Páginas vistas en total

viernes, 30 de abril de 2010

El travestismo politico incompatible del cantautor cubano Frank Delgado


27 de Abril de 2010

El trovador cubano Frank Delgado, antes de su actuación

"Soy un disidente que critica y ama la revolución"

Hoy brindará un taller en la UNVM y mañana se presentará en el Rectorado. Ante los medios fustigó a los veteranos revolucionarios y aclaró que "no es un país acéfalo". Además señaló que está censurado

“La misma revolución no pudo satisfacer las expectativas de la gente que había creado, enseñado y cultivado intelectualmente”, disparó el cantautor Frank Delgado en la conferencia de prensa realizada ayer en el Hotel Howard Johnson.

El destacado músico cubano recibió a los medios locales un día antes del taller que brindará ante alumnos de la carrera de Música de la UNVM y previo al concierto que brindará mañana a las 21 en el auditorio del Rectorado (Entre Ríos 1431), con su espectáculo “Los trovadores no saben na´ de la vida”. Junto a su conjunto plasmará temas propios y un set que compusiera con el grupo cubano Buena Fe.

Munido de una calidez y característica verborragia, Delgado respondió sobre su música (calificada como “alegre e irónica”) y la actualidad política de la isla, autodefiniéndose como “un disidente” que ama a Cuba y acuerda en parte con la revolución.

Este posicionamiento, de hecho, le ha jugado en contra: su último disco, editado junto al mencionado grupo, está censurado en las radios isleñas. “Tengo una reunión pendiente con el ministro de Cultura al respecto”, añadió.

Ante los medios y como universitario (es egresado en ingeniería hidráulica), el artista de la Novísima Trova se reconoció muy afecto a la órbita educativa superior: “Debo ser el trovador más viejo que actúa en peñas universitarias”. De hecho ha estado en Córdoba actuando junto al Dúo Coplanacu. Del mismo modo explicó su arribo al país, producto del proyecto cultural nacido en una reciente reunión de rectores argentinos y cubanos.

En su faceta musical, aclaró ser “de la calle” y no de la academia e indicó que prefiere letras y sonidos “de raíces, que hablen del lugar y que tengan sabor local”. “La música es un documento auténtico de cada país”, añadió.

"La gerontología en el poder"

Aunque aclaró ser “un diletante de la política”, Delgado se explayó sobre su parecer acerca del momento histórico que se suscita en tierra socialista.
Para sincerar su posición declaró gráfica e irónicamente: “Si al lado mío estuviera el cónsul cubano me tiraría un vaso por la cabeza. Pero si estuviera (la médica disidente) Hilda Molina o Yoani Sánchez (la famosa bloguera de “Generación Y”) también me tirarían un vaso”.

“Soy un electrón bastante libre allá. Me gusta vivir en Cuba y me quedo por cosas bonitas que no tienen que ver con el dinero”, puntualizó. “Creo que está pasando lo que le criticábamos a la Unión Soviética en su época, que apuntábamos contra la gerontología en el poder y que no había sangre joven. En Cuba pasa lo mismo”, sentenció.

Acerca de las recientes declaraciones de Pablo Milanés (quien dijo que no confía en dirigentes de más de 70 años), el artista señaló: “Apoyo lo que dijo y me parece bien que no haya respondido a periodistas que le querían preguntar después de esas fuertes declaraciones. El problema no es la edad en sí, sino una mente joven o no. Sucede que al iniciar la revolución esta fue muy purista, donde reprimían a los artistas, los homosexuales y a otros sectores que los consideraban la enfermedad de la sociedad. A Pablo se le recrimina que haya sido reprimido y luego que apoyara la causa”.

Sobre las críticas enunciadas por Silvio Rodríguez -que pidió cambios y más aperturas al debate-, Delgado recordó que “ya en los sesenta sus letras no eran para nada cómodas y fueron hasta resistidas por el sector oficial pero también se erigió como un defensor de la revolución”.

Pros y contras

En el último tramo de la conferencia, Delgado matizó los rasgos positivos y negativos del régimen castrista. Al mismo tiempo que denunciaba una suerte de “usura” de las mieles de aquellos tiempos revolucionarios, aclaraba que “Cuba no es el país acéfalo y que ‘está a punto de caerse’, que venden los medios internacionales”.

Así como respeta y reconoce las causas de los “huelguistas” (denominados “presos políticos”) señala que “en todo el mundo ha habido y han muerto huelguistas de hambre que ni nos hemos enterado”. “Cuando dicen que Cuba es el país más corrupto me da mucha gracia”, acotó.

Respecto a la asunción de Raúl Castro, tras el paso al costado de su hermano Fidel, indicó que “esperábamos una apertura que finalmente no se dio. El había hecho buenas cosas con empresas económicas de las Fuerzas Armadas y había como un proyecto de cooperativización pero no prosperó. De hecho, han vuelto dirigentes de la revolución faltos de creatividad que sólo están para detentar su poder”.

Con munición gruesa apuntó contra las asambleas del Poder Popular -órgano de decisión- donde “no hay una representación auténtica y no hay debate. Hay muchos que están a dedo y van a dormirse”. En el mismo pasaje advierte: “Hay que entender que los americanos no nos dejan en paz. Siempre están esperando alguna oportunidad para colarse. Por eso está aquello de no demostrar debilidad”.

Por último convalidó el extensivo plan educativo que “realmente pudo transformar a la sociedad y darle contenido cultural al país”. Pero como contracara, nota el inconformismo de los jóvenes universitarios que perciben un estancamiento en la calidad de vida de sus antecesores. “Desde que naces hasta los 23 años, la revolución te da todo pero luego pasa con la juventud que el techo les queda bajo. Además, son bombardeados con estímulos de que en el exterior un ingeniero o un médico gana mucho más. Encima los médicos son patrimonio del país y no pueden irse fácilmente. Eso iría en contra del ideal de libertad del Che”, concluyó.
Entrada. El asistente deberá llevar al show un alimento no perecedero.

MESSENGER


Messenger se sumerge en las redes sociales
La mensajería instantánea de Microsoft tendrá vídeo en alta definición y se estrenará en el iPhone.- Los cambios llegarán este verano

ROSA JIMÉNEZ CANO - Madrid - 29/04/2010

A través de videoconferencia desde la Universidad de Sao Paulo en Brasil el consejero delegado de Microsoft Steve Ballmer ha presentado el lavado de cara de su producto más juvenil, el Messenger, cuyo nuevo nombre oficial es "Windows Live Messenger".

En España más de 15 millones de personas tienen instalado este servicio para chatear en tiempo real. En los últimos tiempos incluyeron mejoras como el intercambio de archivos, las videollamadas, las conversaciones de grupo o los juegos 'online'. La competencia con la mensajería de servicio como GMail con su Gtalk o las propias redes como Facebook o Tuenti que también incluyen servicio de chat han obligado a este clásico en todos los escritorios a renovarse.

Con más de 320 millones de usuarios en todo el mundo resultaría ingenuo pensar que sólo utilizan este servicio para estar en contacto con los suyos. Al contrario, cada vez son más los que también emplean Twitter, Facebook o Flickr de manera complementaria. Sin embargo, el problema es seguir cada una de las conversaciones creadas en las diferentes redes sociales. Esta necesidad se intenta suplir con una nueva manera de gestionar los contactos. Para empezar, se deben escoger los "favoritos", es decir, lo más cercanos, el círculo más próximo. De un vistazo aparecen sus mensajes en los servicios más usados sin tener la sensación de que nos estamos perdiendo algo.

Algunas mejoras notables de este veterano programa son la vídeollamada de alta definición, que se puede usar mientras se juega o comparten fotografías, y la integración del buscador Bing (antiguo Live Search) dentro de la ventana de chat. Así, si alguien escribe, por ejemplo "Madrid", al pasar el puntero de ratón por encima se abre una ventana contextual con resultados sobre la ciudad o su situación en el mapa.

La gestión de contactos presenta cambios sensibles. No sólo se cuida más la privacidad, sino que se invita crear una única lista de contactos, suprimiendo los comunes amigos duplicados con diferentes cuentas.

Gestión de estados

Al más puro estilo Twitter, se podrá sincronizar el cambio de estado en diferentes perfiles. Así, si se pone "salí a comer" en Messenger, se podrá replicar en Twitter, Facebook, MySpace o LinkedIn sin necesidad de tener que actualizar de sitio en sitio.

Por último, incluyen una versión que agradecerán los adictos al Messenger. En muchas oficinas y centros de trabajo el programa no se puede descargar. Compañías ajenas a Microsot crearon versiones web de mensajería compatibles con Messenger para conectarse sin restricciones. Messenger Connect permitirá incrustar nuestro estado y la posibilidad de chatear de manera sencilla en cualquier web.

Todavía sin una fecha concreta de salida, el servicio, que será gratuito, estará disponible este verano. No sólo funcionará en ordenadores con Windows, también en Windows Mobile e iPhone.

jueves, 29 de abril de 2010

PROGRAMACION


REPORTAJE: PROGRAMACIÓN

La alternativa a Flash

La versión final del estándar HTML5 estará lista en 2012 - Google y Apple se vuelcan en su desarrollo - La hegemonía del programa de Adobe, presente en el 75% del vídeo 'online' y en el 98% de los ordenadores, se ve amenazada

MANUEL ÁNGEL-MÉNDEZ 22/04/2010

Steve Jobs presenta su nuevo juguete, el iPad. Recostado en un sofá, muestra lo fácil que es navegar en la tableta. Abre la web del New York Times y, horror, hay vídeos que no se ven, fotos en blanco. Parte de la audiencia se queda fría; parte ríe. Jobs ni arquea una ceja. El iPad no soportará Flash.

"Nadie utilizará Flash. El mundo se está pasando a HTML5". Esto lo diría tres días después en una reunión interna de Apple, por si a alguien le quedaba alguna duda. Como él, cada vez más fabricantes de software y equipos, compañías de Internet, de contenidos y desarrolladores comparten la misma visión: HTML5, la próxima versión del lenguaje utilizado para crear páginas y aplicaciones online, será una pequeña revolución.

Sustituirá a HTML4, aprobado como estándar en 1997, y a extensiones posteriores como XML y XHTML. Y traerá decenas de novedades importantes. Entre ellas, la capacidad de insertar vídeo y audio de forma nativa en el navegador sin necesidad de los conectores (plugs-in) de las Rich Internet Applications (RIA). Adobe Flash es la RIA más extendida para representar vídeo, juegos y animaciones interactivas. Más del 75% del vídeo en la Red se visualiza con Flash. Vive en el 70% de los juegos online y en el 98% de los ordenadores. ¿Un imperio en peligro?

"HTML5 se está moviendo hacia el vídeo, pero estamos seguros de que Flash seguirá siendo el formato preferido", asegura Enrique Duvós, de Adobe. "Hay mucha fragmentación de navegadores y el estándar no estarán listos hasta dentro de unos años".

El consorcio W3C, encargado de desarrollar y aprobar HTML5, asegura que queda poco. "En 2011 o 2012, como muy tarde, estará lista la versión final del estándar", dice Martín Álvarez, responsable en España del W3C. Los desarrolladores más avezados comienzan a experimentar. "¿Ventajas del HTML5? Muchísimas. Flash es el cáncer de Internet: propietario, cerrado y sin control para el programador", dice Isidro Gilabert, director técnico de la creadora de videojuegos Virtual Toys. "HTML5 abre un nuevo mundo".Desde su creación en 1989 por Tim Berners-Lee, el HTML, el lenguaje de la web, ha recorrido un lento camino de versiones. El periodo crítico fue a partir de 1998. El consorcio W3C decidió tomar un nuevo rumbo y desarrollar XHTML, una alternativa a HTML4, el estándar vigente hasta entonces.

La iniciativa no funcionó. La mayoría de los navegadores no soportaron nunca las versiones de XHTML y el mercado se fraccionó. Fueron precisamente los años en los que Adobe Flash comenzó a ganar terreno. Ante la parsimonia del W3C, Apple, Mozilla y Opera formaron en 2004 el grupo independiente WHATWG.

Tres años después propusieron al consorcio retomar el HTML con el estándar HTML5. Ian Hickson, hoy en Google, fue uno de los principales promotores. El W3C aceptó y publicó el primer borrador en enero del 2008. La web volvía a sus inicios, pero mejorada.

"La propuesta fue muy buena. Consideramos que una bifurcación en el camino iba a confundir al mercado y paramos el trabajo en XML para continuar con HTML5", explica Martín Álvarez, de W3C. Así es como Google, Apple, Mozilla y Opera han llegado a ser hoy los grandes impulsores del nuevo estándar. También IBM o Microsoft, aunque en menor medida.

Más posibilidades

HTML5 promete a los desarrolladores un nuevo abanico de posibilidades. Se basa en un renovado sistema de etiquetas y atributos que darán paso a la web semántica. Las páginas incluyen microdatos incrustados en el código, información como fechas y descripciones del contenido. No serán visibles para el internauta, pero los navegadores y aplicaciones podrán comprender los datos representados. La indexación en buscadores será más sencilla.

Otro de los cambios es la posibilidad de incluir directamente en los navegadores audio y vídeo sin necesidad de Flash, Silverlight o JavaFX. "Vemos siempre distintos formatos y reproductores al navegar por la Red, es un problema. HTML5 pretende estandarizar la forma en la que se representa vídeo en la web", dice Álvarez. A los vídeos se podrá además añadir subtítulos, traducciones e información contextual.

YouTube, Vimeo y Dailymotion ya permiten probar vídeos en HTML5 sobre Chrome, Safari e Internet Explorer con el conector Chrome Frame instalado. ¿Ventajas? Poder saltar a cualquier punto del vídeo de forma instantánea y mayor rapidez de carga. Para el desarrollador, menos dolores de cabeza a la hora de picar código.

Eso sí, está por resolver la batalla de los codecs, programas que descodifican los datos a vídeo. Google y Apple apuestan por el propietario H.264. Mozilla y Opera por Ogg Theora, basado en software libre con el apoyo del W3C. Y hay una tercera opción: Google anunció recientemente que liberará el código de otro codec, VP8. Una batalla que podría retrasar la adopción de HTML5.

Para algunos, la gran novedad de este estándar será la posibilidad de crear gráficos y dibujos directamente en el navegador. "La etiqueta canvas es lo más interesante, permitirá crear animaciones interactivas y dibujar directamente en el ordenador", explica Ricardo Cabello (Mr. doob), diseñador y programador español afincado en Londres.

Cabello participó con cinco diseños sobre HTML5 en la iniciativa Chrome Experiments, promovida por Google para demostrar el potencial del lenguaje. Uno de ellos, Harmony, es una aplicación web de dibujo. "La ventaja de HTML5 es que no quedará desfasado como ocurrió con Adobe Shockwave. Lo que hagas hoy seguirá valiendo en 20 años".

Otra mejora será la posibilidad de guardar datos en local (en el ordenador, móvil...), lo que permitirá descargar contenido para ser consumido sin conectarse a la Red. Útil, por ejemplo, para guardar el progreso de un juego y seguir más adelante o para mejorar el rendimiento de las aplicaciones. HTML5 incluirá etiquetas de geolocalización, que daría lugar a nuevas aplicaciones y servicios.

Un desarrollo, muchas pantallas
El potencial de disrupción de HTML5 es aún mayor en móviles y tabletas. El W3C trabaja en crear interfaces (APIs) que permitan trasladar un mismo desarrollo a múltiples equipos (PC, smartphones, tabletas...) y, además, conecten la aplicación con los recursos del aparato: cámara, GPS, acelerador...

"Es el sueño de la portabilidad, que un mismo lenguaje sirva para todas las plataformas. Todavía es utópico, pero con HTML5 creo que nos acercaremos", dice Israel Pastrana, director técnico de la agencia de diseño y publicidad UVE Producers, que ya ha comenzado a utilizar la nueva versión en algunos proyectos.

Isidro Gilabert, de Virtual Toys, cree que HTML5 dará lugar a un modelo híbrido de aplicaciones en smartphones. "Por un lado estarán las aplicaciones nativas, que interactúan con el hardware, con la tarjeta gráfica, el procesador... y por otro las que se ejecutan directamente en el navegador utilizando HTML5, conectadas a Internet para comprar o vender productos, jugar con otras personas... Las posibilidades son enormes", advierte.

Ingenieros de Google trasladaron recientemente el juego Quake II sobre un navegador utilizando HTML5 y WebGL, un estándar que permite utilizar los recursos gráficos del equipo. Firefox ya lo soporta. "Estos desarrollos son perfectos para equipos como el iPad: juegos y aplicaciones sobre el navegador, conectados a Internet y con la posibilidad de servir publicidad online", dice Gilabert. Justo el negocio estratégico al que aspiran Apple y Google. El primero, desde el hardware se está moviendo a las aplicaciones y la publicidad. El segundo, desde la Red y el PC, quiere conquistar la Internet móvil. Ambos se encontrarán en el HTML5.

Posible querella contra Apple
"Ni confirmamos ni desmentimos, simplemente no comentamos sobre el tema". Es la respuesta oficial de Adobe a los rumores que han inundado Internet en los últimos días sobre una posible demanda de la compañía a Apple. El desplante de Jobs ha surtido efecto. Toda una industria ha clavado su atención en el potencial de HTML5.

Entre los desarrolladores hay consenso: el nuevo estándar sustituirá progresivamente a Flash, pero no hasta dentro de unos años. "A largo plazo se impondrá, pero Flash seguirá su progreso. Al final, las herramientas de Adobe tendrán que dar soporte a HTML5", dice Pastrana. "Para subsistir, Flash tendrá que centrarse en los huecos que no queden cubiertos", apunta Ricardo Cabello.

El W3C da una visión más neutral: "Habrá un gran impacto en la reproducción de video y audio en la web, pero Flash no desaparecerá. Lo continuaremos viendo en aplicaciones concretas fuera del navegador", señala Martín Álvarez.

En Adobe se aferran a la coexistencia de los formatos. "Para algunas aplicaciones será mejor HTML5, para las que necesiten mucha interacción Flash será la opción", dice Duvós. En su contra juega la rápida evolución de los navegadores. Opera, Safari, Chrome y Firefox han anunciado compatibilidad con HTML5. Internet Explorer 8 no lo soporta, pero IE9, esperado para el año que viene, sí será compatible.

sábado, 24 de abril de 2010

Nicolás el fin pero no es el fin

En la Cuba oficial cuando se habla sobre documentalismo en el cine, se menciona siempre a Santiago Alvarez como al gran maestro, mientras se oculta la verdad sobre Nicolas Guillen Landrian, sobre su talento tronchado y reprimido,sobre su obra.



I learned the hard way

Sharon Jones, de funcionaria de prisiones a diva 'soul'

La vocalista estadounidense triunfa a los 53 años con su verdadera vocación y un nuevo álbum

DIEGO A. MANRIQUE - Madrid - 24/04/2010

Bienvenidos al planeta de las paradojas. La estrella ascendente del soul afroamericano tiene una banda, los Dap-Kings, dominada por músicos blancos. Y ella, Sharon Jones, no se parece en nada al prototipo de las urban divas, como Beyoncé o Rihanna: soltera de 53 años, ha sufrido penalidades que ellas sólo pueden imaginar.

Imperiosa y enérgica, no cuesta imaginarla como una funcionaria del sistema penitenciario de Nueva York, con plaza en la temible cárcel de Rikers Island. "Todavía me encuentro en actuaciones con algún ex convicto. Nada que temer: fui correcta en mi profesión, imagino que dejé un buen recuerdo. Aparte, era consciente de que también había podido terminar allí: ahora me arrepiento pero, de joven, tomé drogas y tuve amigos peligrosos". Ejerció luego de guardia de seguridad, con pistola al cinto: "Mis antiguos compañeros han comprendido que no hay edad para los sueños, que una nunca debe rendirse".

Nacida en Augusta (Georgia), la tierra de James Brown, intentó hacerse un hueco en el show business durante los setenta pero llegó tarde: el soul sureño, tan popular en la década anterior, había sido barrido por el funk y por formas sofisticadas del R & B, que requerían caras bonitas, producciones complejas, costosos lanzamientos. Según ella, el soul no desapareció, pasó a la clandestinidad. "Aprendimos en la iglesia, junto a los intérpretes de gospel. Ellos tienen su circuito, pueden profesionalizarse. Pero en el soul, si dejan de radiar tu música ¿qué te queda? Las emisoras negras siguen las modas. ¿Se lleva el rap? Pues todo es rap y allí se va el dinero. El fallo de las discográficas y los artistas fue no ver más allá del público negro. El soul también gusta a blancos, latinos, japoneses".

Sharon, que ocasionalmente ejercía de corista, entró en contacto con unos fetichistas blancos de la música negra establecidos en Brooklyn, que buscaban revivir las fórmulas clásicas grabando en analógico, editando singles de vinilo. Al descubrir el potencial de Sharon, decidieron evitar los atajos y construyeron un repertorio a su medida. Explica ella: "El soul te cambia la cara: debes saber morder, en defensa propia".

Resultó un golpe maestro el formar un sobrio grupo a su alrededor, los Dap-Kings, liderado por el bajista Bosco Mann, también compositor principal. "Son mis chicos, pero vuelan por cuenta propia. Aunque Amy Winehouse les llamó para que tocaran en sus discos, volvieron conmigo. Pero detesto el enfoque de que Amy es falsa y yo auténtica. Esa chica sabe cantar y lo está pasando mal".

Además, ella también acepta trabajos externos: está en la agenda de las estrellas que necesitan una genuina voz soul. Ya ha perdido la cuenta de sus colaboraciones: "Creo que estoy en ese proyecto de David Byrne y Fatboy Slim sobre Imelda Marcos. También actué en directo con Phish o con Lou Reed. Se enfadó cuando renuncié a ir de gira con él; me ofrecieron un papel en el cine. Es difícil aclararse con él: a veces me decía que me ponía demasiado emotiva".

El nuevo disco de Sharon, I learned the hard way (Nuevos Medios), mantiene su curiosa evolución. " Hay demasiados discos de laboratorio, parecen obra de robots. Yo necesito sentir lo que canto, saber que lo he vivido o que todavía puedo vivirlo".

sábado, 17 de abril de 2010

Muere Carlos Franqui

Ramiro Valdez, Camilo Cienfuegos, Ernesto Che Guevara y Carlos Franqui

OBITUARIO

Carlos Franqui, escritor y crítico de arte cubano
El poeta fue pionero de la disidencia anticastrista

ROGER SALAS 17/04/2010

Carlos Franqui, retratado en fechas recientes por el fotógrafo cubano Orlando Jiménez Leal.-

El escritor y periodista cubano Carlos Franqui murió ayer en Puerto Rico a los 89 años. Era el intelectual disidente más importante que aún vivía y que estuvo ligado a la cúpula fundacional del movimiento revolucionario que llevó a Fidel Castro al poder en 1959. Para muchos observadores, siempre fue el más incómodo de los críticos de Castro, al conocer bien la personalidad del dictador, su entorno y reacciones.

Nació en 1921 en una zona rural del centro de la isla, en una familia campesina de pocos recursos. Obtuvo una beca especial que le llevó a La Habana, donde se unió a una célula de luchadores sociales izquierdistas. A los 20 años hacía tareas de organización entre los campesinos para el Partido Socialista Popular (PSP), que abandonó en 1946 por discrepancias con los dirigentes. Se mantuvo en la lucha clandestina y se implicó con grupos literarios y artísticos de la capital. Conoció y se hizo amigo de Guillermo Cabrera Infante. El pintor Wilfredo Lam le introdujo en los círculos artísticos de París y de Europa.

En 1951 fundó, junto al compositor Harold Gramatges, la sociedad cultural Nuestro Tiempo, ligada al PSP. Detenido, torturado y perseguido por la represiva policía de Batista, partió al exilio y huyó a México y Miami. Regresó clandestinamente y se integró en la guerrilla de Sierra Maestra. Fidel no le perdonó que descubriera el camelo preparado para un periodista norteamericano, ante quien desfilaron repetidamente los mismos barbudos para fardar de tropa numerosa.

Escribió poesía, crítica de arte, relatos y unas jugosas memorias: Cuba, la revolución, mito o realidad (Península, 2006) con irónico subtítulo: Memorias de un fantasma socialista, donde pormenorizaba, entre otras, sus agrias polémicas con el Che Guevara, a quien desmitificaba. Hizo posible y llevó a Cuba el Salón de Mayo de París en 1967. En el pabellón de Cuba de la calle 23 se expuso arte moderno que contravenía las directrices estalinistas sobre arte revolucionario y comprometido, a lo que él se oponía. Tras el Salón de Mayo, se instaló en Italia. Sus obras El libro de los Doce y Diario de la Revolución Cubana tardaron en editarse en la isla. La ruptura fue definitiva cuando rechazó la invasión soviética de Checoslovaquia. No tuvo un exilio fácil: el régimen le perseguía y los cubanos en el exterior le reprochaban su papel en los albores de la revolución.

Ya en 1991, con una salud delicada, se trasladó a Puerto Rico, donde siguió escribiendo. Viajó a España a denunciar la represión en la isla y a presentar sus libros.Intuitivo, pasional, con un fondo lírico que afloraba en todos sus escritos, fue un eterno inconforme y una figura imprescindible de la cultura cubana del siglo XX.

miércoles, 14 de abril de 2010

Suiza y sus bancos

Sin perdón para los banqueros de UBS

Los accionistas del banco piden cuentas por la gestión que llevó al hundimiento del gigante suizo.- El presidente del consejo no logra que cale su petición de "pasar página"

RODRIGO CARRIZO COUTO - Ginebra - 14/04/2010


El mayor banco suizo deberá rendir cuentas sobra la pésima gestión llevada a cabo por la anterior dirección, en particular durante el ejercicio 2007, año del hundimiento de UBS . La decisión, apoyada por el 53% de los accionistas, es calificada como "histórica" y "revolucionaria" por los medios de comunicación locales
Dominique Biedermann, director de la Fundación Ethos, afirmó en la TV suiza que "el Consejo de Administración de UBS puede abrir ahora un proceso civil que terminará llevando a los antiguos dirigentes del banco a juicio". Una situación que calificó de "triunfo". Pero a pesar del optimismo, no son pocos los analistas que consideran inviable, y extremadamente oneroso, llevar a juicio a Ospel y su equipo .
Otro observador presente en la asamblea resumió la situación diciendo: "Sin el dinero del contribuyente suizo, el banco UBS no existiría hoy. Es por ello inmoral pensar que sus dirigentes puedan ser exonerados de responsabilidad". Según sondeos de la TV suiza, el 89 % de los ciudadanos aplauden esta medida.

La muerte de un gerente

LA TERCERA EDICIÓN miércoles 14 de abril
http://papeldigital.info/lt/?2010041401#

Muere gerente chileno de empresa de Marambio que estaba impedido de salir de Cuba
El cuerpo de Roberto Baudrand fue encontrado ayer en su departamento en La Habana y se maneja la tesis de suicidio. Baudrand estaba muy afectado tras haber sido sometido a interrogatorios y la Cancillería chilena realizaba gestiones para que se le permitiera regresar a su país
.

por Waldo Díaz

En la mañana de ayer fue encontrado, en su departamento en La Habana, el cuerpo sin vida del ingeniero chileno Roberto Baudrand, gerente general de la productora de alimentos Río Zaza, del empresario Max Marambio. Hasta la madrugada no había claridad respecto de las causas, pero se manejaba la hipótesis del suicidio.
Baudrand había sido interrogado en al menos dos ocasiones por la Fiscalía General de la República de Cuba, entidad que depende de Raúl Castro y que abrió una investigación a las empresas de Marambio el 14 de diciembre. El ingeniero chileno, de 59 años, se encontraba impedido de salir del país, situación que lo tenía muy afectado.

El abogado Eduardo Contreras, quien está asesorando a las empresas de Marambio en la investigación que lleva a cabo la Fiscalía General, dijo a La Tercera que el ingeniero estaba con orden de arraigo y "tenso". "Como a eso de las 15:00, personal de la empresa fue hasta el departamento donde vivía y, tras llamarlo varias veces sin respuesta, pidieron al conserje que abriera la puerta, entraron y lo encontraron muerto en su habitación", señaló Contreras. Añadió que el informe forense sería conocido hoy.

La muerte de Baudrand -quien trabajaba hace dos años en las empresas de Marambio en Cuba- ocurre días después de que la Cancillería chilena le manifestara al gobierno cubano inquietud por su situación y le solicitara que lo autorizaran a abandonar el país, según fuentes vinculadas a RREE. Personeros de la embajada y del consulado chileno, alertados desde Santiago, acudieron ayer al departamento de Baudrand poco después de conocerse su fallecimiento.

Las mismas fuentes señalaron que tras conocerse el fallecimiento se informó de la situación al canciller Alfredo Moreno, quien se encuentra acompañando al Presidente Sebastián Piñera en su visita a Washington.

Consultado por La Tercera, Max Marambio se mostró notoriamente afectado, señaló que su mayor preocupación era apoyar a la familia de Baudrand y que hoy haría una declaración pública sobre lo ocurrido. Hasta ahora, el empresario chileno se ha mantenido en silencio respecto de su situación y la de sus negocios en Cuba. El gobierno de Raúl Castro tampoco se ha manifestado sobre el tema.

Tensos interrogatorios

Los interrogatorios a Baudrand -quien habría sido sometido al menos a dos largas y tensas sesiones, de más de siete horas- empezaron en marzo, tras la detención de ejecutivos cubanos vinculados a Río Zaza, cuya propiedad le pertenece en un 50% a Max Marambio y en otro 50% al Estado cubano.

Contreras dijo que Baudrand y él habían informado a fines de marzo al cónsul y al encargado comercial de la embajada chilena en La Habana de su situación.

La ofensiva contra Marambio y sus empresas se inició el 14 de diciembre del año pasado y a fines de ese mes fue detenida su contadora general, Lucy Leal, quien ha trabajado con él en los últimos 30 años.

Hasta que se conoció la actual investigación, Marambio era considerado el extranjero más influyente en Cuba, por su gran cercanía a Fidel Castro, si bien su relación con Raúl Castro siempre fue distante.

El cuerpo del empresario chileno fue encontrado menos de 48 horas después de un viaje de su esposa, Elena Cavagnola, a Santiago, para celebrar hoy el cumpleaños de una de sus hijas.

Cavagnola tiene previsto viajar esta madrugada con familiares a La Habana para trasladar el cuerpo a Chile. Se prevé que sus restos también serán sometidos a pericias forenses en Santiago.

Ejecutivo llevaba dos años en La Habana

Roberto Baudrand Valdés (59) llegó hace casi dos años a La Habana, a ocupar el cargo de gerente general de Río Zaza. Como la empresa de productos agroindustriales es mixta -50% de propiedad del Estado cubano y la otra mitad de Max Marambio-, el nombre de este ingeniero debió contar con la aprobación del gobierno de la isla para ocupar el principal sillón ejecutivo.

Especializado en la producción láctea, Baudrand se había desempeñado en Chile como gerente técnico de la lechera Parmalat y también fue gerente de Quality Assurance de la compañía Nestlé.

Casado en segundas nupcias con la chilena Elena Cavagnola, Baudrand egresó en 1967 del Saint George's College.

Pese a estar impedido de salir de Cuba, las autoridades no lo habían formalizado ni tampoco le habían especificado ningún cargo en su contra.

El último twitter que registró en su cuenta está fechado el 7 de abril a las 9:48 am: "saludos a todos en chile".

martes, 13 de abril de 2010

Acrassicauda

Otro ejemplo mas de que la libertad es mas fuerte que la mas dura de las dictaduras

Portada del EP 'Only the dead see the end of the war', del grupo Acrassicauda- VICE RECORDS


Exiliados del Heavy Metal iraquí

El grupo de rock duro Acrassicauda publica en Estados Unidos su primer EP después de sufrir la prohibición islámica, el bombardeo de su local de ensayo en Bagdad y el exilio en Siria

JORDI MINGUELL - Madrid - 13/04/2010

Si ser heavy es difícil, ser heavy en Bagdad es aún peor. O si no que se lo digan a los componentes del grupo Acrassicauda . Un grupo de amigos amantes de Metallica y de Iron Maiden que se juntaron en 2001 convirtiéndose en la primera banda de heavy metal iraquí. Eso a pesar de sufrir la prohibición del gobierno de Saddam Husein, la invasión de las tropas aliadas en 2003, la guerra civil y el exilio en Siria, primero, de dos de sus componentes y, después, de todo el grupo. Pero cuando parecía que el Dios del Metal les había abandonado, una discográfica de Brooklyn consiguió lo que nueve años de devoción por los guitarrazos no lograron: un visado a Estados Unidos y la publicación de su primer EP.

El inicio del periplo de Marwan (26 años, batería), Firas (29 años, bajo), Tony (30 años, guitarra) y Faisal (27 años, voz y guitarra) lo retrató en 2006 el documental Heavy Metal in Bagdad . Una producción de la revista norteamericana Vice en la que se seguía al grupo desde la invasión aliada a Irak hasta su exilio junto a otros millones de iraquíes en Siria. En la película, disponible en streaming en la web VBS.TV , sus protagonistas explican como la práctica del headbanging (mover la cabeza al son de la música) estaba prohibida por Saddam Husein al considerarlo parecido al movimiento de los rabinos al rezar, cómo después del derrocamiento de Saddam intentaron organizar un concierto en un hotel cercano a la Green Zone (la zona de más seguridad en Bagdad) a pesar del control policial y de los continuos cortes de luz, o cómo mientras dos de sus miembros huyeron a Siria en busca de una vida mejor, los dos restantes sobrevivían como podían en un ambiente de violencia extrema. El documental termina con los miembros del grupo exiliados y reunidos exilio mientras ven en un video los escombros de lo que fuera su local de ensayo.

Desde entonces, según relata Jamie Farkas, la responsable de su discográfica norteamericana, "intentamos conseguir un visado por todos los medios ". Mediante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, lograron después de tres años traer a los miembros de grupo a Nueva Jersey y así empezar los ensayos y la grabación de lo que sería su primer EP Only The Dead See The End Of The War (Sólo los muertos ven el fin de la guerra). Un EP publicado la semana pasada que suena a sus grandes ídolos, Metallica, pero también a grandes referentes del género como Sepultura o Slayer. Eso sí, con letras inspiradas en sus vivencias durante los años que siguieron al fin del régimen de Saddam Husein. "Se adaptan bien a su nueva vida", cuenta vía telefónica Farkas, "pero lo más duro está todavía por venir. Ahora tienen que demostrar que pueden vivir de la música."

Después de tratar de hablar en varias ocasiones con algún miembro del grupo, es su bajista, Firas, quién accede a contestar a algunas preguntas por teléfono. "Creo que al final ha merecido la pena tanto sufrimiento", relata este músico que en las fotos promocionales luce la tupida melena que en Irak tanto deseaba dejar crecer, "ahora podemos trabajar por nuestros sueños". ¿Otra historia más del mito del sueño americano? "Ni lo sé ni me importa. Lo único que espero es que se nos escuche y que la gente sepa lo que pase en nuestra casa, en Bagdad" concluye no si antes interesarse por la escena heavy en España.

domingo, 11 de abril de 2010

El cineasta cubano maldito y olvidado

En la Cuba oficial cuando se habla sobre documentalismo en el cine, se menciona siempre a Santiago Alvarez como al gran maestro, mientras se oculta la verdad sobre Nicolas Guillen Landrian, sobre su talento tronchado y reprimido,sobre su obra.

Nicolas Guillen Landrian :muerte y resurreccion


En los círculos de personas que lo conocían en Cuba y que habían perdido todo enlace con él, a Nicolás Guillén Landrián ya lo imaginaban muerto. En febrero de 2003 —gracias a Alejandro Ríos y a Lara Petusky Coger— conocí que el cineasta vivía en Miami y entré en contacto con él. Los encuentros fueron sólo a través del correo electrónico y duraron unos escasos tres meses.

Nicolasito todavía no sabía del cáncer que acabaría con su vida, ni yo me imaginaba haciéndole un documental post mortem. Pero como sucedió con sus filmes, estrenados la mayoría casi treinta años después de terminados, en su vida todo pareció quedar postergado. Más que quererlo el destino, esa fue la determinación de los ilustres funcionarios de la cultura.

En 2002 y 2003, la Muestra de Jóvenes Realizadores que auspicia el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), estrenó la mayor parte de sus títulos dentro de la sección Premios a la sombra.

En el dossier de presentación, se aclara: "A la sombra (frase idiomática): bajo el amparo de// en la cárcel// oculto tras// en la penumbra// sin suerte, sin fortuna// permanecer oculto a pesar de// puesto a un lado// reservado".

El descubrimiento sorprendió a no pocos entendidos. Desde entonces el nombre de Nicolás Guillén Landrián comenzó a resonar. Imagino que algún día figure en los catálogos del cine cubano.

Estas son las únicas tres cartas que se salvaron de aquel encuentro. Lamento ser tan poco minucioso en no archivar toda la correspondencia, en no haber conservado las fechas:

I

Estimado Manuel: Los documentales o mejor dicho los títulos de los documentales de los que envías una lista resulta incompleto. No sé si has querido sintetizar. Los títulos son:

Homenaje a Picasso, El Morro, Un festival deportivo, En un barrio viejo, Ociel del Toa, Retornar a Baracoa, Plenaria campesina, Rita Montaner, Los del baile, Coffea Arábiga, Desde La Habana —1970— Recordar, Taller de Línea y 18, Un reportaje en el puerto pesquero y Nosotros en el Cuyaguateje que fue el último que yo hice. Además yo dudo que existan copias de Desde La Habana -1970- Recordar y de Rita Montaner, porque tengo entendido que no se copiaron, se quedaron en edición de imagen y sonido, re-recording, y El Son, del cual no pude ver ni los rushes.

Ojalá que logres un filme objetivo y ejemplar debido al tema.

Saludos,

Nicolás Guillén Landrián

II

Olvidé Patio arenero y Congos reales debido a la premura con que me dirigí a ti hace unas horas. No tengo conflictos estéticos con ninguno de mis filmes. Todos los conflictos estéticos son resultado de los conflictos conceptuales. Yo quería ser un intérprete de mi realidad. Siempre estuve en el vórtice de la enajenación. El resultado cabal es cada filme terminado.

No pensaba en hacer cine antes de que existiera el ICAIC porque no tenía manera de lograr un resultado. Pero sí había hecho un corto sobre Zanja en La Habana en el cual fui acompañado por Françoise Sagan. No se editó. Una de las patrocinadoras de este filme fue mi madre, Adelina Landrián, que dio dinero y compró la máquina de editar —que no se usó—; otra, la Juventud Católica de La Habana.

Me acerqué al ICAIC debido a que no tenía ninguna opción laboral en la década del 60. Busqué trabajo allí y me lo dieron. Comencé como asistente de producción y en unos años fui nominado director de cortometrajes.

Mi formación —apoyada en la obra de otros realizadores de la Escuela Documental: Alberto Roldán, Fernando Villaverde— me hizo optar por temas inmediatos y plausibles. Por esto todos mis documentales resultaron luego postergados.

Fui humillado y proscrito durante toda mi permanencia en el ICAIC y censuraron mi cine —decían— debido a mi comportamiento social.

Joris Ivens y Theodor Christensen fueron el encuentro de un lenguaje adecuado y superior que de ambos maestros era inherente. Aprendí mucho con ambos: sobre todo, a ser cariñoso con la gente, a actuar con cariño.

No tengo copia de Los del baile, de Nosotros en el Cuyaguateje, de Plenaria Campesina, de Un festival deportivo ni de Congos reales.

Saludos,

Nicolás Guillén Landrián

III

¿Te imaginas tú lo que fue para mí verme de pronto en los calabozos de Villa Marista? Viendo, según ellos, cuáles eran mis conflictos ideológicos, luego de haber obtenido la Espiga de Oro con Ociel del Toa?
Y no quedó allí. Me mandaron para una granja dos años; granja que era para personal dirigente que mantenía una conducta impropia. Ahí comenzó la esquizofrenia de nuevo, pero más aguda, que me llevó a ser tratado siquiátricamente por los médicos que había en la prisión. Ellos aconsejaron que fuese enviado a un centro donde pudiese ser atendido adecuadamente. A continuación, me montaron en un avión, descalzo, con el overol de la granja y por encima de los hombros un saco de listas que yo amaba mucho.

Me llevaron de Gerona a La Habana, donde fui internado en el Hospital Siquiátrico Militar que tenían ahí en Ciudad Libertad. De este lugar, luego de ser atendido por un siquiatra argentino, fui enviado bajo prisión domiciliaria a casa de mis padres, para que terminara de cumplir el tiempo que me restaba de la sanción, a la que fui sometido sin previo juicio alguno, sino por deliberación de un tribunal militar.

Luego me regresaron al ICAIC y el ICAIC me encargó un filme didáctico sobre la cosecha del café, teniendo en cuenta la jornada cafetalera que se iniciaba en Cuba en esos años en que yo había salido de prisión por conducta impropia de un personal dirigente. Y presto me dediqué a hacer un ameno documental —divulgativo más que didáctico, aunque es didáctico también— de todo lo que había tenido que ver con el café y el contexto en que me habían situado para hacer Coffea Arábiga.

Después de Coffea Arábiga, la folie. No había manera de que pudiese hilvanar con sentido lógico, en imágenes cinematográficas para mí, la premura de los sesenta.

La paradoja es que no había un verdadero enfrentamiento político por mi parte, sino una anuencia muda y cómplice con todo aquel descalabro. Ya le dije, amigo, la folie.

Mi último re-recording fue el de un documental que titulé Nosotros en el Cuyaguateje.

He vivido en el ostracismo sesenta y cuatro años: desde que tengo uso de razón. Por el nombre y el apellido.

Imagínate tú que a los festivales internacionales que fueron mis filmes no asistí nunca porque no había conciencia en la dirección del ICAIC de que yo pudiese representar al cine cubano, ya que alguien se había atrevido a calificar —parece ser— mi cine como el cine de un afrancesado. Esto sucedió con En un barrio viejo y todos los responsables temerosos asintieron. En un barrio viejo tiene una mención en Cracovia, Polonia, una mención del jurado, y el premio a la ópera prima en Tours, Francia. Así malcomencé y malterminé en la Industria de Cine Cubano. Por haber sido sometido a esto, pienso del ostracismo lo peor.

Saludos de Nicolás Guillén Landrián.

Amparado en el gozo que en mí provocaron sus filmes, comencé a perfilar un mapa de la trayectoria fílmica con el propio Guillén Landrián, el gran ausente de las publicaciones y catálogos especializados en cine y, también, el gran desconocido de algunos estudiosos foráneos: Michael Chanan en The Cuban Image no menciona siquiera el nombre del más maldito de los cineastas cubanos, algo que tampoco hace décadas después cuando reedita aquel volumen bajo el título de Cuban Cinema. Lo singular es que, habiendo constancia en la Cinemateca de Cuba de los 18 documentales de su autoría, los estudiosos de cine, se cuidaran de citar aquel nombre.

Antes del deshielo, el único osado en valorar su aporte cinematográfico fue José Antonio Évora, que lo hizo, para mayor pecado, dentro de un artículo que tituló Santiago Álvarez et le documentaire, contenido en el libro Le cinéma cubain: "Si se me preguntara cuál es para mí el mejor documental salido de los laboratorios del ICAIC durante estos treinta años, escogería seguramente Coffea Arábiga de Nicolás Guillén Landrián. He aquí una obra hecha por encargo —sobre el cultivo del café— en la que el realizador ha subordinado el tema a su deseo de hacer una radiografía del espíritu nacional enardecido por la agitación revolucionaria, lo que viene a ser un retrato exacto del país".

La aseveración de Évora no deja lugar a dudas, y abre un cuestionamiento al canon impuesto en la historiografía del cine cubano. En 2007, consciente de que ha sido un vocero, el inglés Michael Chanan, reconoce "el caso más desafortunado que menciono aquí para corregir la omisión en mi libro sobre cine cubano, fue el de Nicolás Guillén Landrián, quien ya había hecho diez películas antes de realizar Café Arábica [sic] en 1968 y, lástima decirlo, luego fue víctima de una enfermedad mental. Landrián aprendió del estilo de montaje de Álvarez pero lo impregnó de una inflexión más personal, lírica y rara a la vez".

Lo que tampoco sabe Chanan es que, en cuanto a montaje cinematográfico, el adelantado no era Álvarez sino Guillén Landrián, y que éste aprendió directamente de Joris Ivens y Theodor Christensen, sus tutores. Recién entrado a la plantilla del Instituto de Cine, en 1961, empieza a trabajar como asistente de producción y de dirección, y realiza, con material de archivo, un corto documental que titula Homenaje a Picasso, desaparecido como también sucedió con Congos reales y con Patio arenero (todos de 1962). Nicolasito era conocido como el tipo de realizador que se podía adueñar de la moviola, de indicarle a su montador el fotograma exacto para el corte y de volverlo loco con las más insólitas irreverencias. Como rasgo distintivo de su primer cine, quedan las marcas de su impronta: la sutileza, la poesía y el regodeo estético, todo de lo cual adolece el cine de Santiago Álvarez, nombrado, según aquella tradición canónica, el más importante documentalista cubano.

Quizá por ser el mayor propagandista de la revolución, de contar con todos los recursos del Estado y salvando unos títulos suyos (Ciclón, Hanoi Martes 13, LBJ y 79 primaveras), sea más propicio hablar de la fábrica Álvarez, que de autoría personal, porque si hay algo de lo que él huye, es de la sutileza y de la poesía: su cine es pretendidamente político, directo, de malos y buenos, donde —como en un cuento de hadas—, el malo es siempre uno, el imperialismo yanqui, y los buenos, los revolucionarios de cualquier parte del mundo.

En este cine de la propaganda, del cliché, no hay espacio para ningún regodeo, ni para el estético: unidad hay, pero más desde el contenido. Álvarez, que lo sabe todo, nos enseña; Nicolasito, que duda, nos revela.

En un barrio viejo (1963) es la imagen hecha poesía, un retrato de la Habana Vieja, de una ciudad que parecía vivir la posguerra. Si hubiera que emparentar este cortometraje es con lo minimal, pues el realizador ha decidido dirigir su mirada a lo ensencial, el ser humano y a su habitat, o al menos su realidad inmediata, similar a a cómo hizo Ivens en Regen (Lluvia, 1929), en tanto retrato de Amsterdam en un día de lluvia.

Como testigo privilegiado de "la primera proyección de la primera copia" de En un barrio viejo, se cuenta el documentalista brasileño Gerardo Sarno, quien describía a Guillén Landrián "con un rostro grande de luna llena, sonrisa fácil, iluminado, y gentil y solícito con un aprendiz de cinematografía. Parece que bastó un comentario del Máximo Líder, que catalogó este cortometraje como "el de un afrancesado", y "todos los responsables temerosos asintieron", según me escribiera Nicolasito. Uno de esos responsables era Julio García Espinosa, para quien "el documental, sin embargo, pierde fuerza al aferrarse a esa especie de óptica nostálgica por los barrios viejos, similar al de aquellos turistas de antaño que alimentaban su sensibilidad disfrutando del rostro desvencijado, pobre, y, sobre todo estático, de los bohíos rurales".

En cambio, Sarno se siente espectador del "misterio que envuelve el nacimiento de un artista, el surgimiento entre los hombres, por ejemplo, de una nueva mirada, de una nueva manera de ver, pero nuestra, de todos nosotros, que no teníamos antes, y solo descubrimos y nos identificamos con ella después que la tenemos, y es como si fuese nuestra conocida de siempre, epifanía de la imagen y del ver en Nicolazito [sic]".

Encontramos aquí la sutileza del lenguaje en la encadenación de secuencias a través de los sonidos, del silencio con que mira una muchacha desde una azotea, en un día apacible, quizá un domingo, transitamos al taconeo sobre el asfalto de unos milicianos que marchan, y de ahí a la rumba y a los que apuestan por el juego de dominó. Una cámara en mano, que parece la mirada de un desorientado, nos lleva desde un café con su gente, a un cine de barrio, donde casualmente proyectan Umberto D, de Victorio de Sica; y de cuyo filme Guillén Landrián nos descubre una de las escenas más desconcertantes y entristecedoras que he visto jamás: "¿Habrá guerra?", se dice en italiano, el único diálogo que podrá oirse en los nueve minutos de documental. En esta cita, el realizador cubano parece rendirse ante el neorrealismo; pero también con la estética del cinéma verité, con esa cámara que huye de hacerse invisible, con esos niños jugando o aquel vendedor de pajaritos que no dejan de mirar al lente porque el realizador seguramente les ha indicado que lo hagan, que eso no es ningún sacrilegio, y solamente así, viendo como nos miran, podemos descubrirlos.

"La imagen era más importante que la palabra en sí. Me interesaba elaborar la imagen a través de un lenguaje nuevo, un lenguaje atrevido, interesante para el espectador". Estoy convencido de que, siendo un obseso de las imágenes, Guillén Landrián pensó o creyó alguna vez que la fotografía robaba el alma.

Incitado por Theodor Christensen, el realizador se fue al extremo oriental del país, la zona más ignota de la geografía insular. Regresó a La Habana con material para esos documentales que componen su pequeña e intensa trilogía del subdesarrollo: Ociel del Toa (1965); Reportaje (1966), también conocido como Plenaria campesina; y Retornar a Baracoa (1966). El primero de todos tuvo mejor suerte porque fue exhibido, enviado a Festivales de Cine y premiado en Valladolid. Los dos restantes fueron condenados al archivo fílmico. La sugerencia de Christensen de buscar temas fuera de los ámbitos citadinos, tuvo también su efecto inmediato en otros realizadores, pues de esa época destacan los documentales Por primera vez (1967), de Octavio Cortázar, y Vaqueros del Cauto (1965), de Oscar Valdés.

Guillén Landrián, como intérprete esteta que es, amolda la realidad a su manera. Ya se sabe que en ninguna realidad hay poesía, ni sutileza, porque toda realidad es cruda, vasta. Con estos títulos, el realizador se aleja del cine observacional más puro, y da cabida a la experimentación más perspicaz, e incluso se muestra como un incitador o provocador de los hechos. Debido a la burocracia implantada en el ICAIC, que obligaba a los directores de documental a presentar un guión previo para su aprobación, y a cómo fue denostado el free-cinema y con ello la espontaneidad y la producción independiente, Guillén Landrián tuvo que imaginar con precisión aquello que quería filmar. Lo que En un barrrio viejo ya era un rasgo, en la trilogía adquiere presencia mayor: el cineasta pasa de sugerir a la gente que mire a cámara a influenciar en lo real. Sin que lo notemos, las personas retratadas ya no posan, actúan. Al cineasta no le basta con la simple contemplación, y en él comienzan a desarrollarse las preocupaciones existenciales, que nos lo muestra en temas antitéticos o dialécticos: vida-muerte, ateísmo-religión, inmovilismo-cambio, pasado-presente.

Fascinado por la belleza que emana de su obra, en 2003, emprendí un viaje hacia esa zona que Guillén Landrían había retratado tan magistralmente casi tres décadas antes. El poder encontrar a los protagonistas de sus documentales, me permitió entender aspectos de su cine que como simple espectador no hubiera podido descifrar. Guillén Landrián hizo creer a las personas filmadas que eran actores y logra que interpreten escenas de ensoñación. En Ociel del Toa, epigrama de la vida de un adoslecente a las orillas de río Toa, prefigura lo idílico y lo terrenal.

"Todo lo que me decían que hiciera, yo lo hacía. Por eso, él me hablaba de que yo era una persona natural, vaya, a la que no hay que repetirle las cosas. Él me dijo que me iba a becar en La Habana y entonces después seguir como actor de cine. Sí, actor de cine", comenta Ociel Romero Labañino, aquel niño ingenuo ahora adulto, retratado en su día a día por Guillén Landrián. El hecho de que él mismo se viera como actor se debió a que así se lo había hecho creer el director. Tratándose de un documental filmado en 35mm, podía resultar muy caro repetir tomas e incluso lograr la esponteneidad. De ahí que cada plano fuera estudiado previamente a su filmación, y algunas escenas, como la del entierro final, fabricadas como si ficción fuera.

Ociel del Toa puede considerarse una gran metáfora de la muerte o retrato de un cambio. La barca que desde el inicio aparece, y los rostros de quienes la guían, tristes o incómodos, habrían de recordarnos que vamos al Hades, un lugar inexplorado, olvidado. Y al unísono, el documental se convierte en una metáfora sobre la vida. Para entender la forma de hablar y de pensar de los personajes filmados, el realizador suple la ausencia de entrevistas con los intertítulos, que se traducen en poesía.

"¿Ustedes han visto la muerte?", dice un cartel, que es más que palabras. Y Ociel que responde que nunca, que la muerte no se puede ver, ni tocar, ni oir. La obsesión del director con la muerte —otra vez simbólica— reaparece en Reportaje, documental sobre una plenaria de campesinos que han decidido matar la ignorancia, un gran muñecón de trapo al que llevan como estandarte y prenden fuego. En el momento en el que se desarrolla la asamblea, el montaje adquiere un matiz delineador: por un lado las caras de los que esperan y poco entienden, los mismos campesinos, y por otro, las instantáneas de Fidel, Martí y Lenin. Todo acaba en fiesta, en baile, y el documental que termina en un clímax enigmático, baste recordar a esa campesina que ha decidido no dejar de mirarnos. Esta fue la lección maestra que dio Nicolasito de cómo abordar el género reporteril y traicionarlo.

En Retornar a Baracoa ofrece, en tanto, un retrato de la primera ciudad de Cuba, todavía un lugar perdido en la geografía cubana, incomunicado por carretera del resto del país. Esta vez, la visión sobre las personas es menos romántica y el autor encara de manera frontal los problemas sociales que afectan a los habitantes de aquella ciudad: pobreza, inmovilismo, fatalidad. Por primera vez en su cine, el realizador hace uso del sonido directo, de entrevistas y del fotomontaje. Se atreve incluso a emplear una locución en retruécano de Fidel Castro, que se deja oir por un altoparlante, y en la que el líder alienta a los jóvenes a mantener el espíritu revolucionario y a que la revolución no pierda su espíritu juvenil. Al final del documental, un cartel: Baracoa es una cárcel con parque. Sobran palabras.

Si Christensen e Ivens influenciaron a Guillén Landrián no fue en la militancia política, pues en su cine no hay marca de ello. Christensen, que ya había rodado en Cuba un documental de corte propagandista, Ella (1964), fue invitado dos años después para visionar la producción documental del ICAIC, y decía: "En una evaluación corriente, práctica, pero no infalible, de las películas se utilizan las palabras no proyectable, proyectable y regular para describir las películas de menor calidad. Es sorpresivo que, de más de cuarenta películas, el cincuenta por ciento pertenezca a estas categorías. Tanto la cantidad de talento como las posibilidades para la creación son tales que debía dar origen a un menor número de películas en estas categorías, no siempre malas pero a menudo indiferentes". Aunque le reconoce valores artísticos, asegura ver en Los del baile "el gusto, y el mal gusto de mucha gente; es alegre y humorística, pero no lleva al espetador a ninguna parte —ni siquiera a una interrogación o a una sensación definida— simplemente termina. La mayoría de los films de este grupo son de otro tipo, o más bien, de otros dos tipos. El primer tipo es el indiferente. O el director permanece indiferente al asunto, o por lo menos el espectador se hace indiferente al mismo".

En su escrito, el danés elogia Ociel del Toa, donde "las fluidas imágenes de la naturaleza y de los seres humanos encienden la llama de la imaginación dentro de una estructura que es tan real porque está tomada del propia lugar del rodaje; es la —o una— historia típica del lugar". Pero no da cuenta de haber visionado Reportaje ni Retornar a Baracoa. Mostrándose contrario a cualquier estigmatización, reconoce que esta podría tener lugar. El ostracismo comenzaba a tomar cuerpo en la vida de Guillén Landrián.

Para algunos mortales no hay nada más inservible que un artista; para mí, lo que se ha dado en llamar la ciencia de la siquiatría. He acudido a Vigilar y castigar de Michel Foucault para encontrar explicaciones a este estado de ánimo, he revisitado esa obra maestra del documental, Titicut Follies (1967), de Frederick Wiseman, para conmocionarme con las espeluznantes escenas de los locos y sus loqueros. Los electroshocks aparecen en mi mente como una forma cruel de anular el yo. Por la época en que la revolución cubana comenzó precisamente a eso, a la anulación social del yo, en los tiempos de la más colectiva euforia, después de la invasión de Playa Girón y llegada la sempiterna amaneza de guerra y los campos de concentración, de las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (1965-1968), por esa época, justo en 1966, Nicolasito Guillén, según la excusa del diversionismo ideológico, fue sancionado por "conducta impropia" y enviado, en una suerte de prisión, a trabajar en una granja de pollos en la Isla de Juventud. Condenado a dos años, de los cuales cumplió uno, cuenta Gretel Alfonso, su última esposa, que "lo pusieron a repartir pienso en una granja para dirigentes desviados o algo así. Se volvió loco, y le regó gasolina a las gallinas, dice que de pronto él sintió que las gallinas decían: Nicolás, Nicolás, Nicolás. Todas blancas, horribles. Es un animal que no le gusta. No le gusta el gallo ni nada de eso. ¿Tú viste cómo en esa película, Ociel del Toa, el gallo es la muerte? El viejo con aquella cara es la muerte. ¿No? Y no le gusta ese animal, ni cómo mira ni nada".

Y después de prender fuego a aquella granja orwelliana y quizá por encarnar el también orwelliano término de "no-persona", matizado por Virgilio Piñera como "el muerto en vida", quizá por rebelarse contra el no-ser, Nicolasito Guillén Landrián, antes "de sonrisa fácil" y ahora completamente desquiciado, fue llevado a un hospital militar y sometido al método más fácil de anulación del yo, al de los electroshocks.

Algunos intelectuales cubanos con alma de fiscal, de dentro o de fuera, tienden a la justificación de la desgracia del otro con la fácil excusa de "él se lo buscó". Esto lo he oído mientras investigaba para mis documentales sobre Guillén Landrián (Café con leche, 2003) y de Reinaldo Arenas (Seres extravagantes, 2004), fieles exponentes de los intentos del poder por anularlos. En el caso de Guillén Landrián se le ha asociado al consumo de drogas, a la compra-venta de los más diversos artículos, a supuestas estafas, a intentos de salida ilegal del país y hasta con planes de atentado al Comandante en Jefe. En un país donde una determinada conducta puede ser catalogada de pre-delictiva —razón por la cual cualquier juez puede dictar prisión, sin que ningún delito se hubiera materializado—, es fácil entender por qué Guillén Landrián fue a dar, en varias ocasiones, a la cárcel. Lo que no queda claro es por qué en 1968 fue readmitido en ese Insituto de Cine. Antes de ser incluido en el Departamento de Documentales Científico-Populares, al cineasta ya le habían vetado tres títulos, y le habían impedido terminar un documental sobre una de las más grandes voces de la canción popular cubana, Rita Montaner (1965).

¿Fue acaso un intento del ICAIC de reparar el error? ¿Serían conscientes los funcionarios de las injusticias cometidas? ¿Creían que los problemas de este negro maldito habían tenido solución en una sala de siquiatría? Estas interrogantes quedan como preguntas retóricas, porque si bien busqué las respuestas de los antiguos responsables al mando, nunca las tuve. Después de entregar un cuestionario a Julio García Espinosa y de enviar otro a Alfredo Guevara, el primero telefoneó al segundo y le expresó su miedo ateo. "Quieren resucitar a Nicolasito Guillén", le dijo.

Luego de que una persona sufre una terapia de electroshocks, los siquiatras dan por probable que se sucedan síntomas de amnesia y otros en la esfera emocional. Lo vivido por el cineasta habría de condicionar una ruptura estética con su cine precedente, ruptura que se manifiesta a partir de ahora en un montaje menos lineal, y más asociativo o intelectual, en el discurso formal de la apoteosis y de la totalidad, y en una frialdad que antes le era ajena. Si dije que su primer cine estaba marcado por la poesía, la sutileza y el regodeo estético, estos calificativos le serán, en lo sucesivo, por lo general, más extraños. El montaje lineal supone que nada externo al tema debe contaminar la obra, que las secuencias y los cortes se integran en una narración más natural. La poesía era la expresión de su realidad espiritual. Y el regodeo estético nace del coqueteo formal, pero donde éste no es el determinante. En su cine posterior al encierro y a los electroshocks, Guillén Landrián, en vez de acudir al montaje lineal, preferirá el intelectual, tan caro a Dziga Vertov y a Serguei Eisenstein; pretenderá lo feo y hablar de las asociaciones, en una especie de búsqueda del todo, porque la realidad es compleja ya se sabe, y avizorará con frialdad, formalmente, la apoteosis y el descalabro. También el suyo.

Coffea Arábiga (1968) es la primera evidencia de esa evolución en el lenguaje, un documental que se anticipa a lo posmoderno, confirmación atávica de lo que ha sido Cuba: una gran plantación. De científico solo tiene el título, el nombre latino de la especie más cultivada de café. De didáctico, varios elementos, comenzando por un aburrido informe del Ingeniero Bernaza, que enseña cómo plantarlo y que el realizador integra dentro de un discurso animado de letras que saltan y crecen, que dejan leer algo extraño al mensaje original ("A los yankis dales duro…"), y están también las lecciones de cómo preparar la tierra y todo el proceso desde la recogida del grano hasta la preparación de la bebida.

Era pretensión que el documental fuera solo didáctico, que enseñara al pueblo cómo cultivar el café, dentro de lo que se creía la hazaña del llamado Cordón de La Habana. Para el Fidel Castro agricultor, el café se podía plantar también en el llano, y los alrededores de la capital eran lugar propicio, y todo ello llevaría a una revolución en la agricultura. "Si ayer fue heroico combatir en la sierra y el llano, hoy lo es transformar la agricultura", reza un eslogan de la época.

En Coffea Arábiga se expresa una voluntad metadiscursiva, a ratos evidente, a ratos solapada. Aparecen varios guiños a los censores: Guillén Landrián recupera dos escenas de filmes suyos vetados, para dejar en evidencia a los estalinistas de la cultura: la del baile final de Reportaje y el fotomontaje de una mujer negra que se peina mientras escucha, en la radio, un poema cursi de un poeta local, de Retornar a Baracoa. Ambas secuencias se cortan abruptamente con la propaganda de turno, que incitaban a ir a plantar el grano.

Dentro del documental, aparece otro que ha hecho Guillén Landrián sobre el método de enseñanza del inglés. Conocedor de las posibilidades que brinda la publicidad y la radio (el cineasta había sido locutor radial antes de dedicarse al cine), echa mano a las marcas de café, como presentadoras de un método de enseñanza del inglés. Los cafés Tu-py, Pilón, Regil presentan la lección de inglés número 26, sobre las Navidades.

"Christmas, it is Christmas and he is Santa Claus with his bag of toys. He brings toys for the children", se escucha en un pésimo y pausado inglés mientras se suceden las imágenes de la miseria contrapuestas con las de la burguesía cubana de antes de la revolución. En el momento en que se dice la palabra toys se escucha una explosión.

"—Do you believe in Santa Claus? —Oh, yes, my children believe in him". Y un miliciano aparece con un brazo que la explosión amputó a algún infeliz. Muerto. Estas imágenes finales fueron las de la explosión del barco La Coubre. Un sabotaje. Guillén Landrián las descontextualiza y las usa a su acomodo, ajeno a cualquier sensiblería. El miliciano avanza con aquel brazo, corte al ritmo de la música estridente, y el miliciano que vuelve desde la posición anterior. Y de nuevo una pregunta al espectador: "¿Quieren ustedes tomar café Tu-py, Pilón, Regil?" "No", respuesta en coro y fusiles alzados. El contrapunteo de imagen y audio es tan magistral que debe tenerse a ésta como una secuencia emblemática del cine cubano.

En un momento que se cita como el de mayor irreverencia, se ve a Fidel Castro subir a una tribuna para dar un discurso. Cuando la cámara lo tiene en posición de close-up, una disolvencia, de la barba del capataz a plantas de café que florecen. Y comienza a sonar The fool on the hill, de los Beatles, prohibidos durante mucho tiempo en Cuba. Justo en el final del documental, el realizador retoma la canción. "Un momento, por favor", dice un cartel a toda pantalla. "Y ahora para terminar Los Beatles", y se vuelve a escuchar la canción, antes interrumpida. En Guillén Landrián hay una voluntad lúdica. Él desmitifica el significado primigenio de las imágenes y le impone el suyo.

Cuando Tomás Gutiérrez Alea realiza Memorias del subdesarrollo (1968), Guillén Landrián, uno de sus más cercanos amigos, escribe la secuencia de comienzo de ese filme "a partir de una experiencia que tuve yo en los carnavales de La Habana. Y la dirección del ICAIC no permitió que Titón me diera créditos". Mientras la gente bailaba al ritmo de "María Teresa, dónde está Teresa…", se produce un disparo, aparece un muerto, pero eso poco parece importar. El goce del cubano domina sobre la tragedia, el mismo goce y la misma orquesta de Pello el Afrokán que ya antes había retratado en Los del baile.

Otro experimento pop, cual diario o cuaderno de bitácora que consuma locura y apoteosis, es Desde La Habana ¡1969! Recordar (1969). El realizador empalma escenas que no guardan relación entre sí, como si se tratase de un noticiero, y en esa conjución de acontecimientos, nos da su visión más personal del mundo: se ve una explosión atómica mientras oimos a los Beatles; el hombre que llega a la luna; se ven los negros y el Ku Klux Klan; los pobres, los desclasados; se ve a Fidel Castro arengando a las masas; aparece un llamado a las jovencitas para que vayan a la agricultura; el asesinato del líder Jesús Ménendez; el ataque a Palacio Presidencial y hasta las notas del diario del Che Guevara, ante la inminencia de su muerte.

Hablando del filme, Guillén Landrián dijo: "Traté de hacer un cine muy subjetivo, muy personal y muy experimental, completamente experimental, cosa que no se logró porque decían que era caótico. Yo estaba ya un poco mal de los nervios cuando comienzo esos filmes, porque la presión bajo la cual yo viví en La Habana me fue llevando lentamente hacia la locura".

Quizá esa locura o ese desenfreno, le permitió ver lo que otros no pudieron, quizá le ayudó a entender la locura circundante y que tan bien reflejó en Taller de Línea y 18 (1971), según él, el documental que provoca su expulsión del ICAIC. "En este documental, yo usé muchas pistas de sonido del taller, que estaban en alto volumen… Martillazos, equipos electrónicos, las voces de los obreros, todo eso junto, mezclado, molestó mucho". El proceso de fabricación de autobuses y las discusiones de los obreros en las asambleas sindicales, eran ahora el eje de la mirada de Nicolasito. El resultado, un filme mordaz, en donde se materializa la atmósfera enloquecedora del sinsentido.

En la cinematografía cubana, nadie como Nicolás Guillén Landrián supo expresar con tan poco la poesía y ser un visionario. Nadie como él desacralizó lo que habría de tenerse por sagrado. Miró donde pudo, o donde quiso. Dudó todo el tiempo, pese a las represalias. Huyó de todo autoritarismo. Y eso quiso dejarnos.


Publicado originalmente en la revista francesa Cinémas d’Amérique Latine, Nº.18, en edición bilingüe español-francés.

El fanatismo no es solamente mulsulman

Este articulo de prensa demuestra plenamente la existencia del fanatismo en una religion diferente a la mulsulmana, a la que se ataca a diario presentandola como la causa del terrorismo mundial actual, el desconocimiento es la base de toda esa manipulacion, porque esta demostrado que extremistas y fanaticos los hay en todos los credos religiosos, incluida la religion catolica.

Cientos de carteles recubren las paredes del barrio de Mea Shearim. Efe

El pasquín, el 'blog' del siglo XVI que usan los ultraortodoxos en el XXI

Su interpretación de la ley judía les impide emplear otros medios de difusión
'Lo que dice un cartel puede contestarse y muchos se firman con seudónimos'

Ana Cárdenes (Efe) Jerusalén
Actualizado domingo 11/04/2010 06:55

Shearim, un mundo en el que el veto religioso a la radio, la televisión y los blog ha convertido al pasquín en el principal medio de comunicación.

Los pasquines, escritos en hebreo o yidish, a menudo anónimos y llenos de ironía, son un medio esencial para difundir información entre la cerrada comunidad ultraortodoxa, cuya rigurosa interpretación de la halajá (ley judía) le impide emplear otros medios de difusión.

La prohibición de ver fotos de mujeres, oír su voz cantando o la creencia general de que "todo lo nuevo está prohibido por la Torá" hace que muchos haredim (literalmente, "temerosos" de Dios) rechacen los medios de comunicación seculares y dependan de los carteles para saber lo que ocurre en su entorno.

"Es como un blog para ellos; lo que dice un pasquín puede contestarse en otro y muchos se firman con seudónimos. No pueden usar internet, así que si quieren hacer algo público y estar seguros de que todo el mundo lo leerá, lo hacen con un pasquín", explica Menajem Friedman, experto en la materia y profesor de sociología y antropología de la Universidad de Bar Ilán.

Titulares sensacionalistas

Nacido en el siglo XVI en Italia para oponerse a las autoridades católicas, su uso entre la población ultraortodoxa judía se popularizó en Mea Shearim, en el centro de Jerusalén, en el siglo XIX entre los residentes de la entonces Palestina que rechazaban el incipiente sionismo al considerar que el Estado de Israel no debería crearse antes de la llegada del Mesías.

Hoy, se utilizan para transmitir noticias, anunciar efemérides, convocar eventos o expresar opiniones sobre temas de actualidad.

También son usados por los tribunales haredim para difundir sentencias o denunciar a alguien y exponerlo ante la opinión pública como medida de presión para que la sociedad sepa que ha hecho algo mal y le castigue.

"Tratan temas similares a la prensa, reflejan también la lucha entre los antisionistas y quienes apoyan el Estado de Israel, y a veces sirven para atacar a alguien o abordar cuestiones de modestia, con mensajes como: Las mujeres no son suficientemente pudorosas", señala Ron Ofer, director de una serie documental sobre el mundo haredí.

Las paredes de Mea Shearim no tienen grafitis ni pintadas, pero están permanentemente empapeladas con estos carteles de grandes titulares sensacionalistas, que crean su particular paisaje al ajarse con la lluvia y el paso del tiempo.

Los pasquines emplean un lenguaje dramático y alarmante, tratando de llamar la atención del mayor número posible de transeúntes con enormes caracteres que gritan "Llanto Generalizado", "Orden de salvamento" o "Grave Peligro".

Los ultraortodoxos tienen sus propios periódicos, pero éstos están expuestos al mundo exterior y cuestan dinero, mientras que los pasquines se leen gratis y sólo se cuelgan en sus barrios, por lo que se pueden emplear para criticar a sus propios líderes o para las guerras de un grupo contra otro, que no publicaría ningún rotativo.

Para Friedman, la presencia de estos folletos "es una muestra de que la sociedad haredí tiene liderazgos débiles y está muy dividida, llena de facciones enfrentadas".

Mensajes informatizados

Los grupos minoritarios "utilizan muchos trucos para colgar mensajes extremos y radicales y que la gente no los pueda quitar", explica Yoel Krois, del colectivo antisionista Eda Haredit.

Por ejemplo, pegan de noche los carteles más incendiarios y los cubren con otros anodinos que retiran justo antes de que comience la jornada sabática, en la que los religiosos no pueden realizar ningún trabajo ni esfuerzo, por lo que se aseguran de que sus mensajes quedarán expuestos a la vista de todo el mundo durante todo un día.

Krois, que posee una colección de alrededor de 20.000 pasquines, algunos de ellos con un siglo de antigüedad, asegura que los textos "son muy irónicos y mordaces", aunque echa de menos los que se hacían antes, más elaborados y artísticos.

"Es culpa del ordenador", señala el coleccionista, "porque hacer un pasquín es ahora muy fácil y barato, cualquiera puede imprimirlo, pero antes requería un gran esfuerzo, recolectar el dinero, organizar la producción. Publicarlos era algo importante porque era más difícil".

Manuales o informatizados, artísticos o simples, un paseo por Mea Shearim demuestra que esta forma de comunicación se mantiene en su apogeo y que queda aún larga vida en sus calles para el pasquín.

Ya el mundo se olvido, yo no


viernes, 9 de abril de 2010

El unico camino para solucionar los problemas de Cuba

Silvio Rodríguez y Carlos A. Montaner


"Encontrémonos en un claro de la historia"

El cantautor Silvio Rodríguez y el escritor exiliado Carlos Alberto Montaner abren, desde posiciones antagónicas, un inédito intercambio epistolar sobre Cuba

MAITE RICO - Madrid - 09/04/2010

Los dos nacieron en la Cuba de los años cuarenta. Uno escapó de la cárcel en 1961 y, desde el exilio, comenzó una vida de combate al régimen comunista. El otro abrazó la revolución, le puso banda sonora y fue diputado durante 15 años. Todo separaba al escritor Carlos Alberto Montaner, bestia negra del castrismo, y al músico Silvio Rodríguez, icono de la causa. Tuvo que ocurrir la muerte del disidente Orlando Zapata para que los viejos enemigos iniciaran un insólito intercambio epistolar, inimaginable en otros tiempos. Desde las antípodas ideólogicas, ambos coinciden en un punto: la necesidad de mirar al futuro.

Todo comenzó con una pregunta del músico lanzada a Montaner

Adversarios políticos, ambos abogan por mirar al futuro

Todo comenzó el pasado 30 de marzo, con un texto poético de Silvio Rodríguez aparecido en una web procastrista (Rebelión). El cantautor lanza una serie de preguntas, una de ellas dirigida a Montaner. "Si los miles de cubanos que perdimos familia en atentados de la CIA hiciéramos una carta de denuncia, ¿la firmaría Carlos Alberto Montaner?". El escritor respondió al día siguiente en una carta abierta. "Por supuesto, Silvio, yo firmaría esa denuncia". Tras calificar de "abominables" ciertas actuaciones estadounidenses, incluida la pena de muerte, Montaner le devuelve la pregunta. ¿Firmaría el cantautor una carta de denuncia de los atropellos a los presos políticos y a los disidentes cubanos, una condena "de la censura, el partido único, la persecución por motivos de ideas, creencias o preferencias sexuales? [...] Una carta en la que les dijéramos a los Castro que 51 años es un periodo demasiado prolongado para continuar imponiéndoles a los cubanos un sistema fallido y cruel en el que ya casi nadie cree, comenzando por ti, Silvio". Montaner aboga por que "la oposición democrática y los reformistas del régimen" busquen juntos una salida "a la herencia de los Castro: un manicomio empobrecido y sin ilusión".

Para su sorpresa, el cantante respondió. Algo inusitado, si se tiene en cuenta que el régimen tiene catalogado a Montaner en el apartado de terroristas y agentes del imperialismo. La réplica de Silvio es del 2 de abril, y muy dura. Acusa al escritor de "diseñar una Cuba distorsionada que propagan las monstruosas cadenas".

"¿Te parece poco que, desde que se instauró la revolución, hace ya más de medio siglo, el 20% de la población ha huido a bordo de cualquier cosa? ¿Son falsos los fusilamientos, los maltratos en las cárceles, los actos de repudio?", responde Montaner en una carta del 3 de abril, aún inédita.

Silvio prosigue: "Repartes un odio que ha derribado aviones llenos de inocentes". Es una alusión al atentado contra el vuelo de Cubana de Aviación, perpetrado en 1976 por terroristas cubanos anticastristas, que mató a 73 pasajeros. Previamente, Montaner ha recordado el hundimiento intencionado del remolcador 13 de Marzo, que causó la muerte a 41 personas que trataban de huir de Cuba en 1994, y reprocha al cantante haber guardado silencio.

No son los únicos episodios de la historia cubana que se ponen sobre la mesa. Montaner ha recordado las matanzas de somalíes a manos de las tropas cubanas en la guerra del Ogadén. Rodríguez defiende el sacrificio de los caídos en África, que impulsó el "fin del apartheid". Montaner lamenta la "pérdida inútil" de 3.000 vidas "no en la lucha contra el apartheid", sino por el afán de Castro "de convertirse en líder planetario" y hacer "de la pobre Cuba el peón más agresivo" de la URSS.

Si el cantante esgrime la figura de José Martí, el Apóstol de la independencia cubana, y sus críticas a EE UU, el escritor le recuerda que también "criticó severamente a Marx" y defendió la iniciativa privada. "Como coincido con Martí, y no con Fidel, me parece muy bien que alguien de tu talento haya podido enriquecerse legítimamente, tener propiedades y poseer una próspera empresa de grabaciones (...) Lo que quisiera es que ese privilegio se extienda a todos los cubanos".

"Sigo con más razones para creer en la Revolución que en sus detractores. Si este Gobierno es tan malo, ¿de dónde salió este pueblo tan bueno?", escribe Silvio. "Me parece legítimo que insistas en defender aquello de la revolución que te parezca plausible", responde Montaner, que apuesta por mirar al futuro ("el pasado lo hemos hecho añicos") y construir una "Cuba sin exclusiones". Recuerda al cantante que tienen hijos de la misma generación. "¿No te parece criminal que esos jóvenes estén obligados a suscribir las ideas y prejuicios de unos confusos octogenarios encharcados en el peor dogmatismo?". "Tenemos que encontrarnos en un claro de la historia patria para darnos ese abrazo de reconciliación y cambio que casi todos anhelamos".

La respuesta de Silvio Rodríguez a esta segunda réplica, si se produce, es una incógnita. Pero el cantante se adelantó en una entrevista publicada este martes por el diario argentino Página 12. En ella, Rodríguez insta a "superar la lógica de la guerra fría". "No podemos ser prisioneros eternos de nuestro pasado porque hay más mañana que ayer esperándonos", dice. El cantante se muestra partidario de amnistiar a los "presos que algunos llaman de conciencia". "Mi posición", dice, "es que todos tengamos derecho a la información, a crearnos una opinión de cada cosa y a comentar lo que sea, sin limitaciones".

En la presentación de su más reciente disco en La Habana, Silvio pidió superar "la erre de revolución" y que se imponga la "evolución". Antes que él, otro de los fundadores de la Nueva Trova, Pablo Milanés, había reprochado al Gobierno el trato a los disidentes. Silvio Rodríguez ha insistido en que no se trata de destruir la revolución, sino de "reinventarla". Pero eso no le ha librado de las críticas de la prensa oficial. La edición digital del diario Granma mostró una caricatura de un Silvio envejecido que dice: "Sí, yo cantaba para los pobres... Eso fue antes de que ganara mucho dinero con la canción social". Montaner lo defiende: ambos coincidieron en los años ochenta, en una cena en casa de un amigo común, en Madrid. "Encontré a una persona flexible y crítica. No se parece al sistema que defiende".



Silvio Rodríguez
- El cantautor cubano Silvio Rodríguez (San Antonio de los Baños, 1946) es uno de los iconos de la revolución. Es fundador de la Nueva Trova cubana y fue diputado
durante 15 años.En la presentación de su último disco, en marzo, afirmó que "el país pide a gritos una revisión de montones de cosas, de conceptos, hasta de instituciones". En una de sus nuevas canciones llama a "superar la erre de revolución" por "evolución".

Carlos A. Montaner
- El escritor exiliado Carlos Alberto Montaner (La Habana, 1943) es una de las 'bestias negras' del castrismo. Apoyó la la revolución en sus inicios, pero después se unió a un movimiento de protesta juvenil y acabó en la cárcel, de donde escapó en 1961.Estudió Periodismo en la Universidad de Miami y se trasladó a Madrid en 1970, donde vive desde entonces dedicado a la escritura y a la docencia. Es vicepresidente de la Internacional Liberal.


Cuatro cartas entre viejos adversarios

Extracto de las misivas entre el cantautor Silvio Rodríguez y el escritor exiliado Carlos Alberto Montaner sobre Cuba

-"Si los miles de cubanos que perdimos familia en atentados de la CIA hiciéramos una carta de denuncia, ¿la firmaría Carlos Alberto Montaner?".

-"Si algunas firmas meditaran antes de condenar cárceles ajenas, ¿resultarían incólumes las propias? Si la política imperial es responsable de algunas de nuestras desgracias, ¿no deberíamos liberarnos también de esa parte de la política imperial?".

-"Si este Gobierno ha sido tan malo, ¿de dónde ha salido este pueblo tan bueno?".

»Carta del 31 de marzo de 2010 [De Carlos Alberto Montaner a Silvio Rodríguez]:

- "Por supuesto, Silvio: yo firmaría esa denuncia. La CIA, como todos los servicios de inteligencia, ha hecho cosas deplorables que merecen ser censuradas. Y las ha hecho el Ejército norteamericano cuando maltrató cruelmente a los prisioneros".

- "Ahora, Silvio, me toca preguntarte a ti: ¿firmarías una carta en la que se denunciaran los atropellos a los presos políticos y el acoso a las Damas de Blanco? (...) ¿Una carta en la que se condenara la censura, el dogmatismo, el partido único? Voy a contestar por ti: yo creo que la firmarías. Y creo que la firmaría el 90% de los cubanos, hartos ya de esa vieja dictadura de difuntos y flores".

- "Hace pocas fechas dijiste que a la palabra revolución hay que quitarle la erre para comenzar a evolucionar. De acuerdo, ¿cómo se hace eso?".

»Carta del 2 de abril [de Silvio Rodríguez a Carlos Alberto Montaner]

-"Montaner, mi hijo Silvio-Liam es una voz que comienza a extender sus verdades. El ama a nuestro Apóstol, no le resulta incómodo, no desea borrarlo de la Historia. A él no le crispa que Martí haya dicho: 'Viví en el monstruo y le conozco las entrañas'. Él escogió ponerse el libre por no sentirse atado. Asume haber nacido así y su padre aplaude que lo sienta y lo diga en su clave generacional".

-"Diseñas una Cuba distorsionada que propagan las monstruosas cadenas. Cortando y pegando repartes un odio que ha derribado aviones llenos de inocentes. Siempre he reprobado el hundimiento del remolcador 13 de marzo. Pero quién va a creer que te importan los muertos somalíes, cuando no te interesan los cubanos que dieron su vida por un fingido prócer. A mí me conforta saber que no fue en vano el sacrificio de los caídos en Angola".

- "Sé que tus argucias serán multiplicadas mil veces más que cualquier verdad desde Cuba. Desde esta dignidad cercada continuaré cantando lo que pienso: sigo con muchas más razones para creer en la Revolución que en sus detractores. Si este Gobierno es tan malo ¿de dónde salió este pueblo tan bueno? Atrévete un día a respetar al prójimo. Atrévete a expulsar la soberbia. Atrévete a merecer un pueblo como este".

»Carta del 3 de abril de 2010: [de Carlos Alberto Montaner a Silvio Rodríguez]

-"Estimado Silvio Rodríguez, me has respondido con cierta vehemencia. Eso es razonable. No te gustó mi anterior respuesta a una pregunta tuya y haces bien en quejarte".

-"¡Ay Silvio! ¿Diseño una Cuba distorsionada? ¿Te parece poco que, desde que se instauró la revolución (...), el 20% de la población ha huido a bordo de cualquier cosa? ¿Son falsos los fusilamientos, los maltratos en las cárceles, los actos de repudio? ¿Es mentira la censura?".

-"A mí me parece muy bien que alguien con tu talento haya podido enriquecerse legítimamente, tener propiedades dentro y fuera de Cuba. (...) Lo que quisiera es que ese privilegio que te han concedido se extienda a todos los cubanos".

-"Pero volvamos a la generación de tu hijo, la de Silvito el libre, que es, también, la de los míos. ¿No te parece criminal que esos jóvenes estén obligados a suscribir las ideas y prejuicios de unos confusos octogenarios, encharcados en el peor dogmatismo?".

lunes, 5 de abril de 2010

Monumento a la hipocrecia

Inaugurado en el 2001 en el Parque de Víctor Hugo, en la calle i entre 19 y 21, el Vedado, La Habana.

La placa de bronce, muestra en relieve a Prometeo encadenado y cita el discurso acusatorio de Fidel Castro ante la 68 Conferencia de la Unión Interparlamentaria el 18 - 9 - 1981.

La tozudez, la intransigencia, la crueldad, la insensibilidad ante la comunidad internacional del Gobierno Británico frente al problema de los patriotas irlandeses en huelga de hambre hasta la muerte, recuerdan a Torquemada y la barbarie de la inquisición en plena edad media. ¡Tiemblen los tiranos ante hombres que son capaces de morir por sus ideas tras 60 días de huelga de hambre! Al lado de este ejemplo, ¿qué fueron los tres días de Cristo en el calvario, símbolo durante siglos del sacrificio humano? ¡Es hora de poner fin, mediante la denuncia y la presión de la comunidad mundial, a esa repugnante atrocidad!"
"En memoria de los mártires irlandeses y solidaridad Cuba-Irlanda", "A todos los hombres y mujeres que han luchado por la independencia de Irlanda"

El general ya no tiene quien le escriba

.

Mas de lo mismo, lenguaje apocalictico y victimista, exaltacion del pasado glorioso y las supuestas conquistas revolucionarias y promesas, mas promesas para el pueblo que lleva medio siglo recibiendo solo eso, promesas. Esta es la realidad para el gobernante cubano, lo que no menciona es la enorme corrupcion de su stablishment politico-militar que acabara por carcomer su regimen o el aislamiento internacional al que se esta autosometiendo con su politica represiva, ahora tambien ha incluido a la Union Europea ( que era su ultimo balon de oxigeno ) en su eje del mal, el general prefiere que la isla desaparezca antes que cambiar de rumbo, la historia lo hara desaparecer a el y a los suyos antes, de eso estoy seguro y los disidentes, el que murio y el que esta en huelga de hambre son tan delicuentes quizas como lo fue el venerado lider afronorteamericano Malcom X, para mi solo son cubanos del pueblo, negros valientes que estan contribuyendo con su sacrificio a desenmascarar la verdadera catadura moral del regimen. El general ya no tiene quien le escriba.

El presidente cubano, durante su intervención en el IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas.- AP

Raúl Castro: "No cederemos jamás al chantaje"

El presidente cubano dice que prefiere "desaparecer" antes que ser "doblegado" con las "manipulaciones" de EE UU y la UE

AGENCIAS / EL PAÍS - La Habana / Madrid - 05/04/2010

El presidente cubano, Raúl Castro, ha asegurado esta madrugada (hora española) que su país prefiere "desaparecer" antes que aceptar el "chantaje" de Estados Unidos y Europa con "manipulaciones" sobre la vigencia de los derechos humanos en la isla.

"Este país jamás será doblegado. Antes prefiere desaparecer, como lo demostramos en 1962", ha señalado el gobernante, durante su discurso en la clausura del IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas en el Palacio de Convenciones de La Habana, en alusión a la llamada Crisis de los misiles, el clímax de la Guerra Fría.

Según el dirigente cubano, estos Estados apoyan la huelga de hambre que desde hace mes y medio mantiene el disidente encarcelado Guillermo Fariñas, que protesta por la situación de numerosos presos políticos de la isla. Castro ha acusado a Washington y a algunos países europeos de espolear la actitud "autodestructiva" de Fariñas. "No cederemos jamás al chantaje de ningún país o conjunto de naciones por poderosas que sean, pase lo que pase", ha reiterado.

"Se está haciendo lo posible por salvarle la vida (a Fariñas). Pero si no modifica su actitud autodestructiva, será responsable, junto a sus patrocinadores, del desenlace que tampoco deseamos", ha indicado Castro, que considera a Fariñas un "delincuente común"

domingo, 4 de abril de 2010

La otra hija de Fidel Castro

Miami: WLTV Francisca Pupo es hija del líder cubano Fidel Castro, producto de una relación que éste tuvo en 1951 con Micaela Cardoso

Francisca, la otra hija de Fidel

Juanita Castro presentó a su sobrina
Univisión - USA

MIAMI, Florida - Cuando se habla sobre "la hija de Fidel Castro en el exilio", el primer nombre que de inmediato salta a la mente es el de Alina Fernández Revuelta. Pocos, sin embargo, conocen de la existencia de Francisca Pupo, una hija que el ex gobernante cubano Fidel Castro tuvo fuera del matrimonio y que en la actualidad también vive exiliada en el sur de Florida.

Una vida entre Mitos y Realidades

Juanita Castro esta semana ha protagonizado los medios de comunicación luego de revelar en exclusiva a Noticias Univision 23 que mientras vivía en la isla, trabajó como colaboradora para la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Su revelación, que coincidió con el lanzamiento de un libro que cuenta sus memorias, ha sido complementada con detalles de cómo fue reclutada por la CIA, quienes trabajaron con ella como cómplices en la decodificación de mensajes secretos, y cómo logró huir de Cuba antes de ser descubierta por sus hermanos en el gobierno.

"Mi sobrina Francisca"

En la sexta parte de "La Historia Secreta", Juanita Castro habló de una persona que pocos conocen, Francisca Pupo, una hija que el ex gobernante tuvo y que también vive en el exilio en el sur de Florida.

En el cerrado círculo de Juanita Castro, hay pocas personas. Sus amigas de la infancia Carmita e Hilda Morgade, así como otras dos personas de confianza, Ana Ely Esteva y Tito Rodríguez. Pero hay alguien más que conoce desde Cuba, y que especial, conoció a su madre: Su sobrina Francisca Pupo.

"Recuerdo que era pequeña cuando conocí a mi abuelita, era una ancianita muy bonita, muy dulce", expresó Francisca Pupo, quien tenía 9 años cuando su abuela Lina Ruz, acompañada de sus tías Juanita y Angelita Castro, fueron a conocerla en 1962.

"Mi abuela cuando me vio de pequeña estaba arrebatada conmigo", agregó.

Y es que como sucedió en otras ocasiones, Fidel Castro le pidió a su madre que viajara, esta vez a la ciudad de Santa Clara, provincia de Las Villas, a conocer una niña que nació de una breve relación que tuvo con Micaela Cardoso entre 1951 y 1952.

"Cuando mi abuela [Lina Ruz] me veía me decía: 'Ay mi niña, si tu eres igualita, igualita a tu abuelo' ", comentó Francisca Pupo.

Juanita recuerda que su madre de inmediato supo que Francisca era su nieta, y que como tal seria tratada por ellos.

"[Lina Ruz] inclusive me decía: 'Vamos para que conozcas donde nació tu padre, en Oriente, en Birán-Marcané', y entonces, bueno. Allá fui con ella y vi donde nacieron ellos, donde vivía mi abuela. Yo no conocí a mi abuelo porque claro, murió mucho antes, pero a ella sí", subrayó Francisca Pupo.

Fidel quizo darle su apellido

Fidel Castro a través de su madre Lina ofreció registrar a Francisca con el apellido Castro, pero la madre de la niña Micaela Cardoso declinó, pues al nacer había sido inscrita con el apellido Pupo, de su padrastro.

Durante su niñez, Francisca Pupo vivió un tiempo con Angelita Castro, la mayor de los siete hermanos Castro. Estuvo en la localidad de Guajay, donde quedaba la casa de ésta, en una especie de finca.

Según Francisca Pupo, ella sí tuvo un acercamiento familiar con su tío Ramón Castro, así como con todas sus tías, Angelita, Agustinita, Juanita y Enma. Con el que menos tuvo relación fue con Raúl Castro, el actual presidente de Cuba, ni tampoco con su padre, Fidel.

Francisca Pupo aseguró que nunca ha hablado con su padre. Nunca tuvo un trato directo con Fidel Castro. Sin embargo, aclaró, ella creció con la pequeña mensualidad que éste le enviaba puntualmente a través de José Abrahantes, el Ministro del Interior, lo que duró hasta el día de su boda.

Abrahantes le hizo saber que su padre Fidel no aprobaba que se casara en una Iglesia Bautista, la religión que practicaba su novio. Pero Francisca no cambió sus planes y se casó. Fidel no asistió al matrimonio, aunque sí le envió como regalo de bodas una la luna de miel en un hotel de La Habana.

En este momento, Francisca Pupo asegura no tener ninguna motivación de hablar con su padre: "Ahora voy a cumplir 11 años aquí [en el exilio]. Ni para bien ni para mal, no quiero hablar nada".

Su decisión de no querer conversar con su padre, Fidel Castro, radica en su deseo de honrar lo que su madre le pidió antes de salir de Cuba y exiliarse. Su madre siempre le recordó que a pesar de que nunca tuvieron contacto con Fidel Castro, ni mucho menos gozaran de privilegios, él era su padre.

"Es muy duro ver, descifrar ese sentimiento, entonces mejor me mantengo al margen de eso y no quiero saber nada", expresó Francisca Pupo.

Sufre cuando ofenden a sus abuelos

De lo que sí ha tenido que saber en carne propia es que el dolor y la tragedia de muchos causados por el régimen cubano, lo manifiestan atacando a sus abuelos, por ser los padres de Fidel Castro.

"Mi abuela tuvo ese hijo, su hijo, ella lo quería, fue lo que fue, hizo lo que ha hecho, pero no tiene nada que ver con los sentimientos de mi abuela", manifestó.

Es un hecho que en centenares de artículos y en libros basados en fuentes anónimas, a su abuelo Angel Castro le llaman asesino, cuatrero y ladrón de tierras; y a su abuela Lina Ruz, bruja y hasta adúltera.

Entre esos autores, su propia media-hermana Alina Fernández Revuelta, quien reclama ser hija de Fidel Castro y en sus memorias asegura eso de sus supuestos abuelos.

"No he visto nada igual. Porque está bien que aquí se hable mal de Fidel y de Raúl, con toda razón, como lo hago yo también, pero no tienen que meterse con los padres de ellos. Aquí no respetan ni a los muertos", enfatizó Francisca Pupo.

Lina Ruz no es culpable de nada

Durante años, la amiga de Juanita Castro, Ana Ely Esteva convivió diariamente con Lina Ruz: "¿Qué culpa tiene Lina de que sus hijos hayan implantado ese sistema? Si ella era la principal víctima de la Revolución, ¡Fue Lina!", afirmó.

Francisca Pupo comentó que para ella fue muy duro cuando escuchó hablar de forma negativa de sus abuelos. "Son calumnias, infamias", reiteró.

"No sé cómo personas pueden hablar esas barbaridades, esas mentiras y más acerca de una persona que no existe, que no puede defenderse, que está muerta ya", dijo Francisca Pupo. "Porque por lo menos, si a ti te dicen algo y tu estás viva, tu te defiendes; pero eso es una calumnia muy dura lo que se ha hecho con mi abuela".

Lo cierto es que de tanto repetir rumores en medio siglo, algunos de estos se han tomado como verídicos, y Juanita Castro tampoco se ha salvado, como lo explicó Tito Rodríguez, su amigo de toda la vida.

"Hay quienes se han fajado conmigo y me dicen que conocen al hijo de Juanita", comentó Rodríguez. El problema radica, en que Juanita jamás tuvo un hijo.