uno, lo que muchos tapan sus carencias con exageraciones, ademas de que cada pueblo es nacionalista, sino que se lo pregunten a los suizos.

domingo, 20 de julio de 2008

Los machos no lloran

Volviendo a los libros que conservo, aqui les comento sobre este, Los machos no lloran se llama y el autor es un ruso, Ilja Stogoff.
Me lo regalo hace un par de años mi ex por mi cumpleaños y me gusto no tanto por la calidad literaria de su escritura, sino por la vida que cuenta sobre la nueva clase media y los intelectuales en el San Peterbursgo post comunista, la decadencia (sexo, alcohol, drogas) y la busqueda concentrica del sentido de la vida a la rusa que describe el libro me recuerda a lo que algunos clasicos rusos contaban sobre la vida en esa ciudad justo antes de la Revolucion de Octubre, por lo que creo que la Rusia actual ha llegado a la cuadratura del circulo y 75 años de utopia historica parecen que de nada han servido, mas aun cuando se lee en la prensa sobre los oligarcas, la corrupcion y el zarismo del poder. el libro sigue la corriente del realismo sucio que tan de moda esta y resulta ameno y divertido, vale la pena leerlo.



Roman. Aus dem Russischen von Margret Fieseler. Droemer, 2003
ISBN 3-426-19611-5, Preis: 19,90 EUR

Warum Machos nicht weinen? Weil sie nichts und niemanden zu beweinen haben. Außer dem leeren Kühlschrank, wenn kein Bier drin ist, vielleicht. Ilja Stogoff schildert sehr eindringlich die Haltlosigkeit der Generation „P“(erestrojka). Außer Ozeanen von Bier und zahlreichen namenlosen Affären sind da nur die unerreichbaren Verlockungen die großen weiten Welt – man(n) ist ewig „on the Road“. Einziges Heilmittel wäre die Liebe, doch die haben sie nie erlebt, die Machos. Selbst als der Ich-Erzähler Vater wird, bleibt ihm dieses Erlebnis nur schemenhaft hinter einem Bierschleier im Gedächtnis, denn „es war nichts Mystisches an diesem Moment – es war einfach ein Moment“ und „biegsamer und sinnvoller ist das Leben seither nicht geworden“. Das Leben – ein inhaltsleerer Wartesaal. Und der Zug in das schöne neue Leben kommt einfach nicht. Es gibt ihn nicht.

bei amazon.de bestellen

El aeropuerto de Dubai

video

La primera vez que pise Dubai fue en Diciembre del 2001 durante una escala en un vuelo hacia Bangkog, esa vez me quede siete horas sin salir del aeropuerto, por lo que tuve suficiente tiempo para recorrerlo y empaparme de vivencias. Me sorprendio el lujo de sus instalaciones, porque aunque vole desde Zurich, la grandeza, la decoracion y el lujo asiatico no tenian comparacion. La primera impresion fue en el control de pasaportes, el ver a aquellos policias con caras de pocos amigos y barbas dandole vueltas a mi pasaporte cubano y mirandome como si viniera de otra galaxia, despues del viaje y ante la expectativa de esperar siete horas por el proximo vuelo, el matar el tiempo se convirtio en un imperativo y lo logramos , primero tomando una ducha en instalaciones mejores que la de muchos hoteles que presumen de estrellas en europa, leyendo y mirando vidrieras o hablando con la gente, despues de la temperatura bajo cero de Zurich el calor de Dubai era un anuncio de las vacaciones en Tailandia.
El aeropuerto posee grandes superficies comerciales donde se vende de todo, hasta autos de lujo ( lo que me parecio una extravagancia ), su nivel de infraestructuras y servicios esta al nivel de los mejores del mundo y quizas supera a la mayoria, incluidos los grandes europeos.tambien y observando con detenimiento es posible notar las primeras señales del aparheit de la sociedad emirati, todas las labores mas sencillas son realizadas por extranjeros procedentes de Asia o Africa y se nota la mano dura que los controla y dirige en el servilismo con el que muchos se comportan generalmente.
Para la anecdota esta la experiencia en el unico bar que servia alcohol atendido por camareros filipinos y con unos precios que me asombraron hasta a mi que venia de Suiza ( lo que ya es mucho decir ) lleno de europeos y otros occidentales bebiendo a tope bajo las miradas criticas de los pocos emiraties que se veian a esa hora temprano en la mañana, o la llamada del almuecion a la oracion que retumbaba en todo el recinto y ver los fieles extender sus alfombras y rezar mirando a la Meca o el encuentro con el limpiapisos somali que me saludo y me tarareo no Woman not cry de Bob Marley para mostrarme su simpatia. volvi posteriormente a Dubai y me quede una semana durante otro viaje, pero esa primera vez si me alegre cuando el avion despego en direccion hacia donde sale el sol.

viernes, 18 de julio de 2008

Agua


Normalmente cuando la gente piensa en Suiza, enseguida salen los topicos, el chocolate, los bancos y el secreto bancario, los Alpes, pero yo que resido aqui desde hace muchos años y si me pidieran definir esta realidad en una palabra diria agua, este pais esta regido por el agua, sus principales ciudades y pueblos se asientan o a la orilla de alguno de los multiples lagos o estan atravesadas por alguno de los numerosos rios, quizas casi nueve meses del año estan marcados por el agua en forma de lluvia o nevada y a donde quiera que uno dirija su mirada vera agua, en los bosques ahora bien verdes en verano, o en los campos de cultivo alineados simetricamente segun dicta la agricultura biologica que aqui se practica, en los glaciares de los Alpes que dicen se estan derritiendo, pero que cubren de blanco sus cumbres aun en pleno verano, nada, este pais de naturaleza prodigiosa y bien cuidada, de ciudades sostenibles y limpias, de gentes tranquilas y amables esta gobernado por el agua, casi siempre fria con sus nevadas en el invierno o en sus lagos y rios, quizas la mayoria de la gente que reside aqui no se ha dado cuenta, pero este pais es eso, agua, a pesar de sus bosques maravillosos, de sus montañas impresionantes y de toda la infraestructura que lo situa entre los de mejor nivel de vida del mundo, al final todo se reduce a las grandes reservas de H2O

sábado, 12 de julio de 2008

Margarete Buber-Neumann

Queria comentar sobre este libro que me lei hace un par de años ya y conservo en mi biblioteca, pero navegando encontre esta cronica y prefiero dejar que una mujer hable sobre la otra, el libro se llama Como prisionera de Stalin y Hitler un mundo en la oscuridad, me lo lei mucho despues de haberme leido el tan publicitado Archipielago Gulap y sigo pensando que el de la alemana me conmueve mas, el que no lo haya hecho que lo lea y saque sus propias conclusiones







Mujeres revolucionarias: La pasión de Margarete Buber-Neumann

Virginia Martínez

Prisionera de Stalin y de Hitler, Margarete Buber-Neumann sobrevivió a Siberia y a Ravensbrück. Durante su cautiverio maduró un compromiso: viviría para dar testimonio
El resultado de esa convicción, que hizo de la escritura un arma de combate y un acto de memoria, fueron siete libros, decenas de artículos periodísticos y guiones para radio y televisión. Su obra es considerada como una de las miradas más agudas y humanas sobre la "era de los campos de concentración".

De Potsdam a Moscú. Margarete (1901-1989) nació en el corazón de Prusia, en una familia de burgueses conservadores y monárquicos. A los 21 años se fue a Berlín donde se hizo comunista. En 1928 ya se había transformado en una revolucionaria profesional y creyó que llegaba al paraíso cuando ese año visitó Moscú como delegada a los festejos del Primero de Mayo.

Muy joven se casó con Rafael Buber, compañero de militancia e hijo del filósofo alemán Martin Buber, con quien tuvo dos hijas. Tiempo después el matrimonio naufragó. "Al entrar al partido uno debía renunciar a su vida privada", escribió Margarete en su autobiografía, y ese renunciamiento no fue ajeno a la separación. Buber se había alejado del partido, lo que para ella hacía imposible la vida en común. Durante dos años vivió sola con las hijas hasta que la justicia le quitó la tenencia de las niñas y se la dio a su suegra.

A fines de los años veinte se enamoró de Heinz Neumann y, aunque no se casaron, ella añadió el apellido de su compañero al suyo. Heinz era un joven y destacado militante comunista: espartaquista en 1919, diputado del Reichstag, agente del Komintern en China, hombre de confianza de Stalin y dirigente junto a Ernst Thaelmann del Partido Comunista Alemán en los decisivos años que precedieron al ascenso del nacionalsocialismo.

En 1930 el nazismo se recortaba en el horizonte como el mayor peligro en la vida del país. En las elecciones de setiembre de ese año, el voto de seis millones de ciudadanos convirtió al Partido Nacional Socialista (nsdap) en la segunda fuerza política de Alemania. En Moscú, Heinz Neumann alzó su casi solitaria voz para discrepar con la monolítica línea oficial de la Internacional Comunista. En el Comité Ejecutivo dijo que la socialdemocracia no era el enemigo principal de la clase obrera, que la amenaza real era el fascismo y propuso la formación de un frente único con los socialdemócratas. Cuando volvió a Berlín, con amargura, le confió a Margarete que antes de partir Stalin le había dicho: "¿No cree usted que si los nacionalsocialistas se hacen con el poder en Alemania estarán tan ocupados con el mundo occidental que aquí nosotros podremos edificar tranquilamente el socialismo?".

Un año después, aunque los hechos le habían dado la razón, Heinz fue destituido de su cargo en el partido. La pareja partió a Suiza, donde vivieron sin documentos y aislados de la vida partidaria hasta que, por azar, Heinz fue arrestado por la policía. Hitler pidió su extradición, pero el gobierno suizo se negó a entregarlo y lo escoltó a Le Havre donde se embarcó en un navío ruso. Moscú se ofrecía a darle refugio: había comenzado a estrecharse el cerco que lo llevaría a la muerte.

Margarete y Heinz se instalaron en el hotel Lux, sede del Komintern y sitio de alojamiento para los militantes extranjeros. Eran políticamente sospechosos; estaban sometidos a vigilancia permanente y asistían en silencio a las grandes purgas que empezaron en 1936. Todos los días algún antiguo compañero era detenido, ejecutado o deportado. La tchistka (limpieza) había alcanzado tal magnitud que en Moscú comenzó a circular una broma. Dos hombres se encontraban en la calle y, hablando sobre la guerra civil en España, comentaban: "¿Viste que cayó Teruel?". "¿Qué? ¿Y su mujer también?" "No. Teruel es una ciudad." "¡Dios mío!, ahora arrestan ciudades enteras."

Durante dos años, la Comisión Internacional de Control citó a Heinz para que hiciera un acto público de contrición y se responsabilizara por su conducta "fraccionalista". A fines de 1936, Dimitrov, secretario general del Komintern, lo convocó para trasmitirle un mensaje del camarada Stalin: el partido le tendía una mano y le daba la posibilidad de volver a ser un auténtico bolchevique. Como prueba de la reconversión tenía que escribir un libro sobre el VII Congreso del Komintern, admitiendo sus errores políticos y confirmando la justeza de la política oficial. Neumann no escribió el libro y fue arrestado por la policía política soviética (NKVD)

Después de la detención Margarete pasó a ser la mujer de un "enemigo del pueblo". Le retiraron los documentos, perdió el trabajo de traductora y la confinaron a un ala del hotel Lux donde ahora el gobierno amontonaba a los familiares de los caídos en desgracia. Se enteró de que Heinz estaba en la Lubianka pero nunca le permitieron verlo ni reconocieron la detención. 50 años después Margarete supo la verdad: Heinz Neumann fue condenado a muerte y fusilado en noviembre de 1937. El cuerpo nunca apareció.

En junio de 1938 llegó su turno. Fue arrestada y la enviaron a la prisión de Butirki. Dice Margarete que el hacinamiento y los interrogatorios nocturnos no fueron lo peor de esa prisión moscovita; para ella lo más duro era ver cómo la mayoría de las prisioneras rusas rivalizaban en devoción y fidelidad al partido, repetían que eran víctimas inocentes de una calumnia trotskista y aceptaban su destino porque era necesario defenderse de los traidores.

Una comisión especial examinó su caso. Fue acusada de organización contrarrevolucionaria y agitación contra el Estado soviético. El juicio, que no tuvo abogado ni derecho de apelación, duró apenas unos minutos. Días después, una sentencia firmada por Beria (1) la condenó a cinco años en un campo de trabajo y reeducación.

La estepa del hambre

Kazajstán fue, desde la época zarista, sitio de castigo y confinamiento; bajo el estalinismo las deportaciones al centro de la estepa rusa se hicieron masivas. Por sus gulags pasaron 800 mil alemanes, 600 mil ucranianos, 100 mil polacos y otros miles de disidentes rusos. (2) A principios de 1939 Margarete ingresó con el número 174.475 al campo de Karaganda, a 2.500 quilómetros de Moscú. Esa ciudad, que hoy es uno de los centros industriales más importantes de Kazajstán, fue construida por el trabajo esclavo de miles de prisioneros.

Rodeado por desierto y montañas, 50 quilómetros separaban cada uno de los cinco sectores que formaban el inmenso gulag de Karaganda. La primera imagen que Margarete tuvo del campo fue la de una multitud de seres agónicos, con la cara hundida y los ojos anormalmente grandes, sin dientes, vestidos con uniformes grises y raídos.

El hambre era lo más penoso de Karaganda. La alimentación estaba organizada según un sistema jerárquico en el que la siempre magra ración de pan y sopa se distribuía en proporción a la cantidad y calidad del trabajo de los prisioneros. Menos podían trabajar, menos comida recibían. Al cabo de un tiempo morían extenuados por el hambre y el frío, abatidos por la brucelosis, llenos de piojos. Sólo se libraban de aquellas interminables jornadas en la mina o en el campo cuando ocurría un "hecho fantástico": el cielo se volvía color azufre, el ganado corría atropellándose en busca de refugio, el horizonte desaparecía. Un viento arrasador anunciaba una inminente tormenta de arena que podía durar más de un día. Ésos eran los únicos días del año en que los prisioneros no trabajaban y se quedaban acurrucados en la barraca.

Si Margarete no siguió el destino de muerte reservado a la mayoría de los detenidos fue gracias a la complicidad de un médico que, al verla agotada por la fiebre y delirando, le firmó un certificado que decía: "No apta para trabajos pesados".

A principios de 1940, el comandante del campo le anunció que sería trasladada. Al cabo de un largo viaje volvió a encontrarse en la prisión de Butirki en Moscú, donde estuvo un mes. Años más tarde escribió que cada vez que evocaba el cautiverio en Karaganda, un único recuerdo invadía su memoria: "Siempre vuelvo a ver un arco de madera clavado en medio de la estepa, a buena distancia de las chozas. Ningún camino conduce al arco, ninguna barrera lo flanquea, ni a la izquierda ni a la derecha. Simplemente un gran arco rematado por grandes letras de madera donde se lee: ¡Viva el XX aniversario de la revolución de octubre!".

En febrero, 28 hombres y dos mujeres fueron llevados por oficiales del nvkd a la ciudad de Brest-Litovsk. Todos los prisioneros habían sido comunistas. La mayoría eran alemanes y austríacos; algunos, además, judíos. Venían de Moscú y, antes, de lejanos gulags. Una de las dos mujeres era Margarete. Los agruparon a la entrada del puente que cruza el río Bug. Por el uniforme oscuro y el paso firme, los detenidos reconocieron en el hombre que se acercaba a un oficial de las ss. El militar alemán saludó con cortesía al oficial soviético a cargo de la operación. Revisaron con prolijidad los nombres de los detenidos: los entregaban a Hitler. Uno, que era judío; otro, que había sido condenado en rebeldía en Alemania y un tercero, viejo militante comunista, se resistieron. Los del nvkd los golpearon y arrastraron por el puente hasta que los oficiales de las ss pudieron dominarlos.

A fines de 1938 la Unión Soviética había cambiado su política exterior, moderando la hostilidad hacia Alemania. Stalin seguía atacando a los países capitalistas, pero en los discursos omitía cualquier referencia al nacionalsocialismo. El acercamiento desembocó en la firma de un pacto de no agresión. Como prueba de amistad y colaboración, Stalin entregó a Alemania a más de mil emigrados políticos: la mayoría murieron en los campos de concentración nazis.

El reino de la muerte

El 2 de agosto de 1940 Margarete y otras 50 prisioneras subieron a un tren que partía con destino desconocido. Dos años antes, Heinrich Himmler, jefe de la Gestapo, había ordenado la construcción de Ravensbrück como parte de los proyectos estratégicos de preparación para la guerra. Los nuevos kz (Konzentrazionslager) permitían alojar gran cantidad de prisioneros: el campo tenía capacidad para 45 mil mujeres y en sus instalaciones la economía del III Reich podía utilizarlas de manera productiva.

A la dureza de las condiciones de Ravensbrück, Margarete sumaba una privación especial, la que le imponían sus compañeras de cautiverio. Las militantes comunistas alemanas y checas la consideraban una traidora enemiga de la Unión Soviética a la que había que aislar.

Mucho después, Margarete reflexionó: "Tantos años pasados en cautiverio me dieron la posibilidad de conocer al ser humano "desnudo". Es muy duro mirarse a uno mismo; y cuando me pregunto cómo logré sobrevivir a siete años de campo de concentración, de dónde saqué fuerzas, no puedo más que responderme: tanto en Siberia como en Ravensbrück, sobreviví porque tuve a mi favor ciertas condiciones. Era fuerte física y psíquicamente; siempre supe guardar un cierto respeto hacia mí misma; siempre encontré personas para las que yo era necesaria; siempre tuve la suerte de compartir la felicidad de la amistad, de las relaciones humanas".

El preciado regalo de la amistad en Ravensbrück tuvo un nombre: Milena Jesenská, periodista checa, amiga y traductora de Franz Kafka. Desde la primera hora, se hicieron íntimas, se sostuvieron y se ayudaron a sobrevivir. Todo lo que después Margarete escribió sobre Milena respira admiración por su fuerza y libertad espiritual, porque nunca le oyó una palabra que estuviera "a tono" con el campo, por su intransigencia política, porque arriesgaba su vida para salvar la de otras mujeres y sobre todo porque desobedeció el ultimátum de las comunistas que la obligaron a elegir entre la comunidad checa del campo y la "trotskista" Buber-Neuman. De Milena aprendió el arte de preguntar, de investigar. Las dos sellaron un pacto: si sobrevivían, escribirían un libro, "La era de los campos de concentración", en el que analizarían el modelo soviético y el alemán. Tal fue la profundidad de ese vínculo que Margarete escribió: "Agradezco al destino haberme enviado a Ravensbrück y permitirme así conocer a Milena".

En 1942 el lager comenzó a crecer a ritmo intenso. La empresa Siemens hizo levantar allí grandes y modernas fábricas donde trabajaban miles de mujeres. A partir de ese año también aumentó el número de detenidas y empeoraron la alimentación y las condiciones de vida. El sitio se convirtió en campo de muerte.

Seguramente el hecho de que Margarete hablara ruso y supiera escribir a máquina la ayudó a sobrevivir. Ello le permitió trabajar como secretaria e intérprete del director de la "filial Ravensbrück" de Siemens. Nunca se insistirá lo suficiente en la indisoluble alianza de la industria alemana con el sistema de los campos de concentración, que hizo posible la explotación a gran escala de mano de obra esclava. El trabajo se organizaba en el campo como en las fábricas que empleaban a obreros libres.

En iluminados talleres, miles de silenciosas prisioneras enhebraban, ajustaban y embalaban las piezas que serían utilizadas en el armado de teléfonos automáticos. Cuando levantaban la vista, tras las amplias ventanas podían ver a otros miles de silenciosos prisioneros construyendo nuevas fábricas. En una ficha se registraba la productividad de cada una de las obreras; si no alcanzaban lo exigido, los capataces llamaban a las guardias ss, que llegaban taconeando, abofeteaban a la "perezosa", la mandaban al sector de disciplina y hacían un informe que marcaba su destino inmediato. Al fin de la semana un prolijo cálculo de rendimiento permitía fijar cuánto habían "ganado". Pero jamás ninguna recibía su salario: Siemens entregaba el dinero a las autoridades del lager. Quien dirigía el implacable sistema de trabajo esclavo era un civil, un ingeniero.

Los últimos días de Ravensbrück

El invierno de 1944 fue el peor para las detenidas. La muerte de Milena, en mayo, hundió a Margarete en la desesperación. En junio supo que las fuerzas aliadas habían desembarcado en Normandía, pero no pudo compartir el entusiasmo de sus compañeras: "¿Para qué vivir si Milena había muerto? La imagen que yo me había hecho de la libertad era inseparable de ella. La esperanza, los proyectos de futuro, los habíamos forjado juntas".

Con el avance del Ejército Rojo, los alemanes decidieron evacuar Auschwitz. Si hasta ese momento las de Ravensbrück creían que habían vivido lo peor, al ver llegar a las sobrevivientes de aquel campo, en el trato con esas mujeres famélicas y embrutecidas que habían perdido todo rastro de humanidad, comprendieron que el pozo podía ser mucho más hondo.

La inminencia del fin de la guerra hizo que la vida del lager empeorara y se hiciera más compleja. Las comunistas estaban en una situación difícil. El resto de las detenidas no hacía diferencia entre las ss y cualquier cosa que fuera alemana. Pero eso no era todo: las comunistas de otras nacionalidades también fueron ganadas por un repentino nacionalismo y responsabilizaban a sus "camaradas" alemanas por no haber impedido que el nazismo llegara al poder.

Por otro lado, aunque los rusos estaban casi sobre el Oder, las autoridades del campo actuaban como si aquello fuera a durar toda la vida. El complejo industrial de Ravensbrück construía nuevas usinas y las detenidas seguían cosiendo uniformes de invierno para la temporada 1945-1946. El asesinato se hizo masivo. Todas las mujeres de más de 50 años, las que habían tenido gripe, las que habían escapado al tifus pero aún estaban débiles para trabajar, entraban en la larga lista de muerte que hacía el doctor Winkelmann. Se decía que para tomar la decisión al médico le bastaba con echar una mirada sobre las cabezas de las detenidas: las que tenían canas eran separadas del resto. En febrero de 1945, 4 mil prisioneras fueron enviadas a las cámaras de gas.

En abril de ese año los rusos casi llegaban a las puertas de Ravensbrück. Margarete fue liberada junto a otras detenidas y escapó así a un nuevo cautiverio. Durante dos meses erró por una Alemania en ruinas. El paisaje era el mismo en todos lados: caminos reventados, puentes rotos, restos de construcciones con las vigas retorcidas. La multitud deambulaba por calles destrozadas, sin casas. Hombres y mujeres que volvían en busca de un hijo, de un hermano, de lo que hubiera quedado de la familia.

La escritura como acto de memoria

Después de siete años de cárcel y campo de concentración, Margarete se reencontró con la madre. Supo que el padre, muerto durante la guerra, la había desheredado y que sus dos hijas vivían en Jerusalén y admiraban a la Unión Soviética, el país que había derrotado al nazismo.

Partió a Estocolmo, donde un millonario sueco le consiguió una casa y un trabajo como oficinista. Allí empezó a escribir el libro que había sido pensado como una obra a dos voces. No se sentía capaz de hacerlo pero recordaba la opinión de Milena: "Alguien que sabe contar como tú, sabe también escribir. (...) Todo el mundo es capaz de escribir. Lo que pasa es que aún no superaste tu educación prusiana".

Prisionera de Stalin y de Hitler se publicó en Suecia en 1948. (3) Por primera vez un libro analizaba en paralelo los dos universos concentracionarios: "Las dictaduras de Hitler y Stalin mostraron que la industria moderna puede sacar el mejor partido del empleo de esclavos (...). Los campos de concentración rusos, como los de Alemania, fueron puestos en marcha para aislar a los enemigos del Estado; no es menos cierto que los dos sistemas, fundados sobre el mismo desprecio del individuo, terminaron por obtener recursos, en situaciones críticas, de la explotación del esclavo". Por esa razón ambos sistemas le merecían igual y absoluto repudio.

Su benefactor se indignó porque consideró que el libro era una obra de propaganda antisoviética. Margarete perdió la casa y el trabajo y volvió a Alemania, donde viviría hasta su muerte.

En 1963 empezó a trabajar en la biografía de Milena. La inspiraban las palabras que ella le dijo antes de morir: "Sé que, al menos, tú no me olvidarás. Gracias a ti podré seguir viva. Le dirás a la gente quién fui y serás tolerante al juzgarme". El resultado es un conmovedor libro-homenaje, el amoroso testimonio de una amistad femenina. Pero la obra trasciende el valor testimonial. A partir de una profunda investigación, la autora rescata el trabajo periodístico de Milena, la amistad con Kafka, su compromiso con la resistencia checa y hace una apasionante travesía por el mundo artístico de Praga y de Viena en los años de entreguerras.

Margarete dedicó el resto de su vida a denunciar el comunismo soviético. No porque lo considerara más perverso que el nazismo sino porque éste había caído mientras que las cárceles y gulags de aquél continuaban devorando a miles. Toda su obra, en la que combina historia y memoria personal, se anuda con ese compromiso político. En 1957 publicó De Potsdam a Moscú. Etapas de un extravío, libro autobiográfico sobre su militancia comunista; luego siguieron La revolución mundial (1967) y La clandestinidad comunista (1970) en los que historiaba las actividades del Komintern; La llama apagada (1976) y finalmente un último libro autobiográfico, Libertad, de nuevo eres mía (1978) que relata los años que siguieron a la liberación.

La militancia contra la propaganda que la Unión Soviética desplegaba en Europa, y el silencio de muchos intelectuales de izquierda, la impulsaron a participar en juicios, conferencias y asociaciones. Animó, junto a Arthur Koestler, el Congreso por la Libertad de la Cultura y participó del Comité para la Liberación de las Víctimas de la Arbitrariedad. En 1986 la invitaron a participar en el encuentro de las ex deportadas de Ravensbrück pero no pudo estar presente porque ya estaba muy enferma. Margarete murió en Fráncfort tres días antes de la caída del muro de Berlín.


Notas

1) Principal ejecutor de la política represiva de Stalin. Fue expulsado del Partido Comunista y ejecutado en 1953.

2) Durante el confinamiento en uno de esos campos Alexandr Solzhenitsyn gestó su novela Un día en la vida de Iván Denisovich.

3) El mismo año el libro fue publicado en alemán. En 1949, Deportée en Sibérie (primera parte de la obra) se editó en Francia. La continuación, Deportée en Ravensbrück, tuvo que esperar 40 años y aun hoy en Francia se mantienen como dos obras independientes.

Semanario Brecha, Montevideo, 5-11-05

martes, 8 de julio de 2008

Jineteras


Yo, que se supone soy un tipo inteligente, espabilado de siempre, que en la Habana me las sabia todas y que nada tenia secretos para mi, me he quedado de piedra leyendo este libro de Amir Valles, lo devore en pocas horas y me lo he vuelto a leer dos veces digeriendolo con calma, sumergiendome con el en esas alcantarillas habaneras, cuando estaba en Cuba sabia que habian putas, drogas y policias corruptos, traficantes de objetos de arte y espabilaos, pero este libro me demostro que a veces uno cree que sabe mucho y realmente no sabe nada y ahi sigo, preparandome para la proxima lectura de Jineteras, de todos los personajes que mienta el reportaje creo que conoci a uno solo, inofensivo..., adivinen cual...jajajajaja

Tailandia




En el año 2001 despues de una semana en Bangkog sufriendo un calor pegajoso ( al que ya no estoy mas acostumbrado) y despues de inumerables visitas a templos budistas, palacios, museos, paseos por la ciudad en tuttus, en barca y a pie,visitas a mercados y de sufrir los toures de shopping de mi ex por las inumerables tiendas de todo tipo,de ir de bares todas las noches, de conocer gentes de todo el mundo en el barrio donde nos hospedabamos ( Kao Sang Road) en un motelito muy bonito, de estar comiendo las 24 horas comida tailandesa y china, me entro un ataque de cubania grave y le lanze un ultimatum inapelable a mi ex mujer, o nos vamos ya a algun lugar con playa para comer pescado ( lo que no era aconsejable en la ciudad) o me buscas un lugar donde pueda comer aunque sea una vez comida latina de verdad. Mi ex que si habia estado varias veces por aquellos lares y conocia la situacion sobre el terreno mejor que yo, se puso de inmediato a la tarea de bajarme la fiebre latina que me dio. Examinando uno de los pocos diarios que se editan en ingles, dio con la noticia de la celebracion de una semana de comida texmex en un hotel de lujo del centro y como buena suiza que es, me comento que quizas nos saldria caro y le respondi que no me importaba ( finalmente fue ridiculamente barato comparado con los precios suizos), que ya estaba cansado de la comida asiatica. Llego esa tan esperada noche y despues de vestirnos algo mas serios, tomamos un taxi y nos encaminamos al hotel de marras , el publico estaba compuesto en su inmensa mayoria por tailandeses, evidentemente de la clase media alta y de ricos dados los precios de la carta. Para ir entrando en calor nos pedimos algo que se anunciaba como mojito cubano, pero que todavia ( transcurrido todo este tiempo) no se bien que era y entonces comenzo la musica en vivo, enseguida me di cuenta que los que tocaban eran cubanos, despues supe que eran un septeto de Villa Clara que llevaban ya medio año por el Medio y el Lejano Orientes , tocaban versiones de Compay Segundo, Eliades Ochoa, etc y estaba compuesto por tres tipos en la cincuentena, uno mas joven ( con el que hice amistad ) y dos chicas jovenes, bonitas, con el tipo de la tipica trigueña de Villa Clara. Mientras la banda tocaba yo solo estaba concentrado en el acento cubano de las cantantes, en las palabras y canciones conocidas de siempre, el publico estaba animado, pero nadie bailaba, hasta que de pronto, los camareros y camareras se alinearon en la pista y comenzaron una coreografia de salsa , la mayoria tecnicamente no bailaba mal, pero les faltaba sabor, de entre ellos sobresalia ampliamente una chica desacostumbradamente alta, bella y delgada, esa si bailaba mejor que el resto, despues tuve la ocasion de bailar a ritmo de Van Van con ella y de saber que era la campeona de Tailandia de salsa. Notaba que los cubanos mientras tocaban me miraban, sobre todo las cantantes, lo que no era de extrañar porque en la sala no habia nadie como yo, solo asiaticos y un par de europeos ( incluida mi ex), pero tambien notaba lo que me sucede siempre en el ambiente latino, nunca me identifican como cubano( hasta en España) . Me resultaba raro eso de cenar en Asia mientras que a pocos metros una bella cubana se bajaba un bolero, pero disfrute mucho la comida mexicana, sobre todo despues de añorar tanto la comida latina. Llego el intermedio de descanso de la banda y todos sus componentes se fueron al vestibulo del hotel a conversar y a fumar, aunque estabamos en los postres me levante y fui a los lavabos, senti como las miradas de los musicos me analizaban, al regreso me acerque a ellos y les dije…que bolá mis gentes? , una de las chicas se levanto y me abrazo diciendo, yo lo sabia coño, yo lo sabia, ese fue el principio de memorables noches de fiesta en Bangkog ( con una rumba cubana incluida y todo en un club de jazz que se llama Brown Sugar) y la toma de contacto con los cubanos en Tailandia.


Mi vida

Pues si, despues de una decada fuera de Cuba, puedo hablar de un cambio radical en mi vida, en ese tiempo me he casado dos veces, he tenido algunas historias con mujeres, he aprendido mucho y aunque a veces practico el deporte nacional cubano de la queja en la intimidad, realmente no tendria porque ser tan exigente tomando en cuenta que naci en la Habana y soy el vecino de mi barrio que mas mundo ha visto, incluso me conozco España mejor que la inmensa mayoria de los españoles, asi que ahora que estoy relajado creo que dejare de quejarme, como dicen que una foto vale mas que mil palabras, ahi les abro las puertas de mi casa en Suiza, no hay mas na.....







Barcelona


En el año 2005 por estas fechas estaba bebiendo una cerveza Cristal en el Sabor Cubano, un bar de un cubano llamado Angelito que esta en la calle Francesc Giner 32 del barrio de Gracia en Barcelona, me habia ido alla para pasarme un par de semanas con mi novia ( posteriormente mi esposa ) y aunque cuando estoy en BCN no suelo ir normalmente a locales de ambiente latino, esa noche decidimos ir alli, porque es el unico local donde solo ponen musica cubana y aunque el local es pequeño, es muy acogedor y la gente que va es generalmente buena onda, lo que sumado a un par de lagers bien frios conformaban el argumento perfecto para ir al lugar esa noche
En el mes de Octubre anterior habia descubierto el bar gracias a las indicaciones de un amigo cubano que vive hace muchos años en esa ciudad y durante las tres semanas que duro aquella estancia fui varias veces, solo y con amigos, pero esa noche de Abril era la primera vez que iba con una mujer, a las camareras ya las conocia y me caian bien,una era cubana y la otra sudamericana, tambien el dueño y sus colaboradores son bien cheveres
Estabamos sentados en la barra ( aun no habia mucha gente) bebiendo y conversando con los colegas de manera distendida , mientras sonaba algo de la Charanga Habanera de fondo, cuando entro un mulato fornido y cuarenton,de estatura mediana, con una pequeña cicatriz en una mejilla y embutido en un trajecito gris barato y sin corbata, saludo calurosamente a las chicas que estaban detras de la barra combinando los besos y abrazos con piropos y bromas y estrecho las manos de los cubanos, sentandose despues al lado nuestro no sin antes de echarle una mirada de catador experto a mi novia, que en honor a la verdad tiene una figura de criollita de Wilson estilizada y es bien bonita. Justo en el momento que el tipo entro en el bar yo comentaba con la cubana, que pensaba ir al concierto del Gran Combo de Puerto Rico que se iba a celebrar ese fin de semana en Hospitalet con mi novia y una amiga holandesa que estaba de vacaciones en BCN tambien.
Al saludar el a los presentes y estar yo hablando , hizo que nos identificaramos automaticamente como cubanos ( el con un acento de mas alla de Camagüey), por los que nos autopresentamos mutuamente ( dijo llamarse Raul ), la cubana le comento que yo era informatico y venia de Suiza,que la chica guapa era mi novia y que pensabamos ir al concierto del sabado. Enseguida el infeliz comenzo con el show ``impresionista`` ( tipico del cubaneo donde quiera) de quejarse de la cantidad de trabajo que tenia en la oficina, aunque evidentemente vendria de estibar en algun almacen, si es que verdaderamente trabajaba y por supuesto, de paso tambien comento que el conocia a los organizadores del concierto y podria resolvernos los ticket ( ya los habiamos comprado) gratis, que patatin, que patatan, mientras la cubana y la sudamericana sonreian ironicamente y los cubanos se desentendian del bla bla bla del espabilao con gestos de mofa evidente, mi novia y yo solo nos mirabamos y nos burlabamos interiormente del pobre diablo., porque estaba claro que el unico que se creia lo que estaba dicendo era el .
Despues de un rato de escuchar tanta mierda, crei llegada la hora de poner a prueba al tipo y me fui al wc imaginando lo que sucederia, al regresar mi novia me extendio un pedazo de papel diciendome, este es el numero de movil de Raul, me dijo que lo llamara para conocernos mejor. Todos los presentes se quedaron paralizados al escuchar aquello, siendo cubanos y latinos como eran, no sabian como reaccionar ante el evidente comienzo de una trifurca, dada la clara ofensa que el tipo me habia inflijido, pero como siempre digo, tanto tiempo en Europa me ha enseñado a manejar las cosas de manera diferente a como lo haria si estuviera en Cuba ( me he vuelto mas light con el tiempo), ademas de seguir fielmente la maxima de mi difunto padre que reza, ``si te provocan o ofenden se paciente e inteligente, porque al final siempre tendras tiempo para romperle la cabeza a cualquier comemierda si se lo busca``, a la que yo añado aquella de que `` hacer el ridiculo ante una mujer duele mas que un puñetazo``, por lo que me diriji hacia la barra con mi mejor sonrisa, palmee al pobre diablo en el hombro diciendole, ya te llamare colega, me guarde el papel en el bolsillo y me sente a acabar mi Cristal. La carcajada general que de pronto resono en el local hizo que el pobre tipo se levantara como impelido por un corrientazo y saliera como si le hubiera caido un chaparron encima. He vuelto posteriormente por alla un par de veces, pero al punto no lo han visto nunca mas.

lunes, 7 de julio de 2008

Suiza




Vivo en Suiza, este es uno de los paises mas ricos del mundo, el desempleo esta en el 2,8 % y el PIB percapita es el segundo del mundo, aca se disfruta de un nivel de vida muy alto, todo funciona casi a la perfeccion, se le da mucha importancia a la puntualidad , la limpieza y el orden en general, los inviernos son muy frios y los veranos muy cortos, el suizo promedio es bastante aburrido y lo unico que aporta algo de color a esta sociedad somos los extranjeros ( el 28 porciento de la poblacion total). Aunque este pais esta situado en el centro de Europa y realiza la mayor parte de su comercio con ella, politicamente prefiere mantenerse como una isla aislada, el nacionalismo todavia es muy fuerte en la mentalidad suiza, esta es una sociedad tolerante y liberal basada en un capitalismo maquillado con algunas prestaciones sociales, donde la competencia y el individualismo son las premisas, la comunidad cubana aca es aun pequeña y esta repartida por todo el pais, aunque la mayoria de los cubanos residen en las grandes ciudades. No resulta facil integrarse en esta sociedad tan lejana de nuestra cultura, pero es posible y hasta hay unos cuantos ejemplos de cubanos que han triunfado como empresarios,deportistas y artistas.