Páginas vistas en total

jueves, 24 de diciembre de 2009

Aquella navidad de 1989



El 25 de Diciembre de 1989 fueron sometidos a un juicio sumario y ejecutados el exdictador rumano y su esposa, las imagenes del video son duras, muestran la farsa de juicio y su ejecucion. El regimen comunista en Rumania fue muy duro y represivo con su pueblo, fue derribado despues de las masivas protestas populares y de la rebelion de los mineros en la ciudad de Timisoara, reprimida duramente ( se habla de mas de mil muertos ) por los mismos generales que poco despues detuvieron, juzgaron y ajusticiaron al dictador rumano, el ex ministro de defensa y lider de aquel golpe contra la dictadura comunista esta actualmente arrestado y sometido a proceso en Rumania como responsable de aquella masacre. Por ironias del destino y como advertencia a los dictadores sus propios generales llevaron al patibulo al gran lider rumano y su esposa, dicen los testigos que murio cantando la Internacional, el video muestra la arrogancia con la que se comporto hasta el final y la farsa de justicia a la que fue sometido, la misma que el creo y que le fue aplicada a miles de personas antes

<

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Realidad cubana

En esta epoca de festividades navideñas vaya este post en homenaje a los numerosos compatriotas que en Cuba no podran celebrar nada,la propaganda oficial presenta a la isla como a un paraiso del socialismo, las imagenes hablan por si solas, no hay nada que justifique tanta miseria despues de medio siglo en el poder de aquellos que han sacrificado a todo un pais en aras de sus ambiciones de poder.



martes, 22 de diciembre de 2009

El racismo en Cuba III

Para mi lo mas llamativo del ultimo discurso del gobernante cubano es el publico reconocimiento de la discriminacion racial y de genero en Cuba, sera curioso leer las reacciones de aquellos que hasta ese dia afirmaban en la prensa oficial de la isla la inexistencia en ella del racismo, duro el trabajo el de los niños cantores cubanos. El regimen cubano parece haber tomado nota a raiz de la polemica sobre Carlos Moore y la discursion por primera vez, del tema del racismo en Cuba en el seno del movimiento afroamericano en Estados Unidos y en Brasil, todo esto despues de medio siglo de gobierno.



No tenemos derecho a equivocarnos en la actualización del modelo económico cubano, afirma Raúl

Por: Prensa Latina, 20 de Diciembre de 2009

Texto del discurso del Presidente Raúl Castro, en la clausura de la sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular. 20 diciembre 2009

Compañeras y compañeros:

En 11 días concluye el año 2009, que ha sido, como todos los transcurridos desde el triunfo de la Revolución, un verdadero desafío para la capacidad de resistencia de nuestro pueblo.

En días pasados se ha intercambiado mucha información con los diputados acerca del desempeño de nuestra economía en el presente año y las perspectivas. En una amplia reunión ayer con ustedes se profundizó en la materia; ello me libera de la necesidad de referirme a cifras y detalles y concentrarme en las cuestiones que consideramos fundamentales para el desarrollo económico y social de la nación.

En el presente año nos vimos obligados a realizar dos ajustes consecutivos en el plan de la economía, a causa de los negativos efectos de la crisis económica mundial que repercutieron en una sensible disminución de los ingresos proyectados y dificultades adicionales para la obtención de créditos, y todo ello en medio de la batalla por la recuperación del país de los devastadores daños ocasionados por los tres huracanes del último cuatrimestre de 2008. Se han producido importantes reducciones en nuestros gastos, siguiendo la lógica inobjetable de que no se puede gastar más que lo que se tiene y en este camino queda mucho por hacer.

Los planes de inversiones se han venido reorientando hacia objetivos que garanticen el incremento de las exportaciones y la sustitución de importaciones, o sea, estamos invirtiendo en la creación de la base productiva que será capaz de hacer sostenible el socialismo, garantía insoslayable de nuestra independencia y soberanía nacional.

El plan 2010 tiene como una de sus premisas que no se admitirán inversiones sin un estudio de factibilidad previamente aprobado, su adecuada preparación, incluyendo los proyectos, las correspondientes licencias ambientales y de Planificación Física y definidas las fuerzas constructoras e inversionistas que las ejecutarán y pondrán en explotación de acuerdo con un cronograma definido.

Recuerdo que hace más de 10 años, en julio de 1999, iniciamos en Holguín un proceso de reordenamiento de esta actividad y se logró un significativo avance, jerarquizando la utilización de los contratos como documentos rectores en la construcción de nuevas obras y la clara definición de las responsabilidades de cada una de las partes involucradas, para concluirlas sin exceder el presupuesto, en el plazo fijado y con calidad. Considero que por los resultados obtenidos entonces, esa experiencia conserva hoy toda su vigencia en la erradicación definitiva de las insuficiencias del proceso inversionista.

Otra de las prioridades en este año ha sido continuar el proceso de fortalecimiento de la institucionalidad en el país. Los órganos superiores del Partido, Estado y Gobierno sesionan periódicamente y se colegian las decisiones principales.

Se perfecciona el proceso de planificación de la economía nacional y se eleva el papel del Ministerio de Economía y Planificación como estado mayor del Gobierno en la conducción económica. Por eso no resulta casual la elección hoy por esta Asamblea del Vicepresidente del Gobierno Marino Murillo Jorge como miembro del Consejo de Estado.

Se ha retomado la planificación a mediano plazo y esperamos en marzo del próximo año aprobar en el Consejo de Ministros, en primera instancia, la proyección 2011 - 2015.

Hemos avanzado en la planificación armónica y coordinada de las actividades principales del Partido y los organismos de la administración central del Estado.

Nos guiamos por la máxima de que si en épocas normales la planificación es un instrumento imprescindible para la labor de dirección, en el complejo escenario que estamos viviendo se convierte en una necesidad vital para excluir los riesgos que entrañan la improvisación y la falta de integralidad.

Por otra parte, a pesar de pronósticos triunfalistas acerca del inminente inicio de la recuperación de la economía mundial, partimos de que el año 2010 será difícil y se mantendrán las restricciones financieras derivadas de la crisis.

El primero de agosto desde este podio me referí a la entrada en vigor de nuevos procedimientos para agilizar las transacciones con el exterior.

Hoy puedo anunciar que se han reducido en más de un tercio las retenciones de pagos acumuladas en aquella fecha y, a la vez que reiteramos el agradecimiento a nuestros socios por la confianza y comprensión expresada por la mayoría de ellos, ratificamos la firme voluntad de proseguir honrando hasta el último centavo de los compromisos asumidos, en correspondencia con las posibilidades de la economía.

A ello contribuirá en buena medida el resultado de varias negociaciones en curso para reprogramar el pago de la deuda con nuestros acreedores.

En estas circunstancias se privilegiará el fomento de aquellas actividades que aseguran ingresos y sustituyen importaciones, así como la producción de alimentos, con el objetivo de reducir paulatinamente la dependencia existente del mercado exterior en esta materia. Ya hemos dicho que el desarrollo de nuestra agricultura constituye un asunto de seguridad nacional.

Algunos resultados alentadores comienzan a verse. La producción de leche alcanzará 587 millones de litros, un incremento de 57 millones respecto al año anterior, lo que significó dejar de importar 5 700 toneladas de leche en polvo, a un costo de más de 18 millones de dólares.

A pesar de ello, todavía en el plan del próximo año aparece la importación de 35 mil toneladas de leche en polvo, que a los actuales precios significa una erogación de alrededor de 100 millones de dólares.

Como todos comprenderán, este país no puede darse el lujo de soportar gastos que es capaz de sustituir con la producción nacional, meta que estamos en la obligación de proponernos a mediano plazo.

Avanza el suministro directo de leche fresca a las bodegas; de 89 municipios incorporados a esta experiencia, se abastecen totalmente 66 con el consiguiente ahorro de combustible y motorrecursos, así como la disminución de las pérdidas.

Se eleva también la producción de huevos, arroz, frijoles, hortalizas y cítricos, por mencionar sólo algunos renglones.

En esta dirección el programa de la Agricultura suburbana está llamado a desempeñar un papel decisivo bajo modelos de gestión que involucren tanto a la empresa estatal como a las cooperativas, campesinos individuales, usufructuarios de la tierra y otras formas de producción. Se impone liberar en esta esfera, como en todas las demás, a las fuerzas productivas de restricciones para su desarrollo.

Uno de los asuntos que requiere mayor respuesta a estos esfuerzos productivos es solucionar la distribución de modo que los productos lleguen sin demoras a la población.

No se trata sólo de la asignación de recursos, sino también de formas organizativas y otras medidas que lo faciliten, entre otras, que tras cumplir con las entregas pactadas con el Estado, los productores puedan vender directamente en el mercado los excedentes, bajo las reglas de la oferta y la demanda.

El desarrollo de la agricultura se verá favorecido por la aplicación de variadas formas de financiamiento bancario al productor y la introducción de procedimientos universalmente utilizados para la redistribución de la riqueza, como son los impuestos, herramienta a la que tendremos que habituarnos en poco tiempo. Asimismo, continuará la exigencia sistemática a todos los organismos para evitar que se acumulen nuevamente impagos al sector campesino.

Al propio tiempo, se consolida el proceso de entrega de tierras en usufructo, no sin algunas dificultades y manifestaciones de favoritismo que estamos enfrentando con firmeza y los infractores, beneficiados y benefactores, sean quienes sean, tendrán que atenerse a las consecuencias.

Se han entregado alrededor de 920 mil hectáreas a más de 100 mil beneficiarios, lo que representa el 54% del total del área ociosa.

Seguiremos prestando atención especial a esta tarea que encierra enormes potencialidades en la producción de alimentos para nuestro pueblo, además de constituir una de las principales variantes para reorientar la fuerza de trabajo excesiva en los sectores presupuestado y empresarial.

Precisamente el tema del empleo constituirá una de las prioridades el próximo año, considerando el bajo nivel de productividad existente.

Al respecto y con el fin de acelerar la ejecución de diferentes inversiones y contribuir a la solución del déficit de fuerza de trabajo en este sector, desde finales del pasado año la dirección del gobierno aprobó un sistema incrementado de estimulación a los constructores de las obras en que era posible introducir dos turnos de trabajo. Algo que es común en todo el mundo e incluso tres turnos en algunos países.

Debo decir que en la mayoría de los casos los resultados han estado lejos de la expectativa que teníamos, en primer lugar, por factores subjetivos, entre ellos desorganización y la resistencia pasiva de los cuadros intermedios a cambiar la mentalidad, que sabemos es lo más difícil.

A pesar de mayores estímulos e ingresos salariales, se mantuvo la perniciosa práctica de pases masivos de los constructores en fechas significativas como el fin de año, el Día de las Madres, 26 de Julio y los carnavales, provocando la paralización de las obras por varias semanas, especialmente en el caso de trabajadores procedentes de otras provincias.

Cuba es quizás hoy el único país del planeta en que estas cosas suceden y tenemos que preguntarnos por qué, si aquí siempre se ha cortado y molido caña en esas fechas, han funcionado ininterrumpidamente otras actividades industriales y de servicios, para no hablar de la defensa y el orden interior.

Estoy convencido de que no hay malos colectivos, en todo caso jefes no convencidos ni comprometidos con el papel que les corresponde jugar. Ha habido un deficiente trabajo con la masa de constructores, no se les ha razonado oportunamente y con la debida profundidad, no se han atendido con prontitud sus planteamientos y tampoco solucionado buena parte de sus problemas.

No nos llamemos al autoengaño, es necesario romper la barrera sicológica que nos impide avanzar en ésta y en otras tantas áreas de nuestro quehacer cotidiano y en ello tienen importancia decisiva los jefes a todos los niveles y los cuadros del Partido y del Sindicato.

Compañeras y compañeros:

Tengo conciencia de las expectativas y honestas preocupaciones, expresadas por los diputados y los ciudadanos en cuanto a la velocidad y profundidad de los cambios que tenemos que introducir en el funcionamiento de la economía, en aras del fortalecimiento de nuestra sociedad socialista.

En este sentido me limito, por ahora, a expresar que en la actualización del modelo económico cubano, cuestión en la que se avanza con un enfoque integral, no puede haber espacio a los riesgos de la improvisación y el apresuramiento. Es preciso caminar hacia el futuro, con paso firme y seguro, porque sencillamente no tenemos derecho a equivocarnos.

Nunca debemos olvidar la enseñanza de Martí cuando dijo: “Se ha de hacer despacio lo que ha de durar mucho”.

En el día de hoy la Asamblea aprobó el presupuesto del Estado, cuyo déficit representa el 3.5 por ciento del Producto Interno Bruto, lo que permite la estabilidad de las finanzas públicas internas, pero puedo afirmar que hay tela por donde cortar en todas las actividades de la nación.

Estamos seguros de que sin afectar la calidad de la salud y la educación que se brinda gratuitamente a todos los ciudadanos, e incluso mejorándola, es posible reducir de modo apreciable los gastos. Algo hemos avanzado en esta dirección al disminuir en el presente curso escolar 126 mil alumnos internos de la educación preuniversitaria y se trabaja para en septiembre del próximo año trasladar del campo a las ciudades otros 80 mil, lo que significa un ahorro de 139 millones en el presupuesto de educación.

El pasado Pleno Nacional de la UJC, dedicado al análisis de la responsabilidad de esta organización en la atención a la salud pública, aportó numerosos elementos que confirman la posibilidad de continuar economizando gastos irracionales en esta esfera.

Precisamente al hablar de salud, no puedo dejar de referirme al exitoso enfrentamiento a la pandemia del virus A H1N1. Para prevenir su propagación han sido ingresados en hospitales, sólo por presentar síntomas sospechosos, alrededor de 57 mil personas y en sus hogares otras 11 mil. Se confirmó la enfermedad en 973 casos y 41 fallecieron, la gran mayoría con padecimientos crónicos anteriores.

También un importante logro de nuestro sistema de salud ha sido la erradicación hace un mes de un brote de dengue no hemorrágico proveniente del exterior en la ciudad de La Habana, gracias al intenso trabajo desplegado, bajo la dirección de la Primera Secretaria del Partido en la capital, por el Consejo de la Administración Provincial y todos los organismos vinculados a la lucha antivectorial, el saneamiento ambiental y el enfrentamiento comunitario.

La llegada del invierno y el arribo masivo de visitantes extranjeros en los próximos días demandarán la intensificación de las medidas preventivas contra la pandemia.

Las elecciones realizadas en el día de hoy por esta Asamblea para cubrir las vacantes en el Consejo de Estado, incluyendo dos vicepresidencias, una de ellas por primera vez ocupada por una mujer, que a su vez se desempeña como Controladora General de la República, constituyen además de un justo reconocimiento a la trayectoria revolucionaria y profesional de los elegidos, la expresión de la intención manifiesta de elevar la representatividad de la composición étnica y de género de la población cubana en los cargos de dirección.

Personalmente considero que es una vergüenza el insuficiente avance en esta materia en 50 años de Revolución, a pesar de que el 65 por ciento de la fuerza laboral técnica se compone de mujeres y que la ciudadanía forma un hermoso arcoiris racial sin privilegios formales de tipo alguno, pero subsisten en la práctica, como expresara Fidel en la clausura del Congreso Pedagogía 2003, que aun en sociedades como la de Cuba, surgida de una revolución social radical, donde el pueblo alcanzó la plena y total igualdad legal y un nivel de educación revolucionaria que echó por tierra el componente subjetivo de la discriminación, ésta existía todavía de otra forma. Fidel la calificó como discriminación objetiva, un fenómeno asociado a la pobreza y a un monopolio histórico de los conocimientos.

Por mi parte ejerceré toda mi influencia para que estos nocivos prejuicios sigan cediendo espacio hasta ser finalmente suprimidos y se promuevan a cargos de dirección a todos los niveles, por sus méritos y preparación profesional, a las mujeres y los negros.
No se trata de dar un bandazo, sino de proponernos realmente, sin improvisaciones, dar cumplimiento estricto a lo establecido desde hace años en la política de cuadros y a uno de los objetivos fundamentales de la Revolución.

Es preciso seleccionar y preparar con perspectivas la cantera de cuadros, teniendo en cuenta la composición étnica y de género de nuestra población. Por experiencia propia he comprobado que las mujeres son mejores administradoras que los hombres y considero que debemos aspirar en los próximos cinco años, con total intencionalidad, a que se eleve notablemente la cantidad de cargos de cualquier tipo ocupados por compañeras en todas las esferas del ámbito nacional. Son cuestiones que no se logran por un simple decreto ni resultaría lo apropiado, nos tomará todavía algún tiempo, pero básicamente lo que se requiere es tomar conciencia del asunto, exigir y actuar en consecuencia.

Compañeras y compañeros:

Durante los días 26 al 28 de noviembre se efectuó el Ejercicio Estratégico “Bastión 2009″ que constituyó la actividad más importante en la preparación del país para la defensa, que tuvimos que posponer el pasado año debido al azote de los huracanes y las urgencias de la recuperación. Participaron mil 800 órganos de dirección y mando, desde el Consejo de Defensa Nacional hasta los consejos de defensa municipales y algunos de zona, más de 100 mil personas a tiempo completo y se realizaron alrededor de 330 maniobras y ejercicios tácticos de unidades de las FAR, de conjunto con los elementos del dispositivo defensivo territorial. En el mes de mayo corresponde hacer el resumen, sin embargo puedo preliminarmente informarles que los objetivos principales se alcanzaron. Como colofón de este ejercicio, el 29 de noviembre, se desarrolló el Día Nacional de la Defensa, con la participación de 4 millones de cubanos y cubanas.

En la segunda quincena de noviembre del año 2012, como ya se ha explicado, realizaremos el próximo “Bastión”, restableciéndose su ciclo normal cada cuatro años.


Al resumir la ejecutoria internacional del año que concluye, puedo afirmar que los hechos demuestran el completo fracaso de las pretensiones norteamericanas, de más de medio siglo, de aislar a Cuba.

La visita a La Habana de 41 Jefes de Estado o Gobierno y 78 cancilleres confirma el incremento del apoyo y solidaridad que concita nuestra justa causa.

La condena al bloqueo por la Asamblea General de la ONU alcanzó un nivel sin precedentes, 187 naciones votaron por su eliminación inmediata e incondicional. El Grupo de Río, el Movimiento de Países No Alineados, varias cumbres del ALBA y otros foros multilaterales rechazaron de manera contundente la guerra económica contra Cuba.

A un mes de cumplir el primer año de su mandato, la actual administración norteamericana ignora los reclamos de la comunidad internacional y de sectores crecientemente mayoritarios de su país que abogan por un cambio en la política de Estados Unidos hacia Cuba.

A pesar de la enorme campaña propagandística desplegada para confundir al mundo acerca de una aparente disposición de dar un giro en el diferendo bilateral, alegando la derogación de restricciones a los viajes de los emigrados cubanos y las remesas a sus familiares, lo cierto es que se mantienen intactos los instrumentos de la política de agresión a Cuba y el gobierno de Estados Unidos no renuncia a destruir la Revolución y generar un cambio de nuestro régimen económico y social.

En las últimas semanas hemos sido testigos de la multiplicación de los esfuerzos de la nueva administración con ese propósito. Crece el aliento a la subversión abierta y encubierta contra Cuba.

El enemigo está tan activo como siempre, muestra de ello es la detención en días pasados de un ciudadano norteamericano, eufemísticamente denominado en declaraciones de los voceros del Departamento de Estado como “contratista” de su gobierno, que se dedicaba al abastecimiento ilegal con sofisticados medios de comunicación vía satélite a agrupaciones de la “sociedad civil” que aspiran a conformar en contra de nuestro pueblo.

¿De dónde sale el financiamiento para tales actividades? Del presupuesto federal, que este año, sin sonrojo alguno, incluye una partida pública de casi 55 millones de dólares para el apoyo de una supuesta democracia, la defensa de los derechos humanos y la agresión radial y televisiva contra Cuba y estos no son los únicos fondos que se destinan a estos fines, son sólo los que se informan oficialmente.

También en los últimos meses se ha desplegado una concertada campaña anticubana orquestada por el establishment norteamericano con el concurso de los grandes medios de comunicación con el objetivo de hacer ver que crece la represión en el país. Para ello organizan e incitan a sus antipatrióticos asalariados a que incrementen la actividad provocadora en nuestras calles y hasta los hacen acompañarse por la prensa internacional y funcionarios diplomáticos en abierto desafío a las convenciones internacionales en la materia.

Sólo recuerdo que aquí hay un pueblo dispuesto a proteger, a cualquier precio, las conquistas de la Revolución, fruto del esfuerzo y sacrificio de varias generaciones. Aconsejo a unos y otros que cesen las provocaciones de todo tipo.

Luego exclaman con cinismo que hemos retomado un discurso de guerra fría y antinorteamericano; nos agreden y nos reclaman que nos quedemos con los brazos cruzados.

Aprovecho esta otra oportunidad, pues ya lo hemos planteado en varias ocasiones, para ratificar la sincera voluntad de Cuba de solucionar definitivamente el diferendo con Estados Unidos, a partir de un diálogo respetuoso, entre iguales, sobre cualquier asunto, sin menoscabo para nuestra independencia, soberanía y autodeterminación. Si el gobierno norteamericano realmente desea avanzar en las relaciones con Cuba, le recomiendo dejar atrás los condicionamientos de orden interno que pretende imponernos y que sólo a los cubanos compete decidir.

Sirvan estos planteamientos como respuesta a las recientes declaraciones de la señora Secretaria de Estado Hillary Clinton sobre Cuba.

Los días 11 y 12 de diciembre asistimos a la X sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Venezuela, que representó un notable impulso cuantitativo y cualitativo a la colaboración bilateral que estamos en la obligación de desarrollar con superior eficiencia y resultados.

También en este mes celebramos aquí la VIII Cumbre de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América, en la que conmemoramos el V aniversario de su creación como alternativa integradora y solidaria que se amplía y profundiza en beneficio de nuestros pueblos y denunciamos las amenazas reales contra la paz y la estabilidad en América Latina, derivadas del establecimiento de bases militares en Colombia y del impune golpe de estado perpetrado en Honduras.

Los países del ALBA adoptamos un comunicado especial acerca de la Cumbre en Copenhague sobre el cambio climático que, como sabemos, concluyó sin resultados tangibles para atenuar los peligros que asechan la supervivencia de la humanidad a causa del egoísta e irracional modelo consumista.

En la capital danesa, en medio de la brutal represión contra miles de manifestantes, denunciada en las reflexiones del compañero Fidel el pasado jueves, se escuchó la firme voz de los compañeros Chávez, Evo Morales, Esteban Lazo y nuestro Canciller Bruno Rodríguez en representación del ALBA, junto a la de los países del Tercer Mundo.

El problema es preocupante y conlleva consecuencias concretas, no es cuestión del futuro, es ya del presente. Nuestro país insular, al igual que las demás naciones del Caribe, sufre en carne propia sus efectos con huracanes cada vez más potentes y frecuentes, intensas sequías y el riesgo de que la elevación del nivel medio del mar afecte sensiblemente sus territorios.

Ante estas realidades hemos adoptado un conjunto de decisiones. El pasado 26 de julio en Holguín expliqué el estratégico programa de trasvases de agua desde los macizos montañosos oriental y central, que abarca gran parte del país, desde Sancti Spíritus hasta Guantánamo. Me referí igualmente a la necesidad de sembrar árboles de todo tipo y continuar educando a las nuevas generaciones en una cultura de amor a los bosques y la naturaleza.

También por instrucciones del Gobierno, nuestros científicos desde octubre del 2007 han intensificado las investigaciones en el marco del Programa de Enfrentamiento al cambio climático y la próxima semana analizaremos en el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros y posteriormente en el Consejo de Ministros en pleno, un documentado y serio macroproyecto sobre peligros y vulnerabilidad costera para los años 2050-2100 con el fin de anticiparnos en la elaboración de directivas para contrarrestar los efectos de estos fenómenos en los planes de desarrollo estratégico.

Compañeras y compañeros:

La ocasión es propicia para resaltar el importante apoyo internacional, cada vez más amplio, a la lucha por la liberación de nuestros Cinco Héroes, que acumulan más de 11 años de injusta prisión y que con su firmeza nos sirven de ejemplo e inspiración para los duros momentos que vivimos, sin perder ni por un instante la inconmovible fe en la victoria.

Felicito a nuestro heroico y revolucionario pueblo y le deseo renovados éxitos en el “Año 52 de la Revolución”.

Muchas gracias.

El cuartico esta igualito II

Por si algunos tenian dudas aun, el gobernante de Cuba ya dejo bien claras las reglas del juego politico y sobre todo, las de las relaciones con los Estados Unidos que evidentemente ya estaban diseñadas incluso antes de la victoria electoral de Obama, asi que en el presente y en el futuro proximo de la isla se seguira aplicando la misma receta, el disparate economico y mano dura contra cualquier disidencia de la linea unica y oficial, alla los ilusos que esperaban algun tipo de cambio.




Castro advierte que no tolerará protestas en las calles de Cuba

MAURICIO VICENT - La Habana - 22/12/2009

Nadie sabe hasta dónde va a llegar el caso del ciudadano estadounidense detenido en Cuba por distribuir equipos de comunicaciones entre miembros de la sociedad civil. Pero, por lo que dijo Raúl Castro el domingo, la historia puede causar destrozos en las sufridas relaciones cubano-estadounidenses, y también más allá. Ante el Parlamento, el presidente cubano advirtió por igual a Washington y a los disidentes, acusados de ser "asalariados del imperio", que no habrá tolerancia con las "actividades provocadoras" y mucho menos en las calles.

El mensaje fue decodificado rápidamente por miembros de la oposición. El economista Óscar Espinosa Chepe vio en el discurso de Castro "una advertencia clara de que el Gobierno no va a aceptar acciones de calle". También de que La Habana "podría aprovechar el caso del norteamericano detenido para revertir la tendencia positiva en las relaciones desde que llegó [Barack] Obama".

Castro confirmó en su discurso a la Asamblea Nacional la detención de un ciudadano de EE UU contratado por una empresa de ese país para distribuir en la isla "sofisticados medios de comunicación vía satélite" entre "agrupaciones de la sociedad civil". El objetivo encubierto, dijo, era "abastecer ilegalmente" de equipos a opositores a la revolución.

Según fuentes de EE UU, el detenido, cuya identidad no ha sido revelada, trabajaba para la empresa Development Alternatives (DAI), que a su vez lo hacía para la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID, en sus siglas inglesas). Al parecer, en el momento de su arresto repartía teléfonos celulares y ordenadores portátiles como parte de un programa del Gobierno estadounidense para apoyar las actividades de los opositores.

Castro denunció que el financiamiento "para tales actividades" sale del presupuesto federal de EE UU, que este año "incluye una partida pública de 55 millones de dólares [38 millones de euros] para el apoyo de una supuesta democracia" en Cuba. El mandatario también se refirió a los últimos incidentes ocurridos en La Habana en relación con la celebración del día de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre, cuando varios disidentes y esposas de presos políticos fueron víctimas de actos de repudio por manifestarse en las calles.

Raúl Castro afirmó que "en los últimos meses" se ha "desplegado una campaña anticubana orquestada por el establishment norteamericano, con el concurso de los grandes medios de comunicación, con el objetivo de hacer ver que crece la represión en el país". Afirmó que, con ese propósito, "incitan a sus antipatrióticos asalariados a que incrementen la actividad provocadora en nuestras calles" y entonces advirtió: "Aconsejo a unos y otros que cesen las provocaciones de todo tipo".

Según el activista de los derechos humanos Elizardo Sánchez, el mensaje es claro: "La calle es especialmente sensible... El Gobierno sabe que una pequeña manifestación puede dar lugar a un pronunciamiento masivo que desborde la capacidad de control". La tesis de La Habana es simple: el Gobierno de Obama puede tener una cara más amable, pero persigue el mismo objetivo que anteriores Administraciones: destruir la revolución

lunes, 21 de diciembre de 2009

Protesta en el infierno

Pues parece que hasta en Corea del Norte tambien el pueblo esta harto del regimen monarquico comunista que los oprime,este es quizas el pais mas cerrado y controlado del mundo, pero aun asi en estoy tiempos del mundo 2,0 ya es imposible ocultar toda la verdad y todo termina por saberse.

Kim Jong-il (centro) visita una fábrica en Kimchaek, al noreste de Pyongyang, en una foto sin fechar distribuida por la agencia oficial KCNA.- REUTERS

El nuevo won sacude Corea del Norte

La revaluación de la moneda provoca protestas sociales contra el régimen

JOSE REINOSO - Pekín - 21/12/2009

Corea del Norte se ha visto agitada en las últimas semanas por una serie de inhabituales protestas sociales, en respuesta a la decisión del régimen de Pyongyang de revaluar su moneda, obligando a la población a aflorar sus ahorros. El nuevo won vale 100 antiguos. Un total de 12 personas acusadas de organizar los disturbios han sido ejecutadas, según la prensa surcoreana. También ha sido prohibida temporalmente la entrada de extranjeros en el país.

Las razones detrás de la decisión de Pyongyang de llevar a cabo la primera reforma de su divisa en 17 años son varias, según observadores políticos. El líder norcoreano, Kim Jong-il, pretende atajar la inflación, poner coto a la incipiente economía de libre mercado y recuperar el control estatal de los mercados callejeros y agrícolas, que se han multiplicado desde que el sistema nacional de distribución de alimentos se hundió durante la hambruna de los noventa. Los comerciantes se estaban convirtiendo en una nueva clase cada vez más independiente del Estado, con el consiguiente riesgo para el régimen.

El banco central del Norte asegura que la redenominación de la moneda ha sido efectuada para impulsar el papel del país como una "potencia económica socialista". La prohibición de entrada de extranjeros forma parte, según algunos analistas, de los preparativos de seguridad ante un posible próximo viaje de Kim Jong-il a China, aunque otros piensan que las autoridades pretenden con ella evitar la presencia de visitantes hasta que se calmen las iras provocadas por la reforma de la divisa. La prensa surcoreana asegura que la medida se extiende desde el 20 de diciembre hasta principios de febrero.

La orden del Gobierno a los ciudadanos para que canjearan cada billete antiguo de 1.000 won por uno nuevo de 10 entre el 30 de noviembre y el 6 de diciembre desencadenó una oleada de protestas en distintos lugares del país, porque limitaba la cantidad de won que podía cambiar cada persona. El resto debía ser depositado en los bancos gubernamentales, lo que hizo temer a mucha gente que nunca recuperaría su dinero.

En Hamhung, en el este del país, estalló una revuelta entre comerciantes, que despertó las simpatías de la población. Ciudadanos enojados quemaron pilas de billetes, y aparecieron pintadas y octavillas criticando a Kim en los alrededores de la universidad, según la página web surcoreana Daily NK. Un total de 12 personas fueron ejecutadas por ello, según el diario surcoreano Chosun Ilbo.

La prensa de Seúl, que cuenta con buenas fuentes en el Norte, afirma que muchas madres que trabajan en los mercados callejeros se manifestaron públicamente contra una decisión que barría de un plumazo buena parte de sus ahorros. "Los mercados se han convertido en plataformas para denunciar a Kim Jong-il. Las madres, desesperadas, están fuertes y desafiantes. Hacen corros y maldicen abiertamente a las autoridades a pesar del riesgo de ser detenidas", explicó una fuente a Chosun Ilbo.

Ante la ola de protestas -extremadamente raras en este país, en el que el régimen mantiene un férreo control sobre sus 24 millones de habitantes-, las autoridades han reculado en parte. Inicialmente se permitió intercambiar 100.000 won antiguos por nuevos por familia, pero el límite ha sido incrementado a 500.000 won. La antigua divisa tenía un valor oficial de 145 won por dólar estadounidense, aunque en el mercado negro era necesario pagar 3.000 para comprar un billete verde.

La revaluación del won ha disparado los precios, lo que obligó a las autoridades a ordenar el cierre de los mercados callejeros durante tres días la semana pasada para dar tiempo a que se estabilicen. Pyongyang comenzó a autorizar algunos de estos mercados en 2002. Éstos animaron la economía y el comercio, pero al mismo tiempo empezaron a vender productos prohibidos, entre otros, películas y series de televisión de Corea del Sur, percibidas como una amenaza por el Gobierno totalitario de Kim. El mayor mercado mayorista de Corea del Norte, en Pyongyang, fue cerrado a mediados de junio.

Los países de la región están pendientes de la sorpresiva reforma monetaria, por los efectos que pueda tener sobre la estabilidad social interna. Las autoridades norcoreanas han dado orden a los guardias fronterizos de que disparen a matar contra cualquiera que intente cruzar la frontera con China, ante el riesgo de que la medida económica pueda incrementar las deserciones.

Las protestas se han producido cuando Estados Unidos intenta reavivar las paralizadas negociaciones para el desmantelamiento del programa de armamento nuclear norcoreano. El presidente estadounidense, Barack Obama, ha ofrecido a Kim Jong-il establecer una oficina de intercambio en Corea del Norte para intentar aliviar las tensiones entre los dos países, según la agencia surcoreana Yonhap.

La oferta fue realizada en una carta entregada por el responsable estadounidense para las conversaciones con Corea del Norte, Stephen Bosworth, en una reciente visita a Pyongyang.

A lo mejor para el año que viene

Parece que los gobernantes de la isla ya van reconociendo a regañadientes la realidad inevitable de la caida en picado de la economia cubana, pero como se ve en este reportaje las soluciones que proponen son precisamente las causas del desastre actual, porque hablar a estas alturas de planes quinquenales es solo un mal chiste, pero bueno, quizas en el 2010 se pueda aplicar el estribillo de la cancion del salsero cubano, a lo mejor para el año que viene lo bueno sucede, lo que te conviene, que cada cual lo traspole como quiera.

Raúl Castro, durante la sesión plenaria de la Asamblea Nacional, ayer en La Habana- AP

Cuba admite que la crisis le ahoga


El Gobierno reconoce que las predicciones para 2010 son mucho peores de lo que se esperaba.- Raúl Castro acusa a Obama de tener un doble juego hacia la isla

MAURICIO VICENT La Habana 21/12/2009

Cuba se asfixia. Necesita aire. La falta de productividad y la ineficiencia de la economía, unida a una gravísima crisis de liquidez por la escasez de divisas, han puesto contra la pared al Gobierno de Raúl Castro, que prepara un severo plan de ajuste para evitar una quiebra financiera. El presidente cubano encabezó ayer una importante reunión del Parlamento para discutir el plan económico de 2010, un año que ?se admite ya abiertamente? estará marcado por las tensiones económicas extremas y el recorte de los gastos sociales.

Castro aseguró que, en medio de la crisis, es más necesario que nunca regresar a los planes quinquenales y al método de la "planificación", que ahora se convierte en "una necesidad vital para excluir los riesgos de la improvisación". Dijo que ya se trabaja en "la proyección 2011-2015". En las actuales condiciones, afirmó, se "privilegiarán" aquellas actividades que generan ingresos y sustituyen importaciones, así como la producción de alimentos.

El presidente cubano también se refirió en extenso al diferendo con EE UU, y acusó al Gobierno de Barack Obama de tener un doble juego hacia Cuba. "A pesar de la enorme campaña propagandística desplegada para confundir al mundo acerca de una aparente disposición de dar un giro en el diferendo bilateral (...), lo cierto es que se mantienen intactos los instrumentos de la política de agresión a Cuba y el Gobierno de Estados Unidos no renuncia a destruir la Revolución y generar un cambio de nuestro régimen económico y social".

Según Castro, "en las últimas semanas" se han "multiplicado los esfuerzos" de la nueva Administración "con ese propósito". "Crece el aliento a la subversión abierta y encubierta contra Cuba", dijo. El mandatario mencionó la reciente detención en la isla de un estadounidense que repartía computadoras y teléfonos móviles a "agrupaciones de la sociedad civil" para subvertir el orden.

Pese a las denuncias, tendió una rama de olivo a su enemigo y ratificó "la sincera voluntad de Cuba de solucionar definitivamente el diferendo con EE UU, a partir de un diálogo respetuoso".

Antes de Castro, el ministro de Economía, Marino Murillo, documentó la gravedad de la crisis económica al presentar el informe sobre el plan de la economía nacional y los presupuestos de cara al año próximo.

El crecimiento del PIB en 2009, previsto al inicio del año en un 6%, finalmente fue del 1,4%. El funcionario admitió que uno de los problemas más asfixiantes para la economía es la "marcada desaceleración de los flujos de divisas", que ha llevado al país a incumplir compromisos financieros y a encontrar muchas "dificultades para acceder a fuentes de financiamiento".

Murillo no mencionó directamente la situación de medio centenar de empresarios extranjeros a quienes los bancos cubanos retienen sus depósitos. Cálculos extraoficiales cifran en más de 600 millones de dólares (420 millones de euros) los fondos extranjeros que no se pueden transferir debido a la falta de liquidez, y no se adivina una solución a medio plazo. "Los compromisos financieros existentes determinan que la situación sea muy tensa", admitió a los diputados. Castro dijo después que "se ha reducido en más de un tercio las retenciones de pagos acumuladas desde el exterior" y afirmó que se honrarán los compromisos adquiridos.

El ministro cubano de Economía trazó un panorama más negro que gris de la crisis: en relación a 2008, este año las inversiones disminuyeron un 16%, mientras que las exportaciones decrecieron un 22% y las importaciones un 37,4%, una cifra descomunal que trae a la memoria de los cubanos infaustos recuerdos. Otros datos reveladores son que el sector industrial decreció un 2% y que la productividad del trabajo, ya de por sí escasa en Cuba, cayó un 1,1%.

La situación se vio agravada en 2009 por varios factores: la crisis financiera internacional, el embargo estadounidense y las secuelas de los huracanes, que provocaron pérdidas por 10.000 millones de dólares, en primer lugar. Además, en el periodo bajaron los precios del níquel, principal producto cubano de exportación, y descendieron los ingresos por concepto de turismo y de servicios ofrecidos a Venezuela. En resumen, una ruina....

"Y se prevé que las condiciones externas continuarán siendo muy difíciles en 2010", dijo Murillo. El plan para hacer frente a la situación se basa en un severo plan de ajuste, que incluye un control exhaustivo de los gastos, "concentrar las inversiones en aquellas áreas que aportan divisas en el corto plazo y sustituyan importaciones", disminuir los inventarios y "dar prioridad" a las producciones que generan exportaciones, y finalmente "reducir los gastos sociales" hasta niveles compatibles con las posibilidades de la economía.

En un país como Cuba, hablar de que es imprescindible "reducir los gastos sociales" tiene una lectura muy clara. No se han especificado medidas concretas, pero se especula con la posibilidad del próximo anuncio de un paquete de restricciones que hará más difícil la vida de los cubanos. Por dónde irán los tiros, todo el mundo se lo imagina. Murillo afirmó que el problema de la baja productividad se debía esencialmente al "subempleo y las plantillas infladas" y que el Gobierno deberá tomar medidas.

Las reformas planearon desde la sombra en el discurso de clausura de Castro. El presidente cubano dijo ser consciente de la inquietud de la población sobre la insuficiente "velocidad y profundidad de los cambios" que hay que introducir en la economía. Cuba va a actualizar su modelo económico pero, enfatizó, sin "improvisación" ni "apresuramientos".

UNA SITUACIÓN COMPLICADA
-La economía echa el freno. En 2009, el Gobierno tuvo que reducir dos veces la meta de crecimiento de la economía: del 6% inicial, se rebajó al 2,5% y, antes de terminar el año, el pronóstico se redujo a alrededor del 1,7%. Finalmente, el ministro de Economía, Marino Murillo, dijo ayer que el crecimiento de la economía llegará sólo al 1,4%.

-Falta de liquidez. Este problema, que siempre ha sido la espada de Damocles de la economía cubana, es ahora asfixiante. Las exportaciones han caído un 22% y las importaciones se han reducido un 37,4% con relación a 2008. El desabastecimiento en las tiendas de divisas es general. Hay recortes en el consumo eléctrico para evitar los apagones. Algunas empresas han cerrado. Muchos empresarios extranjeros no pueden transferir el dinero que tienen depositado en sus cuentas en bancos cubanos porque no hay fondos.

-Medidas de ahorro. El Gobierno ha comenzado a eliminar subsidios y gratuidades sociales. Las restricciones en 2010 serán mayores y se pide a la gente que se apriete el cinturón. Entre otras medidas, el Gobierno ha empezado a eliminar los comedores obreros. Algunos alimentos han salido de la libreta de racionamiento. En las tiendas y centros laborales del Estado se prohíbe usar el aire acondicionado durante gran parte de la jornada, y las empresas que no aportan divisas a la economía han sido cerradas.

-Mal estado de la vivienda. De los 3,5 millones de viviendas que hay en Cuba, la mitad se encuentra en estado regular o malo. La situación empeoró notablemente el año pasado, cuando los tres huracanes que arrasaron la isla provocaron derrumbes y daños en cerca de 600.000 viviendas, un 15% de las existentes.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Las nuevas guerras, sin sangre ni balas

Un capitán y un sargento estadounidense hacen una revisión de los equipos informáticos de la Fuerza Aérea tras un ciberataque.- US AIR FORCE

Las nuevas guerras, sin sangre ni balas

Un 'ciberejército' iraní asalta Twitter - 'Hackers' coreanos roban secretos de EE UU - Los 'ciberataques' son cada vez más frecuentes - ¿Cómo nos defiende la fiel infantería?

MERCÈ MOLIST 19/12/2009

Un autodenominado ciberejército iraní asaltó ayer la red social Twitter. Durante unas horas los millones de personas que entraban en esa red social eran desviados hacia una página con un mensaje reivindicativo en el que avisaban de que Estados Unidos controla y maneja Internet. "Pero no es así, nosotros controlamos y manejamos Internet con nuestro poder", explicaban en esta nueva modalidad de ciberpropaganda política.

Twitter, un sistema de comunicación básico en la rebelión poselectoral iraní, reconoció el asalto y la redirección de su página principal. Entre las 6.25 y las ocho de esa mañana, horario peninsular, el sitio era inaccesible. El asalto parece que no tuvo mayores consecuencias ni afectó a los datos de los registros. Los piratas no entraron en las tripas de los ordenadores de Twitter, al menos oficialmente. Tampoco es cuestión de dar información al enemigo.

El asalto a Twitter es sólo el último caso de ciberpropaganda, ciberterrorismo o ciberguerra, que cada vez se suceden con una preocupante mayor frecuencia. A veces en el anonimato, a veces claramente, como el ataque que en 2007 sufrió Estonia desde Rusia o el más reciente de robo de secretos de Estados Unidos por hackers coreanos.

Lo que se anunciaba en las películas de ciencia-ficción es finalmente neorrealismo; lo que temían los fabricantes de antivirus, siempre agoreros, está a la orden del día. En el ordenador personal pueden entrar virus y cookies espía, pero parece que también acceden a los organismos oficiales, a las instituciones básicas de los Gobiernos, o pueden, simplemente, anular las comunicaciones de aeropuertos y trenes durante horas. O sea, el caos, la devastación de guante blanco. La pólvora y la dinamita han empezado a perder importancia en la era de Internet.

¿Pero quién nos defiende? ¿De qué vale la infantería y la caballería, los marines o los gurkas? ¿Quiénes son, dónde están, como se preparan los Napoleón o los Rommel de hoy? Quizás con una consola.

El juego es muy parecido a Captura la bandera, veterana competición que se disputa en muchos encuentros de hackers. Consiste en asaltar los ordenadores enemigos, mientras se defienden los propios, dentro de una red creada para el juego. La diferencia es que aquí los contendientes visten uniformes de las Fuerzas Armadas españolas.

"No nos preguntemos si ocurrirá, sino cuándo ocurrirá", rezaba el folleto del primer ejercicio de ciberdefensa (ECD09) de las Fuerzas Armadas españolas, organizado hace dos meses por la Sección de Seguridad de la Información de la División CIS del Estado Mayor Conjunto. Aunque el interés de algunos oficiales respecto a la ciberguerra (ellos la llaman ciberdefensa) viene de lejos, es la primera vez que se dio a conocer un acto de estas características.

"Los escenarios eran muy sencillos", explican los organizadores. El primer día "se planteaba una red-objetivo que había que estudiar para detectar sus debilidades y atacarlas, utilizando herramientas de código abierto que cualquier hacker encuentra en Internet". El último día era al revés: "Se trataba de defender una red y unos servidores muy parecidos a los que tenemos instalados en las redes del Ministerio de Defensa".

Los organizadores están satisfechos: "Nos han permitido valorar el estado actual de las Fuerzas Armadas en ciberdefensa y establecer el embrión que permita desarrollar una doctrina conjunta".

Primera conclusión de estas cibermaniobras: el 85% de los participantes eran militares, el resto, civiles empleados de la empresa pública ISDEFE. La ciberguerra plantea una mayor colaboración entre el Ejército y la sociedad civil.

Actualmente, las capacidades de ciberdefensa de las Fuerzas Armadas están repartidas en diferentes órganos del Ministerio de Defensa. La intención del Estado Mayor es "trabajar sobre éstas en el ámbito conjunto". Les acucia, explican, que "a medida que nos hacemos más dependientes de la tecnología, la amenaza cibernética es una realidad más palpable".

Esta reflexión es compartida por la mayoría de ejércitos del mundo occidental, aseguran: "Tanto la OTAN como la Unión Europea han desarrollado o están desarrollando estrategias y conceptos de operación en CiberDefensa y Operaciones en Redes Informáticas".

Estados Unidos hace años que trabaja en ello, y Reino Unido acaba de publicar su primera estrategia nacional de ciberseguridad.

El grupo organizador del ECD09, la Sección de Seguridad de la Información CIS del Estado Mayor, sigue con atención estos movimientos. Lo componen militares especialistas en telecomunicaciones e informática que han hecho cursos avanzados, militares y civiles, en seguridad de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), así como ingenieros superiores civiles de ISDEFE, especializados en seguridad.

Esta especie de élite hacker dentro de las Fuerzas Armadas participa en ejercicios como los Talleres Internacionales de CiberDefensa, organizados por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, y los Ejercicios de CiberDefensa de la OTAN. En ellos se han inspirado para este primer ejercicio, aunque lo han adaptado a sus necesidades.

La razón de tanto entrenamiento no es baladí: la guerra en el ciberespacio conlleva nuevas estrategias y reglas para la milicia. Ya no es tan importante quién tiene las mejores armas sino quién tiene a los mejores guerreros, los cuales necesitan un nivel de conocimientos y habilidad importante. Eso sin tener en cuenta que el ejército debe competir con la industria para reclutar a los mejores.

"El problema no es tanto si hay suficiente material y organización de nuestras unidades especializadas. El material se puede adquirir, pero alcanzar la formación necesaria para que nuestros soldados utilicen toda esta tecnología no es algo que se pueda lograr de la noche a la mañana", explican. Este problema es compartido por los ejércitos de todo el mundo.

Pero, ¿necesita España la ciberdefensa? "Ciudadanos y empresas españoles reciben ataques a diario de baja intensidad. El determinar quién ha sido y con qué intenciones no es tarea fácil", explican los militares.

En el folleto que anunciaba el ECD09, se afirma que desde diciembre de 2007 España ha sufrido ciberespionaje "por medio de troyanos adaptados".

Los Gobiernos europeos y el norteamericano han denunciado en varias ocasiones operaciones parecidas de espionaje, con origen en un país asiático. Recientemente, la Comisión de Revisión de Economía y Seguridad entre Estados Unidos y China confirmaba, en su informe de 2009, la participación cada vez más agresiva del Estado chino en ataques de ciberespionaje contra el Departamento de Defensa de EE UU: casi 44.000 sólo en la primera mitad de 2009.

Otra conclusión: para hacer la ciberguerra no se necesitan ejércitos. Un buen informático puede valer. Gary McKinnon fue detenido en 2002 en Inglaterra tras haber sido acusado de haber entrado ilegalmente en 97 ordenadores del Gobierno de EE UU, incluidos algunos del Pentágono, la Marina, el Ejército de EE UU y la NASA.

Tras pasar todos estos años en prisión, está pendiente de ser extraditado a Estados Unidos. Según uno de dichos jueces, "la conducta del señor McKinnon fue intencionada y calculada para influir y afectar al Gobierno de EE UU mediante la intimidación y la coacción". En su primera detención, el fiscal Paul McNulty aseguró que "McKinnon estaba acusado del mayor ataque informático contra los militares de todos los tiempos".

Otro gran malo de la película es Rusia, presunto autor de los fuertes ciberbombardeos contra Estonia, en 2007, y Georgia, en 2008. A veces, el ataque es para colapsar las redes, en otros casos para robar secretos, como el último proveniente, al parecer, de Corea del Norte. Su objetivo: robar información tecnológica de Estados Unidos y Corea del Sur.

El folleto del Ministerio español de Defensa pone otros ejemplos: "A finales de 2008, debido a la campaña militar israelí en Gaza, se detectó una gran cantidad de ataques procedentes de países árabes contra páginas simpatizantes de Israel. En el otro bando, hackers israelíes lanzaban ataques DDoS (bombardeos de denegación de servicio) contra webs de noticias palestinas".

Aunque los analistas no están de acuerdo sobre si hay que llamarlo ciberguerra o simples escaramuzas, cada vez más Estados ponen a punto sus armadas cibernéticas. Según un reciente informe de la corporación de seguridad informática McAfee, Israel, Rusia, Estados Unidos, China y Francia encabezan esta nueva carrera armamentística, dentro de lo que se califica de "ciberguerra fría".

Aunque la intención pública de estos Estados sería repeler ataques cibernéticos, es notoria también la intención ofensiva. Sólo hay que fijarse en el ejercicio llevado a cabo en octubre en España: no consistía exclusivamente en la defensa de sus sistemas, sino también en el ataque de un servidor enemigo, "aspecto fundamental para saber defenderse".

Estados Unidos dirige las maniobras
La preocupación mundial por la ciberdefensa nació en verano de 2007, cuando Estonia sufrió un fuerte ciberbombardeo supuestamente orquestado por Rusia. Sin embargo, el concepto de ciberguerra había nacido muchos años antes, en Estados Unidos. La revista Time le dedicaba ya una de sus portadas en 1996. Pero la falta de ataques, al menos públicos, hizo que el interés por esa hipotética amenaza fuese decayendo.

Hasta que los hechos de Estonia desenterraron el antiguo miedo y la OTAN creó, en la capital de aquel país, su Centro de Excelencia Cooperativa para la Ciber Defensa, del que España es "nación patrocinadora".

Mientras, en Estados Unidos, Bush ponía en marcha la Iniciativa Integral de Ciberseguridad Nacional, que la Administración de Obama ha mejorado con la creación de una Cíbercomandancia y el futuro nombramiento de una coordinador nacional de ciberseguridad.

El periódico National Journal confirmaba recientemente la existencia de un plan de ciberseguridad de EE UU, "basado en la experiencia de las agencias de inteligencia y operaciones militares en la ciberdefensa, donde se han usado armas para robar información, interferir comunicaciones y controlar sistemas informáticos".

Una de estas operaciones, según el periódico, consistió en un ciberataque autorizado por el presidente Bush, en 2007, contra teléfonos móviles y ordenadores de líderes de Irak, que los usaban para planear atentados con bomba y colgar los vídeos en Internet. La operación permitió espiar a los iraquíes, despistarles con información falsa y hacerles caer en emboscadas.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Cuba gana una batalla


Una trabajadora elabora cigarros en la fábrica Cohiba de La Habana.- GORKA LEJARCEGI


Cuba gana la batalla de los Cohiba en EE UU

Un juez federal prohíbe a la empresa estadounidense General Cigar el uso de esa marca de cigarros

MAURICIO VICENT - La Habana - 17/12/2009

Cuba y sus famosos puros Cohiba acaban de ganar una singular batalla legal en Estados Unidos. Después de 12 años de pleitos en los tribunales, un juez federal estadounidense acaba de fallar a favor de la compañía estatal cubana Cubatabaco en su litigio contra la tabaquera estadounidense General Cigar, que desde 1997 comercializa en EE UU cigarros Cohiba elaborados con tabaco dominicano.

"Es una victoria muy importante; vamos a llegar hasta el final en la defensa de nuestra marca", dijo ayer a EL PAÍS Adargelio Garrido, abogado de Cubatabaco y director jurídico de Habanos, SA, empresa mixta con Altadis (propiedad de la británica Imperial Tobacco).

El fallo del juez Robert W. Sweet, de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, emitido el 14 de diciembre, prohíbe a General Cigar continuar usando la marca Cohiba en Estados Unidos. Sin embargo, la compañía ya ha anunciado que recurrirá la decisión, y mientras se resuelve el caso podrá seguir vendiendo puros con esa marca.

El culebrón de Cohiba en Estados Unidos empezó en 1992. Ese año, aprovechando el boom de la venta de tabaco en territorio estadounidense, General Cigar "seleccionó" la marca para denominar "un nuevo producto con el objeto de aprovecharse de la reputación y el valor del Cohiba en el mercado estadounidense", según el juez Sweet.

Fuera de EE UU por el embargo

Los puros Cohiba, creados después del triunfo de la revolución y popularizados por Fidel Castro, comenzaron a comercializarse en los años ochenta en todo el mundo, excepto en Estados Unidos debido al embargo. En 1997, a pesar de las protestas cubanas, General Cigar empezó a vender en territorio estadounidense puros elaborados con tabaco dominicano bajo dicha marca.

Después de varios pleitos, el juez Sweet reconoció hace cinco años "la notoriedad" de la marca Cohiba y ordenó la cancelación de registro de General Cigar sobre la misma. "Fue nuestra primera victoria sobre el bloqueo", aseguró Garrido. Aquella decisión fue recurrida en tribunales superiores que dieron la razón a la compañía estadounidense, pero ahora de nuevo hay un fallo favorable a los intereses cubanos.

"El juez Sweet determinó que la reputación del Cohiba por su excelencia es tan fuerte, que el consumidor estadounidense 'asocia la designación Cohiba fundamentalmente con el Cohiba cubano', aunque no se puede vender en los Estados Unidos. El juez Sweet encontró que esto es lo que llevó a General Cigar a 'plagiar la marca... copiándola intencionalmente", aseguró la empresa mixta Habanos, SA en un comunicado.

El documento indica que "todavía está pendiente" de resolverse una demanda de Cubatabaco "para la recuperación de las ganancias obtenidas por General Cigar por su explotación de la reputación del Cohiba desde el 1992". Todavía no hay fecha fijada para este proceso.

Michael Krinsky y David Goldstein, del bufete Rabinowitz Boudin Standard Krinsky & Lieberman, PC, de Nueva York, abogados estadounidenses de Cubatabaco, dijeron que "la decisión del juez Sweet confirma plenamente el principio fundamental que a una compañía no le puede ser permitido cosechar lo que no ha sembrado, que no se le puede ser permitido explotar el goodwill [prestigio] y la reputación del producto de otra compañía."

Garrido, quien habló con este diario desde República Dominicana, afirmó que su empresa va a por todas. "En estos momentos estamos planteando un recurso judicial con el objetivo de paralizar la producción de Cohiba en República Dominicana por General Cigar".

martes, 15 de diciembre de 2009

Protesta de estudiantes de Arte cubanos

El 22 de Octubre de este año un grupo de estudiantes del Instituto Superior de Arte de La Habana cansados de las pesimas condiciones en las que tienen que estudiar y vivir, de la mala calidad de la alimentacion que reciben, organizaron una protesta documentada por esta grabacion de calidad de aficionado. Fuera de Cuba muchos tienen la impresion de que los cubanos somos un pueblo de borregos que todo lo soportamos, pero se equivocan, el hecho diferencial es que en la isla se vive sometido a un ferreo control de la informacion, por lo que resulta muy dificil el testimoniar los hechos de contestacion al regimen que la gobierna, aun cuando ocurren a diario y en toda su geografia, sirva este post de homenaje a esos jovenes cubanos capaces de levantarse por la defensa de sus derechos asumiendo el riesgo de ser sometidos a todo tipo de represalias, lamentablemente la mayoria de acciones como esta no son documentadas, pero yo se que los cubanos no somos un pueblo de ovejas, la pasividad ante la injusticia no esta escrita en nuestros genes.



lunes, 14 de diciembre de 2009

Abierta la polemica sobre el racismo en Cuba

Pues ya el regimen en Cuba autorizo a uno de sus plumiferos ( periodista del diario oficial Granma ) a referirse al intelectual cubano Carlos Moore, por supuesto para intentar descalificar sus afirmaciones sobre el racismo en la isla, como siempre echando mano de todo su arsenal de despretigio y manipulacion, pongo tambien lo publicado en Miami sobre el tema y la respuesta al Granma de uno de los pocos lideres de la oposicion interna en la isla que respeto por su mesura y la inteligencia de sus argumentos, el hecho innegable es la existencia del racismo en la sociedad cubana alimentado por el apartheid creado y fomentado por el regimen, sus propias instituciones politicas y gubernamentales son el mejor espejo de esta triste realidad.

Líderes negros condenan el racismo en Cuba

Trinidad, Cuba. Getty Creative Foto

Por JUAN O. TAMAYO

jtamayo@elnuevoherald.com

Un grupo de prominentes intelectuales y líderes afroamericanos condenó públicamente por primera vez el historial de derechos humanos de Cuba, exigiendo que La Habana ponga fin a su "insensible desprecio'' por los cubanos negros. También declaró que "debe enfrentarse el racismo en Cuba''.

"Conocemos de primera mano las experiencias y consecuencias de negar las libertades civiles por razones de raza'', expresó el grupo el lunes en una declaración. "Por esa razón nos sentimos más obligados a expresar nuestra opinión sobre lo que está sucediendo a nuestros hermanos cubanos''.'

Entre los 60 firmantes de la declaración están Cornel West, profesor de la Universidad de Princeton; la actriz Ruby Dee Davis, el director cinematográfico Melvin Van Peebles, la ex legisladora surfloridana Carrie Meek y Jeremiah Wright, antiguo pastor del presidente Barack Obama en Chicago.

La Declaración de Apoyo de los Afroamericanos por la Lucha de los Derechos Civiles en Cuba, de cuatro páginas, exige que Raúl Castro ponga fin "al innecesario y brutal acoso de los ciudadanos negros en Cuba que defienden sus derechos civiles''.

"No podemos quedarnos callados ante el aumento de las violaciones de los derechos civiles y humanos de los activistas en Cuba que tienen el valor de alzar sus voces contra el sistema racial de la isla'', agregó la declaración. "Ultimamente, estos defensores aislados y valerosos de los derechos civiles han sido objeto de violencia no provocada, intimidación de las autoridades y prisión''.

La declaración pudiera agregar nuevas y poderosas voces al coro que presiona por cambios en la isla, donde los negros son 62 por ciento de los 11.4 millones de habitantes, pero tienen una representación baja en la dirección política, académica, científica y otros sectores.

‘‘Esto es histórico'', dijo Enrique Patterson, escritor afrocubano de Miami. Aunque los exiliados cubanos, predominantemente blancos "se han tratado de acercar a estas personas, la credibilidad es lo que ha faltado. Ahora los [afroamericanos] están escuchando''.

Una nota de prensa que acompañó a la declaración reconoció que "tradicionalmente los afroamericanos han tomado partido por el régimen de Castro y condenado las políticas de Estados Unidos, que tienen el objetivo explícito de derrocar al gobierno cubano''.

Pero recientes cambios en las percepciones de los afroamericanos sobre Cuba, el crecimiento del activismo racial en la isla y las constantes quejas de discriminación racial han creado la necesidad de una declaración, dijeron activistas cubanos y estadounidenses vinculados con el documento.

Más afroamericanos viajan a Cuba y han podido "ver la situación de primera mano'', expresó David Covin, uno de los organizadores de la declaración y ex presidente de la Conferencia Nacional de Politólogos Negros de Estados Unidos.

El aumento en la cantidad de cubanos que se identifican como activistas de los derechos raciales también ha llevado a que más afroamericanos presten atención a los temas en la isla, dijo Covin, profesor emérito de la Universidad Estatal de California en Sacramento, en declaraciones a El Nuevo Herald.

Ambos desarrollos han ayudado a crear "una masa crítica de personas que han roto con la tradición de apoyo [a Cuba] en la comunidad negra'', agregó Covin.

Al mismo tiempo, activistas afrocubanos han presentado su batalla más como un asunto de ‘‘derechos civiles'' que de "derechos humanos'', dijo Victoria Ruiz-Labrit, portavoz en Miami del Comité Ciudadanos por la Integración Racial, con sede en Cuba,

"El tema de los derechos humanos no tomó en cuenta el asunto racial, y ahora hay una evolución'', agregó Ruiz-Labrit. "Los afrocubanos se han acercado al término ‘derechos civiles' porque esos son los derechos en los que hizo énfasis el movimiento en Estados Unidos: los temas raciales''.

Alberto González, portavoz de la misión diplomática de Cuba en Washington, dijo que era ‘‘absurdo'' acusar de racismo a un gobierno cubano "que ha hecho más por los negros cubanos que cualquier otro en todas las áreas, como la salud, la educación y el bienestar''.

Según González, la declaración de los afroamericanos fue "parte de una campaña de subversión contra Cuba'', creada para afectar el gobierno del primer presidente afroamericano de Estados Unidos.

La declaración también exigió la liberación inmediata del médico Darsi Ferrer, un conocido activista, encarcelado desde julio mientras las autoridades investigan cargos de posesión ilegal de dos sacos de cemento. La declaración calificó a Ferrer de prisionero político.

Los afroamericanos agregaron que aunque apoyan el derecho de Cuba a la soberanía "y repudian firmemente cualquier intento de afectar tal derecho'', no "pueden permitir que los dedicados activistas pacíficos de derechos humanos en Cuba, así como la población negra en general, sean tratados con un desprecio insensible por sus derechos como ciudadanos y como el segmento más marginado de la población en la isla''.

"El racismo en Cuba, como en cualquier parte del mundo, es inaceptable y debe ser enfrentado'', expresó la declaración.

En un documento aparte con información básica emitido con la declaración se señaló que los negros cubanos constituyen casi el 85 por ciento de la población penal, pero sólo el 20 por ciento de los profesores de la Universidad de La Habana y sólo el 2 por ciento de los dueños de tierras privadas.

La declaración fue impulsada fundamentalmente por Carlos Moore, un autor cubano altamente considerado que vive en Brasil y ha criticado la discriminación racial en Cuba por años.

Moore persuadió a Abdias Nascimiento, uno de los fundadores del movimiento negro de Brasil y defensor de Castro, de enviar a Raúl una carta este año en la que denunciaba el racismo en Cuba, y entonces apeló a sus amigos y contactos en la comunidad afroamericana para sumarlos al esfuerzo.

"Sin esta figura histórica nadie habría escuchado'', dijo Patterson, quien pronosticó que otros afroamericanos destacados pronto agregarán su firma al documento.

Pedro de la Hoz

Mensaje desde Cuba a los intelectuales y artistas afronorteamericanos

Un tiro fallido por el flanco equivocado

Pedro de la Hoz

pedro.hg@granma.cip.cu

En la edición del pasado primero de diciembre, El Nuevo Herald, de Miami, publicó una amplia reseña sobre una "Declaración de afroamericanos en apoyo a la lucha por los Derechos Civiles en Cuba", en la que se acusaba a nuestro país de ser en la actualidad una sociedad racista y exponía el supuesto aumento de las violaciones de los derechos civiles y humanos de los activistas en Cuba que tienen el valor de alzar sus voces contra el sistema racial de la isla. Se decía que "estos defensores aislados y valerosos de los derechos civiles han sido objeto de violencia no provocada, intimidación de las autoridades y prisión".

El documento había circulado apresuradamente horas antes en procura de firmas que le dieran visibilidad a lo que había sido cocinado por Carlos Moore, un individuo de origen cubano que desde hace años se presenta como "especialista en temas raciales" y se ha hecho de un modus vivendi en Estados Unidos y Brasil a costa de manipular la realidad cubana. Con antelación, Moore había logrado embaucar a un respetable activista del movimiento de vindicación de la población negra brasileña, haciéndole creer que la acción legal seguida por las autoridades cubanas contra uno de los beneficiarios de los fondos de la política anticubana de las administraciones norteamericanas, era por su condición de negro. Esa misma fábula se la hizo creer a las personas que recibieron la declaración.

Alguien de tanto prestigio como el poeta y dramaturgo afronorteamericano Amiri Baraka (Leroi Jones) comentó el comunicado en los siguientes términos: "Moore ha estado impulsando este tipo de viciosa provocación desde los años sesenta. (¼ ) Al parecer algunas de las personas afronorteamericanas que firmaron su petición desconocen el arrastre histórico de Moore".

Otra destacada personalidad que ha viajado incontables veces a Cuba, James Early, que labora en la Smithsonian Institution, declaró "no confiar en los objetivos de Carlos Moore" al involucrarse en el tema racial en Cuba y subrayó cómo "la carta no se ajusta a lo que yo y otros activistas afronorteamericanos encontramos en nuestra reciente visita del 14 al 22 de septiembre, durante la cual hemos sostenido conversaciones abiertas con ciudadanos cubanos y funcionarios del Gobierno". Early puntualizó también "que los ciudadanos cubanos y sus representantes políticos están discutiendo cómo mejorar su revolución socialista".

Sumamente elocuente del método seguido para urdir el tinglado de la cuestión racial, es la carta que una de las personas cuya firma se hallaba al pie de la declaración remitió a los medios el lunes 7 de diciembre. Makani Themba-Nixon, directora ejecutiva de The Praxis Project, pidió que su nombre no apareciera en ese documento, al considerar que la carta acusatoria contra Cuba "está siendo manipulada para ayudar a restarle legitimidad al importante proyecto social que se lleva a cabo en esa nación".

Un grupo de intelectuales cubanos, únicamente mandatados por nuestra conciencia y a título personal, nos concertamos para compartir nuestro punto de vista sobre el asunto con los colegas afronorteamericanos. Porque se trata de ventilar con seriedad y argumentos los derechos humanos en nuestro país, y de hacer saber que la declaración emitida en Estados Unidos es un tiro fallido en el flanco equivocado.



Carlos Moore, certero

Manuel Cuesta Morúa.

En un artículo del periódico Granma, órgano oficial del partido comunista de Cuba, edición 9 de diciembre de 2009, se intenta descalificar a Carlos Moore, un destacado militante antirracista cubano, profesor e investigador, y con una amplia obra sobre temas raciales que toca el tema del racismo tanto en Cuba como en otras partes del mundo.

Todo por lo que podríamos llamar, en propiedad y con sentido hemisférico, como La Declaración Afro americana a favor de los derechos civiles en Cuba, afro brasileños, afro caribeños y afro-norteamericanos se han expresado, separadamente, a favor de los militantes antirracistas cubanos.

Carlos Moore imparte conferencias en América Latina, Estados Unidos y África, y es una prestigiosa figura reconocida en diversos sectores académicos de mucha magnitud y densidad cultural e intelectual. Es, por más señas, un hombre de izquierdas que ha sabido moverse con determinación, modales y finura dentro del enmarañado escenario de la lucha por los derechos civiles, el respeto de las minorías, la identidad y reconocimiento raciales, sin caer en el juego del dinero y los intereses tradicionales de Washington.

De un hombre así Granma habla mal; pero lo hace mal. ¿Y por qué lo ataca? Pues porque el compatriota Moore acaba de romper, casi simultáneamente, el monopolio que el gobierno cubano conservaba más o menos intacto, hasta el 1 de diciembre de 2009, sobre aquellos tres pivotes fundamentales en las Américas: los afro brasileños, los afro caribeños y los afro norteamericanos.

La teoría del cisne negro

Hasta esa fecha, podría decirse que estos importantes sectores tenían una visión compacta en torno a una imagen tópica: Cuba como cierta Isla de Tule con una obra social inigualable destinada, primorosamente, a los negros y mestizos. La ruptura de este monopolio desnuda al rey y lo deja sin guarda ropa. Y las razones se exponen así: podría decirse de todos estos sectores que son anti-sistema, entendiendo como sistema las pautas hegemónicas sobre las que se funda el modelo cultural de dominación en las Américas, y de la que el gobierno cubano forma parte, reconózcalo o no.

Ellos no pueden ser acusados tampoco de trabajar a favor de los servicios de inteligencia occidentales, ni pueden ser implicados, por defecto, en los diseños típicos del real o supuesto eje Miami-Washington. De manera que la teoría del cisne negro adquiere una interesante confirmación en este específico caso.

Si la previsibilidad de la crítica al gobierno cubano le había permitido armar una defensa geopolítica ciertamente eficaz en varios temas, culpando previsiblemente al “imperialismo” de todos los males y de todas las críticas, por aquello de que todos los cisnes son blancos; las declaraciones de los afro americanos, en el sentido hemisférico del término, vienen a sorprender a las autoridades cubanas de un modo indeseable, confirmando el descubrimiento australiano de que también hay sorpresivos cisnes negros.

No es lo mismo ser acusado de violar los derechos humanos, así en abstracto, que ser acusado de racista. En el primer caso, Bush, como el síndrome de China, está por todas partes; pero, ¿por dónde anda Bush en el segundo caso? Estas declaraciones acaban de completar un proceso difícil en toda la imaginería global alrededor de Cuba.

No solo somos un país fallido, desigual, improductivo, mal educado y bastante violento, sino también racista en la visión de importantes sectores de opinión en el mundo. Lo que equivale a decir que completamos por fin el importantísimo círculo de normalización en el concierto de naciones; algo básico para asumir un enfoque maduro en las necesarias transformaciones que necesita el país. Una foto que recoja todos nuestros rasgos, sin retoques de Photoshop, nos ayuda a tener una mejor percepción de lo que somos.

Contra Abdias Nascimento

Según Granma, Moore es el arquitecto de todo esto; y, al atajar al arquitecto, hace unas cuantas movidas erráticas. Primero, dice que Carlos Moore es de "origen cubano". Lo cual es verdad, solo que es una verdad compartida por todos los cubanos. Así, con el intento de convertir en un ataque político una clasificación empleada por los departamentos de inmigración del primer mundo, reproduce un concepto frecuentemente utilizado por sectores racistas para denigrar y excluir a quienes no comparten una pretendida pureza de algo.

Granma tiende a utilizar peyorativamente esta clasificación cada vez que intenta atacar a sus adversarios cubanos que viven en el exterior, sin advertir que con ello reafirma un estereotipo racista. Una constante mordida en la propia cola que revela desesperación incontrolada.

Segundo, afirma que Moore “se presenta como 'especialista en temas raciales'”. Lo que podría ser contestado diciendo, del mismo modo, que Granma se presenta como un periódico.

Es el tipo de crítica que emana de los cartones cubanos de Elpidio Valdés, donde los españoles del siglo XIX son presentados casi como supuestos soldados. Una crítica débil que quiere denunciar una impostura y que, en el caso de Moore, solo ofende a las numerosas universidades y editoriales en el mundo que acogen sus conferencias y publican sus libros.

Tercero, adelanta la idea de que Moore "había logrado embaucar a un respetable activista del movimiento de vindicación de la población negra brasileña", cuyo nombre, no sé por qué Granma no lo menciona, es Abdias Nascimento. Aquí, incapaz de captar la médula y sustancia del debate racial en las Américas, Granma comete un error de bulto: pierde de vista que la autoestima es el pilar específico de los movimientos de emancipación negra, y esta no tolera la manipulación.

De modo que la sospecha y la desconfianza frente a los posibles paquetes del otro son los primeros dispositivos, casi naturales, de los negros autoemancipados de este continente. Granma ofende así a Abdias Nascimento, y por extensión a afro caribeños y afro norteamericanos. Pienso que por ignorancia más que por voluntad.

La 'ingratitud' del negro Ferrer

Cuarto, el órgano oficial del partido comunista repite sus ataques habituales contra los disidentes y se revela del deber de probar sus afirmaciones. Decir que Darsi Ferrer, sujeto concreto, pero no único, de solidaridad en todas las declaraciones, es "uno de los beneficiarios de los fondos de la política anticubana de las administraciones norteamericanas", solo puede ser tomado o como un trámite retórico del periodismo militante o como un despropósito políticamente motivado.

Granma debería, ante todo, ofrecer pruebas reales de semejante acusación, y de paso visitar el domicilio del Dr. Ferrer y verificar sus magras condiciones de existencia y su casa deshilachada. Por cierto, eso de los fondos norteamericanos debería ser utilizado con extremo cuidado por las autoridades cubanas, porque la cantidad de proyectos tanto institucionales como personales de todo tipo que han sido financiados en Cuba por la USAID o por fundaciones estadounidenses llenan una larga lista pública aunque, no sé por qué, nunca publicada.

Y claro, que Ferrer no fue encarcelado por su condición de negro. La cosa no es tan burda en la tierra del racismo cordial, listo y astuto. No. El problema es que su condición racial le hace la cosa más difícil. Sencillamente porque no se concibe que un negro ande protestando por ahí, se le hecha más en cara y se le hace sentir más duro su "ingratitud".

Yo he sido testigo de como a Darsi se le ha espetado directamente una de las frases más humillantes que se puedan escuchar: “parece mentira que seas negro”. Una frase así pesa en la comunidad, en la cárcel, en los testigos, en el juicio y en las condenas.

No de otro modo se puede explicar el triste caso de Pánfilo, la condena a Juan Carlos Robinson, ex de todo en el gobierno, por un delito bastante extravagante en Cuba como el de tráfico de influencias, y otros tantas cosas que no menciono por pudor, generosidad y respeto a la memoria. De eso se trata en Cuba.

Un proyecto social que convive con el racismo

Quinto, y aquí viene el caso típico de uso del derecho a la opinión como recurso periodístico para enmascarar el objeto de debate. Claro que, en este caso no me explico cómo se hace a favor de Moore. Utilizar el comentario de Leroi Jones, un hombre prestigioso, para descalificar a Moore, es como querer emplear la libertad de expresión para descalificar la misma libertad de expresión.

Jones piensa —en ejercicio de su pleno derecho— que Moore se repite en una "viciosa provocación" y Granma reconoce, a través de Jones, que Moore viene hablando del tema desde los años sesenta. Lo cual significa que nuestro compatriota tuvo la visión de ver el problema desde los inicios y la paciencia suficiente para esperar que las voces legítimas del norte se decidieran a hablar de la viciosa reproducción del racismo en Cuba, un problema bastante evidente.

Granma tendría que ser más cuidadoso, y advertir que el uso de las palabras debe ser cauteloso, porque proporciona metáforas excelentes parta calificar más una situación que a un hombre. Vindicándole.

Sexto: Granma intenta explotar el tema de la retractación de una importante activista que en principio había estampado su firma en la declaración. Me llama la atención poderosamente cómo el periódico no se da cuenta que retractarse es confirmar. Solo en el derecho la retractación tiene valor, no en psicología.

Este caso revela tanto el dispositivo de sospecha más arriba descrito, como las dudas que se pueden tener en conciencia. Asimismo revela cuán profundo caló la propaganda del gobierno en los sectores afro norteamericanos. Nada más.

Retirar un nombre "porque está siendo manipulada (la declaración) para ayudar a restarle legitimidad al importante proyecto social que se lleva a cabo en esa nación", no niega la denuncia; solo alimenta, entre otras cosas, una paradoja, más ideológica que real: la de un proyecto social que convive con el racismo.

Los norteamericanos y el turismo revolucionario

Séptimo, y finalmente, el órgano oficial todavía intenta convencer con el viejo y desgastado proyecto del turismo revolucionario. Son legión las visitas de los extranjeros a Cuba para confirmar in situ lo que ya llevan in petto,… a buena distancia. Recuerdo en mi adolescencia a chilenos y uruguayos viniendo a Cuba, y yendo en fila hacia el campamento Julio Antonio Mella, montado para la ocasión en la zona de Caimito en La Habana, con el propósito de corear los avances de Cuba por la senda izquierda.

Muchos nunca más volvieron y otros, que llegaron exiliados de las dictaduras en Sudamérica, siguieron viaje apresurado hacia Suecia o algún que otro destino europeo. El éxito real del turismo revolucionario cubano hay que anotarlo, sin embargo, no tanto en Europa o América Latina como en Estados Unidos.

Hasta hoy algunos estadounidenses, contra todas las doctrinas y muchas evidencias, siguen hablando de algo así como un proyecto socialista que camina hacia su perfección. No sé si reír o llorar cuando escucho semejantes períodos verbales.

Seguir afirmando que en Cuba hubo socialismo, es seguir juzgando a los proyectos o las personas por lo que estas dicen o han dicho de sí mismos. Una operación intelectual contra la que prevenía Carlos Marx. Decir que en Cuba hay determinados programas sociales a favor de las mayorías es más cercano a la realidad; pero un modelo jesuita como el cubano, en el que los ciudadanos tienen que pedir autorización al Estado para salir o abandonar la Misión, no tiene nada que ver con el socialismo, que es un proyecto que exuda modernidad y libertad.

Llama la atención cómo algunos afro-norteamericanos, dotados por sufrimiento, experiencia y cultura para captar los problemas sensibles de la gente tras las máscaras de las palabras —que el idioma inglés rechaza por su propia estructura—, no vean la marginalidad en medio del “proyecto socialista”.

Esto para mi es una perplejidad de la que, sin embargo, no me quejo, porque todo ciudadano del mundo tiene derecho a hacer su propia elección y ponerse gafas oscuras.

¿Es más importante la voz de un extranjero?

La cosa se pone más complicada cuando esta elección, muy usual en los radicales de izquierda realmente extranjeros o interesados en la banalidad de retratar los personajes garciamarquianos, intenta tener más derechos que la visión de los cubanos. Todos podemos optar a la hora de apoyar, criticar o acompañar; lo que Granma no debería hacer, para mantener la plena coherencia, es sugerir que para los cubanos, en temas de Cuba, es más importante la voz de un extranjero que la de un cubano.

Tampoco presuponer que si un extranjero habla con un grupo de cubanos in situ, sabe más de Cuba que cualquier cubano, viva o no dentro de la Isla. Mucho menos pensar que el turismo revolucionario tiene alguna eficacia mediática en tiempos de Google Earth, memorias flash, turismo comunitario e internet. Esto último puede significar una subestimación del vecino más cercano.

Moore ha sido certero. Los cubanos negros, mestizos y blancos, que describen itinerarios más sinuosos en la ciudad que los que describen la calle 23, la 5ta. Avenida o los pasillos del poder, no necesitaban desde luego una confirmación brasileña, caribeña o norteamericana para existir en medio de los racismos cubanos.

Moore es certero, porque pudo articular las sensibilidades de las mejores voces autorizadas para llamar la atención sobre uno de los problemas más sensibles a resolver, y poder así completar el proyecto de la nación cubana. A Moore, muchos ciudadanos cubanos, negros, mestizos y blancos, le agradecen por su perseverancia coronada. Y, para Granma, la pregunta continúa: ¿Es Cuba un país racista?

domingo, 13 de diciembre de 2009

El racismo contra los negros en Cuba II

La obra de este intelectual cubano no se hallara ni en las librerias ni en las bibliotecas de la isla en la que nacio, tampoco en los medios periodistiscos se hacen referencias a el, todo simplemente por hablar y escribir sobre una verdad inocultable que es la existencia del racismo en la Cuba supuestamente revolucionaria, sobre ello se ha escrito he informado desde siempre, pero el poderoso aparato de propaganda exterior que aun apoya al regimen de la isla sigue vendiendo la imagen de una sociedad igualitaria donde el racismo ha sido erradicado. Entre el pueblo sencillo con su mezcla cultural el racismo es quizas un hecho secundario, limitado, pero en la Cuba oficial, en las esferas de poder, es el hecho predominante. Hace poco murio el unico comandante de la revolucion negro, llegado a esa posicion por su valor demostrado durante la guerra de guerrillas, hubo muchos negros que tambien se destacaron en esa guerra y durante el proceso politico posterior, pero casi todos fueron apartados del poder paulatinamente mientras el regimen actual se consolidaba. Carlos Moore es otro ejemplo mas de que las cualidades intelectuales nada tienen que ver con el color de la piel y que la poco presencia de cubanos negros en las esferas de poder de la isla es simplemente por causa del racismo oficial vigente, eso lo sabemos todos los cubanos.

Imagen de artículo:


«Me siento afortunado de haber vivido»

Autor y Ciudad:
Miguel Cabrera Peña, Santiago de Chile

El Dr. Carlos Moore es un académico e investigador cubano que sufrió desde temprano el acoso del régimen de La Habana. Su caso es una muy singular expresión de identidad. Se acerca acaso a lo que Néstor García Canclini conceptualiza como cultura híbrida. Cuba, Norteamérica, varias islas de las Antillas, Francia y países africanos marcan sin duda su pasado y su ser actual, sin olvidar la lengua que heredó de España. No sólo la cultura de Moore es múltiple, sino que se cohesiona precisamente en su heterogeneidad, en sus espacios obligatoriamente fronterizos.

En un principio, la siguiente entrevista se dedicaría a la solidaridad que se está generando entre los afrobrasileños hacia los negros hostigados por el poder racial y político en Cuba. Pero la biografía del exiliado fue ganando en el diálogo espacios primordiales. Si su exilio enseña pasos usuales de tal condición, también muestra caminos no frecuentemente transitados.

Quizá Freud debió sumar el definir —o por lo menos intentarlo— como otra de las pulsiones humanas. Dueño de una cultura libresca que conjuga con aquella que le hierve debajo de la piel, el activista, académico y escritor Carlos Moore se hace y rehace en la lucha por poner un poco más de justicia en el presente, aunque sin percatarse acaso de que esto será, en cualquier instancia, un esfuerzo para acercar el futuro y poner allí una llama que entibie a aquellos que todavía no han abierto al mundo los ojos asombrados.

En varias fotos usted aparece cerca de Fidel Castro, y podría pensarse que tuvo lugar una aproximación que fue más allá del encuentro efímero

La verdad es que yo nunca tuve cercanía con Fidel Castro, y si la hubiera tenido no me avergonzaría de ello. Media una distancia muy grande entre nuestras respectivas edades y yo ni siquiera pertenecí al Movimiento 26 de Julio. Sólo colaboré con ese movimiento en Nueva York, cuando adolescente. Fue en esas circunstancias que, cuando el vino para dirigirse a la Asamblea General de la ONU, en septiembre de 1960, tuve la oportunidad de conocerlo por primera vez. Eso fue en el Hotel Teresa, en Harlem —donde él y su séquito se hospedaron— durante una recepción en su honor. Yo era un don nadie, ferviente adepto de la causa que él capitaneaba. Él era el gran dirigente de la Revolución que yo admiraba.

La segunda vez que lo vi, fue en medio de la calle, en La Habana, y aproveché para decirle que no concordaba con lo que él decía, que el racismo había desaparecido en Cuba. Fui a parar ante el Comandante Ramiro Valdés; firmé una "confesión" negando que hubiera racismo en Cuba, y se me envió a un campo de trabajo en Camaguey. Fue en esa ocasión en que, para mi, terminó la luna de miel con el régimen.

Si lo invitara a un balance autobiográfico, dónde situaría a África, la tierra ancestral de gran porción de los cubanos.

Rompí con el régimen cubano en 1963, refugiándome precisamente en una embajada de un país africano (Guinea). Mi desafección vino por la manera en que el gobierno revolucionario estaba manipulando la cuestión racial, mientras mantenía intacto todo aquel edificio racializado y monopolístico que heredó. O sea, que, en ese renglón, pese a los muchos logros sociales obtenidos, se mantuvo una continuidad cómoda con la Cuba anterior a la Revolución.

Comprendí que la minoría blanca que arribó al poder, en nombre del marxismo, no tenía una mentalidad diferente sobre la cuestión racial que la minoría racial que la precedió. Rompí y me marché a África, porque me sentía más cercano a ese continente —sean cuales sean sus problemas internos— que a España. Yo no soy español; soy afrocubano y me identifico emocional, política y culturalmente con las culturas y los pueblos de ese continente. Comprendo perfectamente que los hispano-cubanos difieran.

Académico por muchos años en varias universidades, ¿podría usted decir cómo conjugó esta vida, que se suele imaginar apacible, con el activismo antirracista? Sin olvidar que su libro Castro, The Blacks, and Africa constituyó la primera profundización en un tema también fundamental de la historia reciente de Cuba, elogiado por intelectuales como Alex Haley, el autor de Roots, y criticado por otros.

Soy "gramsciano" en el sentido de considerar que el intelectual debe ser, efectivamente, "orgánico"; aquel que combina acción social y reflexión critica. Esa es la visión que más se aviene con mi personalidad y formación académica. Me formé en Francia, donde los profesores suelen tener intensas vidas políticas, y donde hay desprecio por el académico burocrático que sólo piensa en hacer carrera. Soy un investigador nato y creo que mi función es ayudar a resolver los problemas de la sociedad, no proteger los intereses de las elites dominantes. Me gusta ser criticado; por lo menos indica que incomoda lo que digo, y eso siempre es bueno.

Tengo entendido que usted visitó Cuba hace relativamente pocos años. ¿Cómo se produjo aquella visita y cuál fue la impresión de un país del que estuvo separado por largo tiempo?

Cuando el régimen se vio en aprietos, tras el desplome de la URSS, se autorizó mi regreso a Cuba, después de 34 años de hostigamiento y prohibición oficial de entrada. Volví en el verano de 1997 para encontrarme con una realidad dolorosa: cubanos que ya no creían en nada, o aquellos que seguían creyendo en las más absurdas mentiras del gobierno; prostitución, corrupción y degradación moral y social. Y, además, había hambre.

Pero también encontré orgullo y añoranza por aquella primera etapa de la Revolución, donde se soñó con una nueva sociedad, libre y democrática. Me encontré con un país totalitario y cerrado, donde la nomenclatura dirigente parecía vivir en Marte. Y me encontré con un racismo y con prácticas de discriminación racial tan obvias y chocantes, que me sorprendieron.

¿Pudo conversar con Walterio Carbonell, el autor de Crítica: cómo surgió la cultura nacional?

Walterio fue mi mentor en los primeros años de la Revolución; fue mi amigo y mi aliado político. Nos queríamos mucho. Por eso, apenas puse los pies en la Isla, lo procuré. El espectáculo que presencié al verlo me llenó de dolor, horror y rabia. Lo habían destruido síquicamente en los manicomios donde fue internado después de haber resistido por años, indómito, en los campos de la UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción). Verlo así, destruido, desorientado, incoherente, me partió el alma. El pueblo de Cuba nunca lo olvidará. Un día se le celebrará como uno de nuestros más audaces pensadores.

Usted viaja constantemente como parte de su trabajo académico, pero Brasil ocupa desde hace tiempo un lugar especial. He sabido, además, que se está levantando allá un movimiento de solidaridad con los disidentes cubanos, y en particular con los de raza negra

Brasil es un país cuya población negra se acerca al 55% y, en ese sentido, guarda semejanza sociológica e histórica con Cuba. Pero, además, la población afro-brasileña se parece mucha a la de Cuba: iguales tradiciones religiosas (candomble); parecidos hábitos culinarios; el mismo optimismo social, pese a la gran miseria que reina en ese país; y la misma capacidad para resistir la aplanadora llamada occidentalización. En Brasil me siento como si estuviera en Cuba. Mi vinculación con los movimientos sociales negros de allá es profunda. Y, efectivamente, ahí se está desarrollando un amplio movimiento de apoyo al Dr. Darsi Ferrer y a la causa que él tan dignamente representa. La carta del profesor y ex senador federal, Abdia do Nascimento, es una prueba irrefutable.

¿Comienzan en 1999 sus vínculos con el movimiento negro brasileño?

Mis relaciones con el Movimiento Negro del Brasil surgieron, concretamente, con un encuentro que sostuve precisamente con Abdias do Nascimento, en La Habana, en el año de 1961. Él estaba de visita en Cuba y yo acababa de volver al país desde Estados Unidos, para integrarme totalmente a la Revolución. En aquella ocasión, él me hizo descubrir la dimensión latinoamericana del racismo, y con énfasis en Brasil. O sea, que a partir de ahí yo nunca tuve la menor ilusión al respecto.

Más adelante, cuando vivía ya exiliado en Senegal, vino a visitarme la otra dirigente histórica del movimiento negro brasileño —Lélia González, mujer carismática, brillante y generosa. Amaba mucho a Brasil, la música, la comida, la manera de ser de la gente, pero yo tenía prohibida la entrada en Brasil por causa del régimen militar. Brasil, junto con Haití, son los países en este hemisferio con los que más me identifico.

Por fin, en 1999, tras un accidente que por poco me cuesta la vida, decidí renunciar a mi cargo en la Universidad del Caribe y mudarme para Brasil, donde ya tenía muchísimos amigos. Nunca lamentaré esa decisión que me permitió terminar mi autobiografía y regresar a lo que más me gusta: la investigación etnológica. Mis vínculos con el Movimiento Negro de Brasil son estrechísimos.

En la actualidad, además de escribir (lo sé por su libro O racismo a través da historia: Da antiguedade à Modernidade [2007]), ¿cuáles son sus actividades fundamentales en el gigante sudamericano?

Cuando el presidente Lula llegó al poder en 2003, dictó una ley que obliga a todas las instituciones educativas a enseñar la historia de África, de los pueblos de origen africano, y, de modo general, analizar la manera en que se pueda combatir el racismo. No hay otra ley como esa en todo este hemisferio. No es perfecta, pero es un inicio.

Mis actividades consisten en obrar a favor de su implementación, realizando workshops con los profesores y conduciendo seminarios para estudiantes. O sea, que me paso el tiempo dictando conferencias en las universidades y trabajando con los movimientos negros brasileños. El tiempo restante, me lo paso escribiendo los libros que aún están en mi cabeza. Mi recién publicado Pichón: raza y revolución en Cuba, es el primer libro de una trilogía autobiográfica.


Por una extraña coincidencia, a un activista y exiliado se le suele preguntar por sus momentos más dolorosos, por sus añoranzas… Yo le pregunto por su momento más intenso, más feliz.

¿El momento más intenso y feliz de mi vida? Sin ninguna duda, fue el período de 1974 a 1980, cuando viví en África. En Nigeria primero y después en Senegal. Allí me vinculé estrechamente con el científico Cheikh Anta Diop, gran amigo, aliado y mentor. Creo que fue él quien más impacto mi vida intelectual. Pero aquel que me abrió de par en par las puertas a la vida, a la música y al disfrute de las cosas sencillas, fue indudablemente mi amigo, Fela Kuti, el mayor y más irreverente rebelde de África. Me fascinó a tal punto que terminé escribiendo su biografía, This Bitch of a Life (Esta Puta Vida), que acaba de ser reeditada en Estados Unidos en 2009.

África fue el punto culminante de mi vida, el ápice de la felicidad. Allí vi crecer a mi hijo, hablando el Wolof, la lengua dominante de Senegal; jugando en las calles, feliz, como cualquier otro muchachito africano. Todo ese período de mi exilio, en Francia y en África, lo pasé al lado de mi primera esposa —negra estadounidense— ¡una tremenda mujer! Pero después de 18 años juntos, el peso del exilio, etcétera, derrumbó nuestro matrimonio. Me fui a vivir a Guadalupe y, diez años después, me volví a casar; esta vez con una guadalupeña.

En los dos matrimonies tuve suerte, puesto que me casé con mujeres muy generosas, inteligentes e íntegras. Sin ellas, dudo que hubiera podido sobrevivir a la prueba a la que me sometió el régimen cubano. Con mi primera esposa tuve mi único hijo biológico. Mi segunda compañera ya tenía dos hijitos pequeños, que yo ayude a criar. Y luego, al mudarme para Brasil, adopté a una brasileña de familia paupérrima, que vivía en una favela pero quería estudiar. Chico, yo hice con ella exactamente lo que se hizo conmigo; le di una oportunidad. Hoy, es estudiante de Sociología en la universidad.

Para muchos es un asunto de lealtad afirmar que les gustaría vivir sus últimos años en Cuba. ¿Sucede lo mismo con Carlos Moore?

No particularmente. Me siento bien dondequiera que esté. Los escudos e himnos, las banderas, ni me conmueven ni me interesan. Y lucho por abolir las fronteras entre países y todas aquellas que separen a los seres humanos. Las personas son básicamente las mismas en todas partes, y los problemas también. En Brasil, lucho por, y contra, las mismas cosas que luché en Cuba.

Claro que me gustaría vivir algunos años más para producir un poquito más, pero eso no es tan importante. Morir hoy o mañana, ya sea en Cuba, Jamaica, África o Brasil, no me parece lo más importante. Siento que, fundamentalmente, ya di mi contribución, y no sólo en términos del país en que nací, sino en todos aquellos países en que me tocó vivir. Me siento muy afortunado de haber vivido.